Garitano: "Nos faltó ambición y humildad desde el minuto uno"

TOLEDO 3 - LEGANÉS 0

Garitano: "Nos faltó ambición y humildad desde el minuto uno"

Garitano: "Nos faltó ambición y humildad desde el minuto uno"

El entrenador del Leganés carga contra la actitud de su equipo en la goleada encajada en Toledo: “A la goleada no le doy importancia; a estas carencias, sí”.

Asier Garitano abandonó el Salto de Caballo en Toledo con ánimo calmado. Al pie del autobús que llevaba al Leganés de vuelta a casa, su gesto parecía relajado. Nada en su mirada desvelaba que, sólo media hora antes, los suyos habían caído goleados ante un Segunda B en el último partido de pretemporada, a sólo seis días de empezar la Liga contra el Alavés. Tres a cero, para ser exactos. La segunda derrota de un sábado que empezó contra el Atlético. También con derrota.

Pero frente a los rojiblancos hubo actitud. Ganas. Entrega. Lo que faltó luego a la noche. Carencias que encresparon el verbo del preparador de Bergara apenas comenzaron las preguntas sobre lo sucedido en la ciudad imperial.

“A la goleada no le doy importancia”, empezó a explicar a AS, único medio presente en la trastienda del estadio. “Le doy importancia a la falta de humildad y de ambición que ha mostrado el equipo desde el primer minuto. Una vez te falta eso, luego lo otro es consecuencia”, comenzó a disparar sin alzar la voz, pero con la rotundidad de sus opiniones pegada a cada palabra.

“Entiendo cómo va la pretemporada, cómo ha ido la mañana, cómo va la tarde… pero no me han gustado las actitudes. Jugar mal al fútbol hemos jugado muchas veces, muy mal, también muchísimas veces, pero nos ha faltado humildad en situaciones. Esa autoexpulsión de Erik Morán, la situación que se ha dado luego con la entrega de trofeos, eso es lo peor, lo que me menos me gusta por encima del resultado”, dijo refiriéndose a dos episodios concretos.

El primero habla de cómo Erik Morán vio la roja a falta de quince segundos para el final del partido por una entrada a un contrario. El segundo se refiere a cómo, durante casi cuatro minutos, no ha habido representante alguno del Leganés que haya subido al palco a recoger la copa de subcampeón del trofeo de ferias que se disputaba. Primero se anunció la presencia del capitán, Mantovani. Finalmente fue Raúl García el encargado de recoger el trofeo.

Garitano siguió con la explicación. “Nos ha faltado humildad, estar preparados para poder jugar. Y en esa falta de ambición, de humildad, el máximo responsable soy yo. Porque siempre soy el máximo responsable de todo y hoy no habré sabido motivar a la gente para afrontar un partido”, se autoculpó.

En la segunda parte la imagen del Lega fue algo mejor. Al menos se notaron menos las carencias de ímpetu. “¿Qué si les he dicho algo al descanso? No me acuerdo…”, empezó a vacilar Garitano con su habitual sorna norteña. Repreguntado por una posible ‘Garitanina’, algo admite. “Seguramente algo les habré dicho, sí. ¿Garitanina? No…tranquilo. Tranquilo…”, desveló.

Lo sucedido, sin embargo, no tendrá consecuencias en el debut liguero. “No me va a condicionar a la hora de hacer el once contra el Alavés. Para eso soy bastante tranquilo. En esto había componente físico y de otras situaciones. A partir de mañana que acabamos pretemporada, día de fiesta y a seguir. No me condiciona para el viernes”, insistió.

Cuestionado por el posible fichaje de Iturbe (el Leganés negocia con la Roma la llegada de este atacante paraguayo), el preparador tiró de sorna. “¿Iturbe? Ni idea. Sí, le conozco de oídas. Lo he leído en el periódico que lo querían muchos equipos. No tengo ni idea de si es alto, pequeño… No lo sé”, zanjó antes de subir las escaleras del bus y encabezar el retorno a casa de la expedición pepinera.

0 Comentarios

Mostrar