Estás leyendo

El duelo de clubes más visto en EEUU será el Clásico de Miami

REAL MADRID-BARCELONA

El duelo de clubes más visto en EEUU será el Clásico de Miami

El duelo de clubes más visto en EEUU será el Clásico de Miami

Stephen Ross, magnate que está detrás de la International Champions Cup, se mostró eufórico: "Cada Barça-Madrid es una guerra". El partido se verá en España el 29 de julio a las 01:30.

El Clásico en Miami ya es una realidad. La International Champions Cup, el torneo que acogerá el segundo Madrid-Barça de la historia en tierras extranjeras (será el 29 de julio, a las 1:30 hora española en el Hard Rock Stadium), lo anunció con todo el show propio de los estadounidenses. El glamour lo pusieron leyendas del fútbol como Roberto Carlos, Butragueño, Stoichkov e Iván Zamorano; codo a codo con mitos y estrellas de la NFL como Dan Marino y Ndamukong Suh, el jugador defensivo mejor pagado de la historia. Tampoco faltó el rapero Flo Rida, elegido para actuar en el descanso del Clásico. Ayer mismo empezó el espectáculo y, frente a todos, se autonombró “el artista más emblemático de Miami, a la par de Pitbull”.

Más allá de tratarse de un amistoso, el acto en sí dejó entrever que no será un Clásico cualquiera. En el Hotel Fontainebleau de Miami Beach, con vistas a la playa, más de un centenar de periodistas y huéspedes que se bañaban en la piscina adjunta presenciaron el acto privado. Aparte de los deportistas, también acudieron políticos como Carlos Giménez (alcalde del condado Miami-Dade) y Cándido Creis, Cónsul General de España en Miami.

Tampoco faltaron los ideólogos y organizadores del torneo. Incluyendo el hombre que financiará el histórico partido: Stephen Ross. El magnate inmobiliario y dueño de los Miami Dolphins de la NFL explicó el motivo de su esfuerzo para traer el Clásico a Estados Unidos: “Es un sueño hecho realidad. El mejor partido que puedes ver, cada Clásico es una guerra. El cara a cara Messi-Cristiano lo dice todo....”.

Y no saldrá barato. Ahora mismo, la idea de los organizadores es que le entrada más ‘asequible’ cueste 200 dólares (187 euros), aunque se está revisando si se bajan a 150. Las entradas VIP costarán 1.000 dólares (935 euros). La preventa empezará el próximo viernes y la venta general se iniciará el día 20. Los más osados ya pueden asegurarse una localidad con el pack que ofrece el Hotel Fontainebleau: una suite para la noche del partido y dos entradas, de 950 a 1.400 dólares dependiendo de la habitación... Un Clásico que tiene incluso lema: ‘Old Rivals, New World’ (Viejos Rivales, Nuevo Mundo).

Segundo Clásico amistoso para la historia

Será el segundo partido que enfrentará a Real Madrid y Barcelona fuera de España, después de que se vieran las caras en 1982 en el estadio Farid Richá, de la ciudad venezolana de Barquisimeto. Aquel partido se cerró con victoria madridista (1-0) con un gol de cabeza del exseleccionador español Vicente del Bosque, que marcó en los primeros minutos del choque por el tercer puesto de la Copa Presidente de la República de Venezuela en la que el Inter y el Oporto jugaron la final.

Emilio Butragueño, director de relaciones institucionales del Real Madrid, dijo que este partido responderá a la "pasión" por el fútbol en Miami y será un símbolo del deporte "sin fronteras".

"Un Real Madrid-Barcelona es el mejor partido y el más especial que cualquier aficionado al mundo puede ver", aseguró en un acto al que asistieron dos exjugadores de ambos equipos, el defensa brasileño Roberto Carlos y delantero búlgaro Hristo Stoichkov, así como Dan Marino, el mítico jugador de los Dolphins, entre otros.

El Barcelona estuvo representado por su vicepresidente Manel Arroyo, que consideró que con este "Clásico" en EE.UU. se está haciendo "historia" y supondrá un momento "clave" en el desarrollo del fútbol en este país y se recordará durante años.

Madrid y Barça ya jugaron en el Hard Rock Stadium

La organización, que recordó que en el Hard Rock Stadium se disputará la Super Bowl en 2020, dijo que quiere seguir su ejemplo para este partido, con numerosos eventos en los días previos y actuaciones como las del rapero Flo Rida, natural del sur de Florida y que estuvo también presente en el anuncio.

El Hard Rock Stadium, que tiene una capacidad de 65.000 espectadores, ya recibió en 2011 al Barcelona, que entonces batió el récord histórico de asistencia a un partido de fútbol en Florida, sur de EE.UU., en su enfrentamiento con el Chivas Guadalajara mexicano, aunque perdió 1-4.

El equipo blanco también conoce el estadio, pues en el verano de 2013 jugó en él contra el Chelsea, al que acababa de llegar el entrenador portugués José Mourinho tras dejar el Real Madrid. En aquella ocasión, el equipo madrileño, ya entrenado por el italiano Carlo Ancelotti, batió al londinense por 3-1 con dos goles del portugués Cristiano Ronaldo.

Pero el estadio ya no es el mismo. Tras una remodelación millonaria, que llevó a reducir su capacidad de 75.000 a 65.000 espectadores, cambio de nombre y la instalación de vídeo-marcadores en cada una de sus esquinas.

Miami, con un porcentaje de población latina cercano al 65%, no tiene equipo en la MLS, pero este "Clásico" podría suponer un espaldarazo a los planes del exjugador madridista David Beckham de abrir en esta ciudad una franquicia en la liga de fútbol profesional.

Los dos equipos se han convertido ya en habituales en los torneos estivales en Estados Unidos y este verano no será menos. Ambos clubes negocian amistosos. El Barcelona jugaría contra Juventus y Manchester United en Nueva York y en Washington D.C., respectivamente, mientras que el Real Madrid podría participar en el MLS All Star en Chicago.

Sigue el partido de la jornada 27 de Liga Santander Deportivo - Barcelona.

Madrid y Barça harán caja: seis millones por cabeza

La International Champions Cup (ICC) está intentando convertirse en el embrión de la Superliga Europea que teme la UEFA y para ello todos los veranos tienta a los grandes clubes del viejo continente con cheques cuantiosos. Madrid y Barça van a ingresar más de seis millones de euros por este Clásico veraniego. Un salto, por el tirón de este partido pese a ser amistoso, con respecto al caché del año pasado: los dos, junto a Manchester United, Manchester City y Bayern, ingresaron cuatro millones por cada bolo en la ICC. Lo mismo daba si era en Estados Unidos o China, el otro gran frente abierto por la empresa que está detrás del torneo (Relevent Sports).

El Madrid ya tiene muy perfilado su calendario en suelo estadounidense. A falta de confirmación oficial, que tendrá lugar el próximo 21 de marzo en Nueva York, jugará tres amistosos además del Clásico. Uno en Los Ángeles (donde todo apunta a que realizará el primer stage de preparación), otro en Washington (en el FedExField Stadium, con capacidad para 82.000 espectadores) ante un rival por determinar y un tercero en Chicago, en el Soldier Field Stadium (61.500 localidades). De este se sabe fecha y contrincante: 2 de agosto y frente a una selección de estrellas de la MLS.

Un giro en comparación con el verano pasado. En aquella ocasión, el Madrid se concentró durante nueve días en Montreal (Canadá), antes de ‘saltar’ al vecino del sur. En Estados Unidos realizó un tour por Ohio (1-3 ante el PSG), Michigan (3-2 al Chelsea) y Nueva Jersey (1-0 al Bayern).

Lo curioso es que el Clásico de Miami podría no ser el único del verano. Si el Barça gana la Copa del Rey y el Madrid se lleva la Liga, se verían en la Supercopa de España...

0 Comentarios

Mostrar