Estás leyendo

James no se opera del hombro y enfada al Real Madrid

REAL MADRID

James no se opera del hombro y enfada al Real Madrid

Jugó la Copa América tocado del hombro, ha descartado operarse con Mikel Aramberri y se marchó de vacaciones. Kaká hizo algo parecido con el Mundial de 2010.

James Rodriguez acabó la Copa América Centenario el 23 de junio y se marchó de vacaciones con la decisión de no pasar por el quirófano para solucionar su problema del síndrome del hombro inestable. Optó por el tratamiento conservador pese a que el club le puso en contacto con el doctor Mikel Aramberri, uno de los mejores cirujanos en este tipo de lesiones. Pero durante estos días se han visto imágenes suyas jugando al fútbol en la playa y al voleibol con su mujer y unos amigos. Esto ha molestado en la entidad porque entienden que el hombro tocado puede resentirse. El futbolista podría seguir el camino de Kaká en 2010, que jugó el Mundial con la rodilla lesionada, se marchó de vacaciones y a su vuelta al trabajo tuvo que operarse.

Malestar en el club

La situación preocupa en los despachos porque no hay intención de vender al colombiano, pero Zidane sigue teniendo muchas dudas sobre su continuidad. Se desencantó con él en los 145 días que estuvo al frente del primer equipo (futbolistas como Isco o Lucas Vázquez sí que le convencieron y, además, tiene grandes expectativas con Asensio). No vio la implicación necesaria en James y entiende que tener a un futbolista top con el rol de suplente no es lo más adecuado (más si cabe si viene Pogba o André Gomes). El mediapunta regresará al trabajo el 25 de julio y ahí tendrá una conversación clave con Zidane. A día de hoy el futbolista pretende continuar, a pesar de los cantos de sirena del United o el PSG. Zizou tiene una patata caliente. Pero la forma en que James está encarando su problema en el hombro izquierdo puede complicar aún más su futuro en la entidad...

Kaká se fue de vacaciones y se operó a la vuelta en 2010...

Hacer un Kaká es jugar una competición internacional de selecciones a costa de tu club. Eso es lo que hizo el brasileño con el Madrid en el Mundial de 2010. Kaká fichó en la 2009-10 por 67 millones de euros y se perdió 14 encuentros de 48 por una misteriosa pubalgia. Eso sí, llegó supuestamente a punto a la cita de Sudáfrica. Pero desde el primer choque mundialista dio síntomas de alarma. Jugó ante Corea, Costa de Marfil, Chile y Holanda al 85% según la opinión de Runco, doctor de la selección brasileña. “Le infiltramos en el pie derecho y en el tendón del bíceps”, explicó. Con ese tratamiento el jugador arriesgó más de la cuenta porque esa ‘pubalgia’ escondía una lesión en el menisco izquierdo. Se fue de vacaciones y se presentó en EE UU con Mou, pero no podía entrenarse. Su médico personal, el brasileño Turibio Leite, le recomendó el quirófano. Y recurrió al belga Martens. “Debió avisar antes. Puso en riesgo su carrera”, dijo el cirujano. Kaká regresó con el Madrid 233 días después de operarse un 5 de agosto de 2010...

La cronología de su problema con el hombro izquierdo

17 de febrero. “¡Doctor, doctor, se me ha salido el hombro!”. Esas fueron las palabras de James al doctor Ximo Más en el minuto 62 del Roma-Real Madrid. Aguantó hasta el 82’ sobre el terreno de juego.

21 de febrero. James no juega de inicio el siguiente choque ante el Málaga por precaución. Acabó la temporada con un tratamiento similar al de Ramos. Se infiltraba cuando tenía dolor.

2 de junio. En el estreno de la Copa América, ante EE UU, cayó lesionado de nuevo en el hombro izquierdo. A los 8 minutos pidió el cambio.

8 de junio. Es titular en el siguiente partido ante Paraguay. “Yo con Colombia juego hasta cojo”, decía el futbolista. Pékerman encendió la luz de alarma: “A James se le agranda la cápsula y hay que hacerle una cirugía correctiva. El club fue informado”.

24 de junio. Empieza sus vacaciones en Miami (EE UU) y declina pasar por el quirófano.

0 Comentarios

Mostrar