El Chelsea amenaza el futuro de Diego López en el Espanyol

ESPANYOL

El Chelsea amenaza el futuro de Diego López en el Espanyol

Diego López.

Gorka Leiza

DIARIO AS

Conte ya quiso llevarse a Diego López del Milán el pasado verano y ahora lo volvería a intentar si se va Courtois. "Vamos a ver qué pasa", resume el portero.Arsenal-Chelsea en directo

Aunque el Espanyol se muestra optimista sobre su continuidad y quedarse también es la primera opción del jugador, a Diego López no le faltarán candidatos para la próxima temporada. Y el más poderoso, a la vez que peligroso para los intereses pericos, puede ser el Chelsea.

El club ‘blue’, que pugna por proclamarse campeón de la Premier League con el Tottenham de Mauricio Pochettino, ya se interesó por los servicios de Diego López el pasado verano, cuando el portero dirimía sus opciones de futuro ante la falta de posibilidades que en el Milán le ocasionaba la irrupción del joven Gianluigi Donnarumma. Pero acabó recalando en el Espanyol, cedido sin opción de compra. Ahora Antonio Conte, entrenador del Chelsea, podría volver a intentarlo, si se acaba produciendo la marcha de Thibaut Courtois, que suena entre otros para el Real Madrid. Es decir, que lo tantearía para ser titular en un equipo que aspiraría a todo y que participaría en la Liga de Campeones.

El propio Diego López, en declaraciones al canal italiano ‘Sky Sport’, se mostraba este martes por la noche “satisfecho porque Antonio Conte pensara en mí”. “Tuve la oportunidad de ir al Chelsea el pasado verano, pero al final las circunstancias del traspaso no se dieron”, reconoció el guardameta. Y apostilló: “Ahora vamos a ver qué pasa”.

Diego López, ante el Leganés.

Las declaraciones de Diego llegan solo tres días después de que, tras la victoria del Espanyol ante el Leganés (0-1), el propio portero asegurara que quedarse en el club perico “es lo que queremos todos, y ojalá se resuelva positivamente. Yo soy feliz en Barcelona”, sentenció.

Paralelamente, y también en Butarque, el consejero delegado, Ramon Robert, se significaba “optimista” en poder alcanzar un acuerdo con el Milán para la continuidad del portero, cuyo contrato como ‘rossonero’ acaba en 2018. El culebrón no se debería prolongar en exceso, así lo desean todas las partes, pero el reciente cambio accionarial en el Milán no facilita la premura en las negociaciones.

0 Comentarios

Mostrar