Estás leyendo

Luis Suárez: nueve partidos de sanción y cuatro meses sin jugar

GRUPO D I URUGUAY

Luis Suárez: nueve partidos de sanción y cuatro meses sin jugar

Los encuentros son con su selección, pero el tiempo de castigo también con clubes: el Liverpool no podrá utilizarle hasta que cumpla la sanción, pero sí traspasarle. Uruguay no recurrirá antes de octavos ni pedirá la cautelar. El jugador volverá en breve a su país.

Joseph Blatter ha anunciado que la sanción para Luis Suárez por morder a Chiellini es de nueve partidos oficiales con su selección y cuatro meses sin jugar al fútbol en ninguna competición, sea de selecciones o de clubes. De esta forma, no podrá actuar con el Liverpool hasta finales de octubre, aunque sí podrá ser traspasado a otro club este verano. Además le multa con 100.000 francos suizos (82.229 euros). La Federación Uruguaya ya ha anunciado que recurrirá, aunque no lo hará antes del partido del sábado de octavos ante Colombia. Uruguay no pedirá la cautelar y elaborará su informe con tiempo para hacerlo de la forma más completa posible con el objetivo de que se le rebaje la sanción. El jugador volverá en las próximas horas a su país.

El comité de disciplina de la FIFA fue implacable y el delantero no jugará más en el Mundial y también se perderá la Copa América del próximo año, en Chile. El comité entró de oficio por entender que la jugada era de la suficiente gravedad y el protagonista de notoria reicidencia como para hacerlo. Hay que recordar que el árbitro no señaló nada en la acción polémica que después dio la vuelta al mundo una vez vista la repetición.

Aparte del castigo deportivo, queda en el aire el futuro del jugador, que es objetivo de varios grandes clubes europeos, entre ellos el Barcelona. La FIFA causó alarma al decir en su comunicado que la sanción de cuatro meses "prohíbe a Luis Suárez ejercer cualquier clase de actividad relacionada con el fútbol (administrativa, deportiva o de otra clase)", lo que hizo creer en un primer momento que el uruguayo no podría ser traspasado en esos cuatro meses. Pero el organismo aclaró luego que sí puede ser vendido. Eso sí, cualquier club interesado tendrá que asumir que, salvo que triunfe el recurso, no podría alinear al delantero hasta finales de octubre.

Después de recibir la defensa del jugador y la federación uruguaya, en la que alegaron que fue un choque y que no hubo intención alguna de morder, el comité se reunió el miércoles por la noche en un hotel de Copacabana por alrededor de una hora para deliberar sobre el asunto. Al final se determinó que fuera castigado con nueve encuentros por vulnerar los artículos 48 y 57 del Código Disciplinario.

Claudio Sulser, presidente de la Comisión, explicó la decisión: "No se puede tolerar este tipo de comportamiento en un terreno de juego, especialmente durante el Mundial, cuando millones de personas tienen la vista puesta en los jugadores. La decisión ha entrado en vigor en el momento en el que se ha comunicado". 

Es la tercera vez que Luis Suárez es sancionado por algo parecido. Anteriormente le pusieron siete partido cuando mordió a Bakkal siendo jugador del Ajax y después otros diez cuando hizo lo propio con Ivanovic jugando ya con el Liverpool. Una operación de rodilla había puesto en duda su participación en Brasil, pero, tras recuperar milagrosamente a tiempo, ha sido su mordico a Chiellini y la consecuente sanción lo que le van a impedir seguir jugando el Mundial con su selección.

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar