Estás leyendo

Las siete claves que explican el récord del Madrid de Zidane

REAL MADRID

Las siete claves que explican el récord del Madrid de Zidane

El 12 de abril de 2016 el Real Madrid de Zidane sufrió su última derrota y desde entonces suma 39 partidos sin perder. Un giro en los resultados apoyado en unos pilares sólidos.Juventus-Real Madrid en directo .

El 12 de abril de 2016 el Real Madrid de Zidane sufrió su última derrota. El 2-0 en la ida de los octavos de final de la Champions cosechado ante el Wolfsburgo supuso el punto de inflexión y el inicio de la racha de partidos de invicto que ya alcanza los 39. Un giro en los resultados apoyado en unos pilares sólidos:

Paz social: Desde que Zidane se hiciera cargo del banquillo del Real Madrid pocos han sido los incidentes que han perturbado la armonía en el conjunto blanco. Los ruidos deportivos e incluso los extradeportivos han quedado en un segundo plano gracias al juego y a los resultados del equipo. Ni la sanción de la FIFA que prohíbe al Madrid fichar en el mercado invernal ha empañado la armonía en Concha Espina.

Títulos: Zidane ha logrado tres de los cuatro títulos a los que ha optado desde que se hiciera inquilino del banquillo de Concha Espina. La Champions ante el Atlético de Madrid, la Supercopa de Europa ante el Sevilla y el reciente Mundial de clubes de la FIFA han agigantado la figura y el prestigio de Zidane.

Gestión de los malos momentos: Los cuatro empates consecutivos cosechados al inicio de la temporada (Villarreal, Las Palmas, Dortmund y Eibar) fueron afrontados con tranquilidad y sin dudar del modelo. La goleada ante el Betis (1-6 en el Villamarín) devolvió al equipo a la senda de los triunfos.

Manejo de la plantilla: La política de rotaciones de Zidane le ha dado resultado y el buen rendimiento de los jugadores del banquillo le han permitido al francés repartir esfuerzos e integrar a los menos habituales en la dinámica del equipo. Kovacic, Isco, Nacho, Lucas Vázquez, Morata, Asensio o James en los últimos encuentros, han aprovechado sus oportunidades e incluso han sacado de algún aprieto al Madrid (Mariano ante el Deportivo, o Morata ante el Sporting de Portugal y Athletic). La meritocracia se ha instaurado con la llegada de Zidane y gracias a ello ha solventado sin sobresaltos las bajas por lesión que ha sufrido el Real Madrid.

Juego aéreo: La mano de Zidane ha mejorado el juego aéreo del Real Madrid y ha incrementado la eficacia (ofensiva y defensiva) en las jugadas a balón parado. La figura de Sergio Ramos con sus goles ante el Deportivo, en el Clásico del Camp Nou o en la final de la Supercopa de Europa es un claro ejemplo de ello. Varane, con cuatro goles esta temporada, también aporta soluciones en la estrategia. En esta temporada el Real Madrid sólo ha encajado dos goles de estrategia y ha marcado ocho, el que más de toda la Liga.

La defensa: El Real Madrid es el segundo equipo menos goleado de la Liga, con 14 goles encajados y sólo superado por el Villarreal. Además, la aportación ofensiva de Danilo, Carvajal, Ramos, Pepe, Nacho, Marcelo y Coentrao suma 14 goles y 15 asistencias esta temporada en todas las competiciones.

Aciertos tácticos: Zidane ha demostrado su criterio táctico en plazas complicadas como el Calderón, el Camp Nou o el reciente partido copero ante el Sevilla. En el Derbi maniató a Simeone y las titularidades de Isco y Lucas Vázquez cimentaron un claro triunfo. El malagueño desarboló el centro del campo atlético y el canterano aportó trabajo en ataque y en defensa, donde secó a Filipe. El Madrid manejó la pelota y cuando el Atlético intentó la reacción el conjunto de Zidane sentenció a la contra. En el Clásico del Camp Nou volvió a utilizar a Lucas Vázquez ante la ausencia de Bale. Retrasó unos metros la posición del canterano para reforzar la línea Modric-Kovacic-Isco. La medular madridista superó a la línea de tres centrocampistas de Luis Enrique (André Gomes, Busquets y Rakitic). En el partido copero ante el Sevilla de Sampaoli, Zidane manejó con criterio la ausencia de la BBC. Casemiro, Kroos y Modric contaron con el apoyo de James y Asensio en los costados. Una maniobra que descompuso al conjunto sevillista.

0 Comentarios

Mostrar