Estás leyendo

Rajada del técnico del filial del Espanyol contra el Barça B

ESPANYOL B-BARCELONA B

Rajada del técnico del filial del Espanyol contra el Barça B

Derrota del Espanyol B.

GORKA LEIZA

Los azulgrana ganaron en Sant Adrià (0-2) en un derbi enmarañado en la segunda mitad. El Barça B se adelantó de penalti y los blanquiazules acabaron con nueve.

Barcelona

El Espanyol B certificó en la tarde de ayer domingo su descenso a Tercera después de caer en el derbi matinal ante el Barcelona B y el empate que logró el filial del Levante. Un penalti en el minuto 78 de partido transformado por Gombau le dio los tres puntos al líder del Grupo III de Segunda B y condenó a un Espanyol que pudo ponerse por delante en la primera mitad, pero que empezó a verse superado por los azulgrana tras el descanso, cuando el partido empezó a enmarañarse y ambos equipos a cargarse de tarjetas, hasta que el Espanyol B, fruto de la impotencia, acabó con nueve jugadores. Un empate del Atlético Levante ante el Alcoyano confirmaría el descenso del filial.

Gallego: "Solo falta que al Barça tengamos que ponerle la alfombra roja"

Pese a la derrota y al casi descenso, David Gallego reconoció que "no hay mejor orgullo que acabes de perder un derbi y que la gente despida así al equipo. No entraré en la puerta de mi casa. Nos ha penalizado todo el año la falta de puntería". El técnico quiso ceñirse al partido y no entrar a valorar ahora la "complicada situación" del Espanyol B. "No es momento de analizar la temporada. No sabemos lo que pasará en el campo del Alcoyano. Si no tenemos acierto en el área es difícil ganar. En la segunda parte ellos no generaban, pero tenían el control. Era un dominio de mentira. Estaban más cómodos. La jugada del penalti es la que te penaliza. Es fácil pintarnos penalti a nosotros. Sumado a las dos expulsiones, se hace difícil".

El técnico, aún caliente por el intenso partido y por la derrota, tuvo un pequeño incidente con un jugador azulgrana al acabar el choque. "Queda entre él y yo. Le dije (a Marc Cardona) que no hiciera el paripé de 'hay que pena me das'. Son del Barça pero a lo mejor mañana son del Reus. A veces te confunden estas situaciones. Hay que valorar la actitud de jugadores del Barça. Esto da muchas vueltas".

Y se refirió también al pasillo que tuvo que hacerle el Espanyol antes del partido, ya que el equipo de Gerard López es el campeón de la categoría. "Toca hacer el pasillo. No hace falta aplaudir y hacer la ola. Solo falta que al Barça le pongamos la alfombra roja".

Con Óscar Melendo en el equipo titular y después de hacerle el pasillo a los azulgrana como campeones de Liga, el filial detuvo la superioridad del rival al comienzo. Encontraron los blanquiazules una autopista por el carril zurdo, y Soria dispuso de dos de las mejores ocasiones del partido. En el minuto 7, Varo detuvo su lanzamiento, igual que en el 19, tras un centro de Pipa. Únicamente los visitantes encontraron ventaja en el costado de Iago, improvidado lateral derecho, que se vio superado por Perea, amonestado y sustituido al descanso.

Pero las hostilidades llegaron en la segunda parte, fruto de los nervios y del paso de los minutos. Más impreciso, el Espanyol B apenas inquieto a Varo y el Barcelona fue creciendo en el partido. Un remate al palo de Romero abrió el periodo de más sufrimiento para los blanquiazules, quienes tras recibir el 0-1 después de un penalti cometido por Manchón (que fue expulsado) empezaron a desesperarse. No encontraron a Pibe ni a Rufo, Guille era una isla, y los centros desde el costado derecho no hallaron rematadores.

Lluís Llópez fue expulsado por una fuerte entrada a falta de cinco minutos y el árbitro tuvo que separar a ambos equipos mientras que los azulgranam ya fueron dueños y señores del partido. Aleña puso el 2-0. Un cruel final para un Espanyol B con un pie y medio en Tercera y que esta tarde puede certificar el descenso. Los jugadores acabaron entre lágrimas.

El pasillo del Espanyol B al Barça B.

Gerard: “Hubo jugadores del Espanyol que rozaron la ilegalidad”

Gerard López reconoció que “teníamos marcado este partido desde el inicio de la temporada” y tildó al árbitro de “valiente”, ya que “hubo momentos de tensión, nervios y de rozaron la ilegalidad por parte de jugadores del Espanyol. Pudo haber lesiones”.

El técnico resumió el partido de la siguiente manera: “El Espanyol llevo el partido al límite. Nosotros también recibimos tarjetas, porque no queríamos dejar tantos espacios. El Espanyol B tuvo más ocasiones al inicio. Se olía el 0-1. Y luego Aleña lo sentenció”, argumentó.

Lágrimas de Soria.


0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar