Estás leyendo

Las cinco conclusiones del Sudamericano Sub-17: de Vinicius Junior a la Vinotinto

SUDAMERICANO SUB-17

Las cinco conclusiones del Sudamericano Sub-17: de Vinicius Junior a la Vinotinto

La selección brasileña goleó a la anfitriona Chile (0-5) en la gran final y se llevó un título muy merecido. Venezuela se quedó a las puertas del Mundial.

Brasil, campeonísima

El mejor equipo sin discusión. El trío Alan, Lincoln y Vinicius Junior fue imparable para todas las defensas. El torneo demostró que Brasil sigue sacando talentos juveniles que primer nivel, lo que últimamente no se está corroborando con un buen papel en la selección absoluta. Esta 'canarinha' recuperó la alegría perdida por las últimas en los campeonatos recientes. Lo de Vinicius Junior merece capítulo aparte. Mejor jugador y máximo goleador. Ha nacido una estrella.

Baez, vaya mediocentro

Cumplieron Chile y Colombia pero destacó muchísimo Paraguay, que nuevamente se clasificó para el Mundial Sub-17 con otra generación brillantísima. El mediocentro Baez lideró con su clase a un muy buen equipo. Tiene mimbres de excelente jugador este chico de Cerro Porteño, magnífico en el manejo de balón y en la distribución. Junto a él, Roberto Fernández, Rolón, Romero, Alan Rodríguez... Un equipo guaraní muy interesante del que seguiremos disfrutando en el Mundial de la India.

La Vinotinto, a las puertas

Sigue creciendo Venezuela en el fútbol formativo y esta vez se quedó a las puertas del Mundial, a diferencia de lo que ocurrió con la Sub-20. Un mal inicio del Hexagonal y los continuos problemas defensivos condenaron a un equipo con buenos argumentos en ataque. Palmezano es un jugador con talento y Jan Hurtado tiene mimbres para ser un buen nueve. Continúa produciendo talento la Vinotinto y eso, tarde o temprano, se tiene que notar en la selección absoluta, inmersa ya en un considerable relevo generacional.

Uruguay y Argentina, debacles

Dos de las grandes de Sudamerica se quedaron fuera del Mundial y de la pelea por el título mucho antes de lo previsto. Lo de Uruguay es decepcionante, después que la Sub-20 hubiera ganado el Sudamericano hace bien poco; lo de Argentina, por su parte, es uno más de los desastres que últimamente está protagonizando en el fútbol base. Tuvo dos delanteros de nivel como Colidio y Obando, pero le faltó lo de siempre últimamente: creación de juego.

Chile, excelente organización

No había dudas, pero Chile nuevamente volvió a demostrar que está un paso por delante del resto de países de Sudamérica en la organización de eventos de este tipo. Después de albergar con éxito Copa América y Mundial Sub-17 de 2015, repitió con un Sudamericano excelente en cuanto a juego y espectáculo. El buen estado del césped, especialmente en el Hexagonal de Rancagua, lo permitió. Además, Chile celebró que su selección fue competitiva a diferencia de otras veces y jugará el Mundial de forma muy meritoria. Doble buena noticia.

Sigue la narración del Venezuela vs Perú | Eliminatorias Sudamericanas 2017

0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar