Estás leyendo

“En mi modelo de club existe la figura del director deportivo”

REAL MADRID | RAÚL

“En mi modelo de club existe la figura del director deportivo”

En Central Park sólo el sonido lejano de alguna sirena nos recuerda que estamos en Manhattan. Raúl es el Madrid mismo y espera volver.

—¿Cómo es el nuevo Raúl?

—Alguien diferente. No tengo la competición, pero sí mi dosis de emoción con este proceso de abrir una oficina de LaLiga y ver cómo crece poco a poco.

—¿Se siente cómodo moviéndose en la otra cara del fútbol, en la de la industria?

—A día de hoy estoy contento con esto. Ha sido mi elección. Estoy aquí porque quiero, nadie me ha obligado. Pienso que me puede ayudar mucho para mi futuro. Estoy en contacto con el lado business, pero también muy en contacto con muchos equipos españoles, organizando torneos, hablo con la federación de EEUU, con la MLS, veo partidos, a veces me meto con algún grupo para estar en el campo y ayudar en los entrenamientos...

—Toca todos los palos.

—Estoy tanteando el terreno para ver qué me gusta dentro de tres o cuatro años. Entonces, tendré una gran visión global.

Valdano dice que en este proceso de globalización que impregna al fútbol los sistemas han ganado al regate. ¿Está de acuerdo con él?

—Hay mucha gente preocupada por los sistemas. Lo importante será, primero, saber qué jugadores tienes. Y luego saber dar libertad a los buenos futbolistas para que puedan desarrollar su fútbol. Seguro que ahora hay muchos jugadores encorsetados. Hay mucho miedo a perder. Veo partidos en los que digo: “¿Qué estáis haciendo?”. “¡A esto se juega para ganar!”.

—¿Tiene esa sensación?

—Hay partidos aburridos. Todo está muy estudiado. Hay poca improvisación. No digo que el resultado no sea importante, pero yo creo en dinámicas como la de Chile. Van a por el partido, y van, hasta que consiguen ganar.

—¿Y el Atlético o el Leicester, que metieron cabeza entre los grandes por su sistema férreo?

—No hay que quitar mérito a lo que hacen. Y le digo más, los que tenían potencial para jugar muy bien, tampoco lo hicieron. El Atlético tiene una forma de entender el juego y le ha dado resultados en los últimos años. Han ganado la Liga, dos finales de Champions, campeones varias veces de la Europa League. Su gente tiene motivos para sentirse orgullosa de ese equipo.

Atlético

"No hay que quitar mérito a lo que hace el Atlético; los que pueden jugar bien, no lo hacen”

—¿Se equivocó Xavi al decir que un equipo grande no podía jugar como lo hace el Atlético?

—Cada uno tiene que buscar su camino para conseguir sus objetivos. Los equipos grandes tienen la obligación de ganar. Pero en mi época, en el Madrid, con eso no bastaba. No servía. Teníamos un compromiso con el buen juego. El Atlético eliminó al Barça, al Bayern y estuvo a punto de ganar la Champions. Parece que ahí hay algo muy sólido.

—¿Usted se siente más cercano al fútbol que hace Guardiola o al de Simeone?

—Me gusta ver más un fútbol ofensivo, dinámico y en el que vas a buscar el partido desde el primer momento. Me siento más cerca de eso, pero respeto y valoro mucho lo que hacen otros y que sean capaces de competir. También soy de los que digo que me gustan los equipos, hay que tener un balance y un equilibrio. ¿Cómo no voy a respetar a los que hacen eso, defender bien y ser capaces de, en cinco segundos, meter un gol a la contra? Créame, eso necesita muchas horas de entrenamiento.

—¿Entonces?

—Hay que buscar la emoción de la gente. La semifinal entre el Madrid y el City fue muy aburrida. El Madrid jugó bien a ratos, el City también, pero hubo momentos en los que decías: “No quieren perder. Tienen miedo”.

—¿Hay un entrenador en Raúl?

—Mucha gente a mi alrededor me dice que sí. Yo todavía no lo he sacado del todo. Pero cuando estoy en el campo, con los chavales, disfruto mucho. Eso sí lo puedo decir. Así que tendré que hacer caso a la gente que me rodea, los que me conocen, que dicen que hay una parte de entrenador en mí. Habrá que esperar a ver si sale o no.

—Defina cuál sería su idea de juego...

—No es lo mismo entrenar en un equipo que va a estar peleando la liga de su país, o la Champions, que por la permanencia. El fútbol hay que entenderlo desde todas sus dimensiones.

—Paco Jémez se mantuvo muy fiel a su idea con el Rayo...

—Yo estoy abierto a todo. Ser entrenador es una profesión complicada, y el fútbol es tan grande y tan maravilloso porque hay muchísimos caminos para llegar a la meta. Si tengo que elegir, pues elegiré el Bayern de Guardiola, lo que ha sido el Madrid en algunos momentos últimamente, el Borussia de Klopp... Pueden ser estilos diferentes, pero los tres eran equipos que iban adelante y como aficionado, me gustaba. Pues ese es el resumen. Yo creo más en los jugadores que en el sistema.

—¿Cuándo fue la última vez que habló con Guardiola?

—Hace tiempo, la verdad.

Guardiola

"Es un técnico que se reinventa cada temporada, cada mes, cada partido”

—¿Va a cambiar el modo de jugar en Inglaterra?

—Podrá rematar el proceso que se inició con Wenger o Pellegrini. Es otro reto para él. No ganó la Champions con el Bayern, pero muchos aficionados, tanto del Bayern como de la Bundesliga, han disfrutado con su forma de entender el fútbol. E incluso la selección alemana, en muchos momentos, ha copiado la forma en la que muchas veces él actúa. Pep, al final, se reinventa cada temporada, cada mes, cada partido. Estoy convencido de que Pep va a hacer disfrutar a los aficionados del City.

—Usted no veía a Zidane siendo entrenador cuando ambos estaban en activo. ¿Por qué?

—Son sensaciones que uno tiene. Era poco comunicativo… No sé, no le veía como entrenador. Hay veces que ves a jugadores discutir sobre aspectos del juego con otros compañeros y él no lo hacía. Pero lo tenía dentro y ha sido como un proceso. Estuvo en diferentes áreas del Madrid, luego con Ancelotti... Al final decidió que quería ser entrenador. Fue al Castilla y le ha llegado la oportunidad. Ahora están todos muy contentos. Y lo que sí puedo decir es que desde que está en el primer equipo le noto cada vez más entrenador.

Idea de juego

"Si tengo que elegir una idea de juego diré que el Bayern de Guardiola, aquel Borussia de Klopp y a veces, el Madrid”

—¿Por qué es tan difícil entrenar al Madrid?

—Hay una gran presión mediática y, sobre todo, manejar ese vestuario con tantos jugadores tan importantes en el que todos creen que tienen que jugar, que por otro lado es como tiene que ser, pues no es fácil. Y Zidane en eso ha hecho un gran trabajo. Ya lo había vivido con Ancelotti.

—¿Cuál fue su gran acierto?

—Hacer creer a los jugadores en su calidad y mandar el mensaje de que trabajando todos juntos era fácil ganar la Champions y difícil que nadie les ganase.

—Él tiene lo que tendría usted, el respeto de los jugadores…

—Posiblemente, está claro. Si yo fuese otra vez jugador, me metiese ahí y me hablara Zidane… Seguro que lo poco que dice tiene mucho sentido. Yo cada vez le veo más suelto y mejor en esa posición, y manejando el ambiente. El año que viene va a ser un gran reto para él porque esta vez sí va a planificar la plantilla.

—¿Son muchos once entrenadores en trece años?

—Son muchos… Yo siempre lo digo: he tenido más entrenadores que años en el Madrid. Y algunos por repetido: Capello y Camacho, dos veces. Creo que son 18 o 19…

Su futuro

"Hay mucha gente que dice que hay un entrenador dentro de mí; habrá que esperar para ver si sale o no”

—¿No es cosa de Florentino?

—Mis primeros seis años fueron: Valdano, Arsenio, Capello, Heynckes, Camacho, Hiddink, Toshack… Me salen siete u ocho. Y llegó Del Bosque, que fue el que más tiempo estuvo.

Entrenadores

"Once técnicos en los últimos 13 años en el Madrid son muchos; yo tuve más entrenadores que años en el club”

—¿Qué perdió el Madrid con la salida de Del Bosque?

—Siempre que se echa la vista atrás hay que pensar en todo lo bueno que dio Vicente. El Madrid venía de cuatro o cinco años de una gran inestabilidad y él supo encauzar al equipo y formar un conjunto sólido, en todas las facetas. No había ninguna fisura. Prescindir de él fue una decisión del club. Posiblemente ahora, reflexionando, sabemos que no fue la mejor. Pero en el mundo del fútbol, y en la vida, uno tiene que tomar decisiones en el momento. No puedes estar mirando hacia atrás. Con la Selección, Vicente hizo igual. Supo dar continuidad al trabajo que había hecho Luis Aragonés y, después del traspiés de Brasil, con un cambio generacional en algunas posiciones, se ha vuelto a hacer un equipo competitivo (La entrevista se realizó con España participando en la Eurocopa y deslumbrando aún con su juego).

—¿Podría haber sido Del Bosque el Ferguson del Madrid?

—Sí… Bueno… Pues podría ser. El perfil que tiene Del Bosque es para estar mucho tiempo en un club, y sobre todo en un club como el Madrid o la Selección. Pero nunca lo sabremos.

—¿Le gustaría serlo a usted?

—Yo creo que a veces los cambios son buenos. Puede verse todo lo que Ferguson ha hecho bueno en el Manchester, pero luego puedes ver a Wenger y hay gente que discute tanta durabilidad en el cargo. Ahora la exigencia es mucho mayor. Mire el Atlético. Simeone exige mucho, pero cambia unos cuantos jugadores todos los veranos. Con ciclos de tres, cuatro o cinco años llega un momento que te puedes…

—Te puedes quemar.

—O no. Puede ser que un entrenador tenga esa capacidad y que vaya de la mano con el club. Porque, para que eso pase, la relación mánager, entrenador y club tienen que ir muy de la mano. Y se tienen que ir reinventando todos a la vez. Si no, sería imposible. Siempre llega un momento en que el entrenador se agota, es ley de vida.

—¿Necesita el Madrid un director deportivo?

—De momento… es una pregunta para el presidente.

—Pero usted tendrá una opinión al respecto...

—Yo creo que tener un director deportivo es importante. Alguien que facilite la comunicación entre el club y la plantilla, y su planificación. Pero no sólo en el Madrid, sino en todos los equipos. Es una estructura que yo mantendría siempre. En el Madrid ahora no hay, y aún así ha conseguido ganar la Copa de Europa. Pero creo que es muy necesario para que el entrenador esté a lo suyo. A mí me gusta el trabajo en equipo. Y para eso hay que tener una estructura que abarque todo y en la que haya una comunicación fluida.

—¿El caso Cheryshev pudo suceder por la ausencia de esa figura?

—Puede ser… Si hubiera habido un departamento más ‘hecho’ puede que no hubiera pasado. Pero también podía haber pasado teniéndolo, quién sabe. Lo que digo es que sí creo en esa estructura con director deportivo, porque ayuda mucho al entrenador si todos están en la misma sintonía. Sucede que, por mucha gente que pongas, si no estás en la misma sintonía, apaga y vámonos.

—¿Diría usted que el Madrid necesita fichar a Pogba?

—Uuuhh, no sé. A ver, es un gran jugador y seguro que el Madrid y su cuerpo técnico habrán valorado dónde puede actuar con el actual sistema.

—¿En qué línea cree usted que puede mejorar el Madrid en este mercado?

—¡Puff! El equipo está hecho. Otra cosa es que quiera tener recambios. Para mí el camino está marcado, y se ha ganado la Champions. Así que...

Uno de los aciertos de Zidane fue meter a Casemiro.

Equilibro

"Zidane ganó todo con gente como Makelele o Petit; sabe que alguien tiene que dar equilibrio”

—Claro, es que Zidane ha ganado Mundiales, Eurocopas y Champions… Y pregúntele por qué las ha ganado.

—¿Por Makelele?

—Por Makelele, y en Francia también por Petit y Deschamps…

—¿Necesita el Madrid otro Makelele?

—Tiene que haber un equipo, un equilibrio, un balance, y hay jugadores que te lo pueden dar. Hay veces que no se da el partido para que estés todo el rato atacando. Y ese equilibrio te lo da un jugador.

—¿Sufrió el Madrid mucho cuando se fue Makelele?

—Perdone, el Madrid también ha jugado muy bien con Kroos, Modric y James en el medio. Mire en la Décima, el jugador balance era Di María. Volviendo a Casemiro, Benítez también lo metió en el equipo.

—Y lo quitó cuando llegó la hora de la verdad, ante el Barça, para complacer a Florentino.

—Era una pieza fundamental y desapareció. A lo mejor Benítez vio al equipo más rodado tras dos meses de trabajo y pensó que todo se sostendría sólo con los futbolistas de mejor pie. Pero, teniendo los tres monstruos de arriba (por la BBC), Casemiro encaja bien en el Madrid.

Pogba

"Cualquier equipo querría tener a Pogba: tiene calidad y físico para bajar a defender”

—¿Y Pogba?

—Pues tiene físico y puede hacer el balance defensivo. Es un jugador importante. Habrá que valorar precio y condiciones. Pero lo querría tener el Madrid y cualquiera...

0 Comentarios

Mostrar