Estás leyendo

Un punto de escuadra y cartabón

EIBAR-ESPANYOL

Un punto de escuadra y cartabón

Pedro León y David López.

Juan Herrero

EFE

El Espanyol puso una mina en cada metro cuadrado de Ipurua y el Eibar tuvo que ir con pies de plomo para no perder esa octava posición.

Barcelona

Intercambio de golpes.El Espanyol puso una mina en cada metro cuadrado de Ipurua y el Eibar tuvo que ir con pies de plomo para no perder esa octava posición por la que pugnaban. El dominio armero poco le importó al equipo de Quique, que pasó de ser sometido a intercambiarse golpes en un segundo tramo que se jugó de área a área, sin transbordos, una línea directa al gol o a la nada, porqueambos equipos acabaron contentándose con un punto que les sirve de tregua en esta multitudinaria lucha por ser séptimosy subirse al último vagón europeo.

El plan no salió.Para darle músculo al equipo y mejorar el juego aéreo, Quique dio entrada a Diop, el hombre de los grandes partidos. Siempre aparece el senegalés en los grandes retos, y el de ayer lo era, en un campo especial y ante un equipo muy trabajado.Quique prepara los partidos en función del rival, aunque el plan de ayer en la primera parte no salió como se esperaba.Bastante desacertado el equipo blanquiazul estuvo blando su área y sin apenas posesión. Lo salvó Jurado y Gerard, en una acción de contraataque y de genialidad (1-1): gol 3.600 en la Liga.

Las estadísticas.Hay jugadores que apenas participan en el juego y que tampoco destacan por su labor defensiva, pero que tienen una aureola cuando se acercan al área.Uno de ellos es Jurado, quien le encanta jugar en la izquierda tanto como a Piatti.Lleva dos partidos y acumula dos goles. El de ayer, otra definición excelente. Un jugador que sume aunque a veces desespere al aficionado.

El 1-0 del Eibar.

Ley de Murphy.Hay decisiones que, en ocasiones, se te vuelven en contra. Toda variación tiene su efecto, y así ocurrió en el gol del Eibar. Para dificultar los saques de esquina del equipo armero, Quique decidió colocar a Caicedo obstaculizando el saque a escasos metros del lanzador. Y surtió efecto. El balón impactó en su cabeza.El problema vino luego, cuando el Eibar lo recuperó y el ecuatoriano, en una extraña demarcación de lateral izquierdo, dejó la espalda huérfana.Allí León, con tiempo para pensar, encontró la cabeza de Kike como el golfista que mete un putt. No tuvo su tarde Caicedo, luchador pero impreciso, incómodo en un partido de mucho kilometraje.

Fotografía perica.Un partido que resume a la perfección lo que es este Espanyol, un equipo constante, que no pierde el norte como hizo en el 0-3 en apenas 15 minutos de la primera vuelta, capaz de marcar gol en su primer tiro a puerta e igual de intenso en el primer minuto que en el último.Un hueso duro, aunque ¿es suficiente?

Moraleja.Este punto de escuadra y cartabón es bueno.No hay que medir al Espanyol por cómo juega sino por cuánto puntúa.Así lo da a entender Quique.

Sigue la retransmisión del partido de la Jornada 29 de LaLiga Santander entre: Villarreal-Eibar

0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar