Estás leyendo

La grave lesión de Óscar Duarte modifica el plan de Quique

ESPANYOL

La grave lesión de Óscar Duarte modifica el plan de Quique

David López y Kike García.

AMAIA ZABALO

David López volverá atrás y Rubén Duarte será el tercer central. La dirección deportiva no fichará ahora, pero en verano deberá traer dos centrales.

Barcelona

Le había costado a Quique Sánchez Flores modificar la posición de David López, central postizo en el inicio de curso de un Espanyol que encontró en el canterano el líder perfecto para crecer desde la defensa. Pero, seis partidos después de que el técnico haya confiado en Óscar Duarte y Diego Reyes como dupla de centrales, la grave lesión del costarricense le obliga nuevamente a modificar su plan y regresar al punto de origen.

David López pasará nuevamente a ser el central titular acompañando al mexicano. Una pareja que le ha funcionado al equipo, causante de la gran racha de resultados que enlazaron los blanquiazules para concluir la primera vuelta entre los diez primeros clasificados. Con ellos en el campo, el Espanyol logró permanecer cinco partidos seguidos sin recibir goles, entre ellos el 0-0 obtenido en el Vicente Calderón.

El movimiento de piezas del Espanyol tambiénb afecta al otro Duarte. Rubén, que hasta la fecha apenas ha participado en dos partidos del campeonato (100 minutos), se convertirá en el tercer central del equipo.

Una zona de contratiempos

A la defensa la ha mirado un tuerto. La mayoría de las lesiones o de los contratiempos se producen en esa zona del campo. Antes de lesión de Óscar Duarte, se produjeron dos lesiones de varias semanas, como las de Javi López, Víctor Sánchez o el propio central costarricense. Además, hay dos centrales que empezaron el curso de blanquiazules pero que abandonaron rápidamente la entidad en agosto, como son Michahel Ciani y Ávaro González. Ambos jugaron las dos primeras jornadas.

Lesión y futuro

Óscar Duarte, quien sufre una rotura del ligamento cruzado de la rodilla izquierda, lo que le mantendrá de baja alrededor de ocho meses (reaparecía a finales de 2017 o ya en enero si todo va según lo previsto), espera fecha de operación para empezar cuanto antes la recuperación. Hasta que la zona lastimada no se desinflame no se podrá fijar una fecha de intervención quirúrgica.

Esta baja trastoca también los planes de la dirección deportiva. La entidad no se ha planteado traer a algún futbolista que ocupe esta demarcación para finalizar el curso (podría hacerlo ya que se permite dar de alta a un nuevo jugador en caso de que haya una baja por lesión grave), pero sí que deberá ponerse las pilas en el próximo mercado de verano. Actualmente, el Espanyol no tiene un central natural en propiedad que empiece la próxima campaña: Diego Reyes es propiedad de Oporto y su precio es de siete millones a la espera de la negociación entre clubes y Rubén Duarte saldría del club este verano. Por eso mismo, es probable que el club se vea obligado a fichar dos jugadores de garantías para una demarcación que se ha convertido en el talón de Aquiles perico los últimos cursos.

0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar