Estás leyendo

2.026 madridistas húngaros a tope con la Duodécima

REAL MADRID

2.026 madridistas húngaros a tope con la Duodécima

En Budapest gozaron con el 4-1 a la Juventus.

Llenaron un pabellón de hockey y la organización fue modélica. En Hungría aman al Real Madrid gracias al recuerdo de Puskas.

En Budapest, una ciudad maravillosa que casi alcanza los dos millones de habitantes junto al Danubio, disfrutó de una manera singular de la conquista de la Duodécima. Todo aconteció en el Pabellón de Hockey sobre Hielo de Tüskecsarnok. La organización fue modélica. Todos pasaron por el cordón policial. Por eso están contabilizados. “Ni uno más, ni uno menos”, comenta a AS el presidente de le Peña Madridista Húngara, Dévai Mark Sebastian.

Seguridad. Para evitar incidentes, todos los asistentes pasaron por un torno que garantizaba la validez de la entrada puesta a la venta “para evitar que viniesen de otros equipos. Esta fiesta era sólo para madridistas”. En Budapest el recuerdo de Férenc Puskas sigue muy presente y por eso no fue difícil llenar las gradas del estadio de hockey sobre hielo con la numerosa colonia de vikingos que hay en el país magiar.

El ambiente fue in crescendo a medida que avanzaba el partido. De la euforia del 0-1 de Cristiano a la preocupación del 1-1 de Mandzukic fue sólo un pequeño paso. Pero el segundo tiempo cambió todo. “En el descanso algunos apostaban por una prórroga y penaltis, como en la final de Milán, pero nuestro Madrid dio una exhibición que nos enloqueció a todos”, añade Dévai.

Los goles de Casemito y Cristiano espantaron los miedos y empezó la fiesta en la Avenida Hevesy György. Fuegos artificiales, gritos de “Siiiiiuuuuu” y hasta un cántico compartido en perfecto castellano: “¡Campeones, campeones!”. El pitido final destaó la locura. Un estadio con 2.026 húngaros (récord en una celebración de fútbol para un equipo no húngaro) vibraba por la conquista de la Duodécima. En Hungría ya nadie duda en la dicotomía Madrid-Barça. Es el Madridismo sin fronteras

0 Comentarios

Mostrar