Estás leyendo

El Espanyol bordea su mejor segunda vuelta de la historia

EIBAR - ESPANYOL

El Espanyol bordea su mejor segunda vuelta de la historia

Alegría del Espanyol.

Rodolfo Molina

DIARIO AS

Los 13 puntos actuales tras ocho jornadas le sitúan a solo un punto del mejor registro. El récord absoluto en toda la segunda vuelta es casi inalcanzable: 38 puntos.

EI partido a partido es el objetivo cortoplacista de un Espanyol que se impone otras metas: superar la barrera de los 50 puntos por primera vez desde 2005, mantenerse hasta el final con opciones de alcanzar la clasificación para Europa y superar en esta segunda vuelta los resultados de la primera. Esto último, precisamente, puede acarrear al equipo de Quique Sánchez Flores un récord histórico harto complicado, pero que ahora mismo bordea.

El Espanyol se encuentra a un solo punto de igualar la mejor segunda vuelta de su historia, desde que las victorias dan tres puntos en las Ligas de 20 equipos. A estas alturas, tras la jornada 27, el conjunto perico suma ahora 13 puntos (seis más que en la primera vuelta) y solo uno menos que el mejor balance, los 14 que curiosamente logró por partida doble Javier Aguirre, tanto en la temporada 2012-13 como en la siguiente. Nadie, desde José Antonio Camacho a Constantin Galca, firmaba un bagaje similar entre las jornadas 20 y 27.

Ni siquiera lo hizo Miguel Ángel Lotina en el curso que acarició la Champions, el 2004-05, pues sumaba 11 puntos. Tampoco Ernesto Valverde en la campaña que tanto se compara con la actual, 2006-07, en que llevaba 12, uno menos que en la actualidad. Solo Paco Flores, en la 2001-02, igualaba la cifra de Quique, con 13, aunque venía de una primera vuelta peor, con 24 puntos en lugar de los 26 de la actual temporada. Los datos de Quique no sorprenden en el vestuario: estaba planificado que esta plantilla iría de menos a más.

El desplome, poco más que un mito

Otra de las sensaciones es que el Espanyol siempre se desploma en la recta final. Y es cierto que sucedió con Aguirre en los dos cursos citados. Pero en el 52 por ciento de las campañas, el equipo sumó más en la segunda vuelta que en la primera.

¿Y dónde está el tope? Lo ostenta la temporada 1998-99, con Miguel Ángel Brindisi, que sumó 38 puntos en toda la segunda vuelta tras haber acumulado 23 en la primera: acabaron séptimos. ¿Repetimos?

0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar