Adiós a Herzlake, el idílico cuartel estival del Espanyol

ESPANYOL

Adiós a Herzlake, el idílico cuartel estival del Espanyol

Adiós a Herzlake, el idílico cuartel estival del Espanyol

Aselager-Muehle

Sin nada alrededor más allá de árboles, un río y el deambular de las bicicletas, ha preparado el Espanyol la temporada en un entorno idílico y bucólico a unos 20 grados de temperatura.

Herzlake (Alemania)

Herzlake, cuyo nombre contiene la palabra “corazón’, se ha convertido en el lugar donde el Espanyol 2017-18 ha empezado a latir con la velocidad de un joven y la regularidad de un adulto. Quique Sánchez Flores y su cuerpo técnico han asentado los conceptos para el curso entrante, un refuerzo de los que ya sirvieron para obtener la octava plaza el curso pasado, en un paraje idílico.

Situado en la región de la Baja Sajonia, el cuartel general del conjunto perico durante esta semana se encuentra literalmente envuelto en silencio. En una llanura sin viviendas ni comercios (el pueblo más cercano, el propio Herzlake, está situado a cinco kiómetros, y con sus 4.371 habitantes no destaca precisamente por su bullicio), y sin más compañía que sendas ideales para circular en bicicleta, un río y el característico y bicentenario molino que da nombre al hotel de concentración, Aselarger. 

Los exteriores del cuartel general perico.

Además de la tranquilidad absoluta y del bucólico entorno, ha gozado el Espanyol del mejor confort. Se lo brinda, principalmente, un campo de entrenamiento de medias oficiales de la FIFA cuidado hasta el último detalle (el jardinero incluso ha presenciado los entrenamientos por si era necesario algún retoque sobre la marcha), situado a únicamente 50 metros de la puerta del hotel. Todo un lujo para los futbolistas, acostumbrados a tener que tomar el autocar en la mayoría de estadías para ir a entrenarse.

El propio hotel dispone de un ‘spa’ con saunas, sala de masajes y tanto una piscina como pistas de tenis, todo cubierto. Además, el Espanyol envió una avanzadilla para acondicionar otras salas para el material y los masajes, además de llevar su propia dieta. Y todo ello, en un clima ideal, que no supera los 25 grados.

La piscina del hotel.

Seis sesiones, un partido y 370 kilómetros

Por lo avanzado de la pretemporada a diferencia de otros años (normalmente, la estadía llega en la segunda o tercera semana de trabajo, no en la cuarta) y sobre todo por el número creciente de lesionados, los seis días del Espanyol en Herzlake no han resultado especialmente sacrificados.

Quique Sánchez Flores inició la estadía con un plan inicial de ocho sesiones, pero acabó suspendiendo un par: el miércoles, la mañana del amistoso ante el Twente, y el jueves, en que concedió la tarde libre a la plantilla. En total, por tanto, han sido seis sesiones, un número razonable teniendo en cuenta que solo dos días (el martes y el viernes) han sido dobles.

A las piernas de los jugadores hay que añadir el citado (y accidentado) partido contra el Twente, en un estadio bastante desangelado como el de Goor y los kilómetros recorridos. Fueron 110 el primer día desde Bremen a Herzlake, 240 para jugar en Holanda el amistoso y 220 los que trazaron este sábado para recalar en Hamburgo.

Felix Magath lo convirtió en el lugar del "dolor"

Por suerte para los jugadores del Espanyol, su estancia en Herzlake nada ha tenido que ver con la leyenda negra que este lugar de concentración tiene para futbolistas de conjuntos alemanes, habituados también a entrenarse junto al hotel Romantik Aselager. La culpa de todo ello la tiene Felix Magath.

El exfutbolista, subcampeón del Mundo con Alemania en 1982 y 1986, y entrenador (actualmente al mando del Shandong Luneng Taishan chino) se llevó a varios equipos hasta Herzlake. Pero ninguno como lo sucedido cuando dirigía al Werder Bremen, en la temporada 1998-99. Su plantilla no había comenzado demasiado bien el curso y necesitaba un impulso para reponerse. Así que Magath aprovechó el parón de la Bundesliga, en enero, para recalar en los bosques de la Baja Sajonia. Y fue literal, porque fue entre los interminables árboles y por caminos de tierra por donde mandó correr una y otra vez a sus jugadores, hasta la extenuación. En algunas ocasiones, incluso cargando balones medicinales, para hacer aún más soporífera la paliza física. Los futbolistas acababan cada sesión al borde del desmayo, hasta el punto de que aquella estadía convirtió Herzlake, el pueblo del “corazón”, en otro apodo que todavía recuerda cualquier futbolero en Alemania: el lugar del “dolor”.

Magath también acudiría años más tarde como entrenador del Schalke 04, y el propio Werder Bremen ha regresado con entrenamientos más ligeros (el año pasado, sin ir más lejos), así como Gladbach, Mainz, Eintracht de Frankfurt, PSV Eindhoven y, con frecuencia, la Sub-18 y Sub-21 germanas. Y ahora, también el Espanyol.

Jurado, atendiendo a la prensa ante el molino de Herzlake.

LaLiga Santander

Clasificación PTS PG PE PP
7Eibar 0 0 0 0
8Espanyol 0 0 0 0
9Getafe 0 0 0 0
Clasificación completa
Próximos partidos
Sevilla - Espanyol S-19/08 22:15
Espanyol - Leganés D-27/08 18:15
Barcelona - Espanyol D-10/09 17:00
Calendario

*Datos actualizados a fecha 6 de agosto de 2017

0 Comentarios

Mostrar