Estás leyendo

La retaguardia es la prioridad total para el próximo curso

ESPANYOL

La retaguardia es la prioridad total para el próximo curso

Diego Reyes y Óscar Duarte, jugadores del Espanyol.

RODOLFO MOLINA

DIARIO AS

Los tres porteros y tres defensas están en el aire. Además, Óscar Duarte no jugará hasta 2018 y Aarón puede recibir ofertas muy suculentas. El Espanyol puede necesitar hasta seis refuerzos.

La grave lesión de Óscar Duarte no solo desarma defensivamente al Espanyol en lo que resta de curso, sino que acarrea consecuencias para la próxima temporada. Entre su periodo de baja y la posterior recuperación, se antoja casi imposible que juegue hasta 2018. Y esa ausencia no hace sino empeorar una retaguardia que ahora ya, claramente, constituye la prioridad absoluta en el próximo mercado de verano. En una plantilla que ya se está planificando.

No en vano, los primeros pasos del área deportiva en la confección del Espanyol 2017-18 se están dirigiendo hacia el futuro de dos cedidos. El contexto es paradójico: mientras que con Diego López no existe ninguna opción de compra, el club es optimista en cuanto a su permanencia, algo que no sucede con un Diego Reyes tasado en siete millones. Tanto la entidad perica como su representante apretarán al Oporto para rebajar sensiblemente ese montante, pero los portugueses tienen la sartén por el mango.

Diego López y Diego Reyes constituyen, de hecho, el iceberg de los futbolistas de la zona defensiva cuya continuidad está en el aire. En la portería, la incertidumbre es absoluta: Roberto Jiménez probablemente no esperará al desenlace de su compañero para buscarse una salida en un club que le garantice más minutos y Pau López sigue en el Tottenham, predispuesto a ejercer su opción de compra por siete millones.

Diego López, abrazando a Diego Reyes.

Entre los zagueros, y al margen de Diego Reyes, todo indica que Víctor Álvarez no seguirá (termina contrato y por ahora no ha habido gesto para renovarlo), así como Rubén Duarte, aunque si gana algo de protagonismo de aquí al final de curso su destino podría cambiar. En total, seis jugadores de corte defensivo con un pie fuera a día de hoy.

A todo esto se une el hecho de que el Espanyol sabe que llegarán ofertas por Aarón Martín, y que alguna puede ser muy suculenta, tanto para el jugador como para el club, que con su venta contaría con muchos millones para reinvertir pero con otra demarcación que cubrir.

En el mejor de los casos, si pudiera el Espanyol mantener su estructura, necesitaría al menos tres fichajes: dos centrales y un lateral. Pero ese escenario es poco realista: lo más probable es que Jordi Lardín y su equipo técnico tengan que buscar en el mercado a un portero, dos o tres centrales (esto último, si se va Diego Reyes) y uno o dos laterales, en función de lo que pase con Aarón.

Vuelve el tramo en que marcaron el récord de imbatibilidad

Las alarmas defensivas coinciden con un momento que fue mágico en la primera vuelta, puesto que en este tramo estableció Diego López el récord de imbatibilidad del Espanyol, 586 minutos, superando los 550 que ostentaba Carlos Kameni.

Después de empatar a tres goles ante el Eibar, el Espanyol acabó sin recibir goles ante Betis (0-1), Athletic (0-0), Alavés (0-1), Leganés (3-0) y Atlético (0-0), y quebró su récord en los instantes finales de la visita del Sporting (2-1) a Cornellà. Lo positivo es que están disponibles los cuatro integrantes de aquella defensa: Víctor Sánchez, David López, Diego Reyes y Aarón Martín.

0 Comentarios

Mostrar