Estás leyendo

Leo Messi no podrá evitar la ‘foto de la vergüenza’ en el juzgado

BARCELONA

Leo Messi no podrá evitar la ‘foto de la vergüenza’ en el juzgado

Según el juez, el futbolista argentino del Barcelona conocía los contratos que su padre firmó con diversos patrocinadores y por tanto le citará al banquillo de los acusados.

Leo Messi tendrá que sentarse en el banquillo de los acusados. El titular del juzgado de instrucción número 3 de Gavà ha rechazado la petición de la fiscalía de archivar la acusación de fraude fiscal contra Leo Messi y ha ordenado seguir la causa, por la que el internacional argentino queda a las puertas de ir a juicio junto a su padre Jorge Messi por tres delitos contra Hacienda. En consecuencia, Messi deberá asumir, siempre y cuando no prosperen los recursos, la ‘fotografía de la vergüenza’ que tanto ha tratado de evitar y deberá sentarse en el banquillo junto a su padre.

Es más, expertos legales consultados por este diario dan como más que probable que el veredicto del juez sea contrario al futbolista del Barça y que éste, además de la multa económica, sea condenado a dos años de cárcel, una condena que al carecer de antecedentes penales le evitará entrar en prisión.

La base de esta condena radica en el hecho de que el jugador, siempre según el auto del juez de veinte páginas, “conocía y consentía” las operaciones que se realizaban en su nombre en contra de la declaración en la vista previa que realizaron tanto él como su padre en la primera visita al juzgado de Gavà.

“La plata la maneja mi padre, yo de eso no sé nada”, fue el argumento de Messi que fue corroborado por su padre cuando acudieron a declarar al juzgado de Gavà entre aplausos el pasado 17 de septiembre. En esta estrategia, elaborada en un principio por el despacho de abogados Juárez Veciana, se intentaba evitar que Leo Messi se sentara en el banquillo de los acusados y se refrendaba que fue el padre del jugador quien organizó la trama de cobros sin declarar.

En un principio, la fiscal Raquel Amado, encargada del caso, no dio pábulo a este planteamiento y en su informe de junio del año pasado imputaba al futbolista del Barça porque “con la finalidad de burlar esa obligada tributación, la obtención de tales ingresos por parte de Lionel A. Messi fue ocultada a la Hacienda Pública mediante una estrategia que consistió en simular la cesión de sus derechos de imagen a sociedades puramente instrumentales en paraísos fiscales”.

En el informe de la fiscal se detallaba cómo los derechos de imagen que el jugador percibió entre 2007 y 2009 por parte de las empresas Adidas, FC Barcelona, Fin.Esse, Banco Sabadell, Pepsi/Players, Carvajal, El Cid, Konami, Aspire, Danone, Telefónica/Players, Procter&Gamble, Bico, Globalia, Gobierno de Uzbekistán y el de Kuwait se cobraron en paraísos fiscales situados en Belice y Uruguay. Al ser Leo Messi un ciudadano con pasaporte español, estas cantidades deberían de haber sido tributadas en España.

Pagos. A lo largo de este último año, Messi se ha puesto al día con Hacienda pagando declaraciones complementarias y las multas que conllevaban para saldar así su deuda con el fisco español. Tanto ha sido así, que Messi se ha convertido en el ciudadano que más ha pagado a la Hacienda española en un solo año ya que este último ejercicio ha desembolsado 53 millones de euros a la Agencia Tributaria según publicó en su día el diario El País.

Con esos pagos más la declaración de su padre inculpándose de todo, Leo parecía estar lejos de la foto del banquillo que el juez no le perdonará.

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar