Estás leyendo

Inaugurado en Doha el primer campo del Mundial 2022

INTERNACIONAL

Inaugurado en Doha el primer campo del Mundial 2022

El Khalifa Stadium fue inaugurado ayer en Doha.

Handout

Getty Images for Qatar 2022

Albergó la final de la Emir Cup que ganó el Al Sadd de Xavi. Aún no está confirmado el número de estadios para la cita mundialista.

Doha

EI primero de los estadios que Qatar utilizará en el Mundial de 2022, el Khalifa Internacional, fue inaugurado ayer con la disputa de la Emir Cup. En la final del último torneo del curso en Qatar, el Al Sadd de Xavi Hernández se llevó el triunfo frente al Al Rayyan de Sergio García y Michael Laudrup. El duelo de españoles lo ganó el exbarcelonista, que fue decisivo en el tramo final del choque. Y es que Xavi robó un balón en la medular en el 91’ y dio un pase imposible a Hamroun para que éste marcase el definitivo 2-1 cuando todo parecía llevar a la prórroga. Antes de todo eso, Tabata adelantó al Al Rayyan (49’) y siete minutos después fue Al Haydos el que puso las tablas para los de Xavi. Con esta Copa, el exinternacional suma su segundo título con el Al Sadd y llega a los 30 a lo largo de su dilatadísima carrera.

Lo que quedó claro ayer es que la sensación de que la cuenta atrás hasta el primer Mundial en suelo árabe de la historia ya está en marcha. Quedan poco más de 2.000 días para que el balón ruede, pero cinco años antes de ese momento la organización ya tiene listo su primer estadio. El año que viene le seguirán los dos siguientes, Al-Bayt y Al-Wakra, que ya están en obras. Y así hasta llegar a tiempo a la cita mundialista y tener todo a punto. Los plazos de entrega de todas las infraestructuras se están cumpliendo con creces.

Alrededor de 40.000 espectadores abarrotaron el Khalifa para seguir el encuentro que más gente atrae en Qatar en toda la temporada. El calor asomó, pero el airea acondicionado del estadio, funcionó. Esa es otra de las novedades de este Mundial, que tendrá estadios refrigerados ante la amenaza del calor, pese a que en otoño, cuando se dispute el torneo (del 21 de noviembre al 18 de diciembre), las temperaturas suelen ser más suaves. Los qataríes quisieron ver en primera persona cómo ha quedado su estadio más popular (en el que juega la selección nacional y donde se han escrito sus mayores gestas) después de una remodelación que le permitirá cumplir con los requisitos FIFA. En él se disputarán en 2022 varios partidos de la fase de grupos y hasta uno de cuartos de final. Su capacidad real es de 48.000 espectadores, aunque para la FIFA se reducirá a poco más de 40.000 por cuestiones de seguridad y para poder aumentar las zonas VIP.

Lo que no está confirmado todavía es el número exacto de estadios que tendrá Qatar 2022. Aunque fueron entregadas 12 propuestas en un primer momento, lo ideal para FIFA es reducirlo a ocho o nueve. Sí se sabe que la final será en Lusail, con capacidad para 86.000 espectadores. En todo caso, todas las sedes del Mundial estarán ubicadas en Doha o sus alrededores, lo que lo convertirá en algo muy cómodo para jugadores y aficionados. No deberán cambiar de hotel, no tendrán que coger vuelos internos y podrán seguir más de un partido en el mismo día, algo impensable hasta ahora en cualquier otra cita mundialista. El metro, ya está en marcha, conectará todos los estadios.

El Khalifa es el punto de partida de un Mundial que tendrá los estadios más espectaculares jamás vistos en el torneo. “Todos los Mundiales tienen sus momentos de crítica y de posterior reconocimiento. Nosotros estamos trabajando muy duro en poder hacer un gran campeonato. Creo sinceramente que podemos albergar el mejor Mundial de la historia”, comentó Nasser Al Khater, asistente al secretario general de la organización.

El uso del aire acondicionado fue un éxito

Muchos de los temores a que se celebrase el Mundial en Qatar fueron sus altas temperaturas. Por ello, se cambió la fecha para trasladarlo a noviembre-diciembre, en lugar del habitual junio-julio, para coincidir con temperaturas más suaves. Pero si hubiera algún problema con el calor, ya hay solución. Ayer se estrenó la refrigeración del estadio Khalifa International, en la final de la Emir Cup, lo que hizo que se pasase de los cerca de 37 grados en el exterior a los 20 dentro del campo.

0 Comentarios

Mostrar