Estás leyendo

Cerezo y Ángel Torres se contradicen en el caso Telemadrid

ATLÉTICO DE MADRID

Cerezo y Ángel Torres se contradicen en el caso Telemadrid

Enrique Cerezo

EFE

El presidente rojiblanco ha asegurado que el precio del contrato era "normal, de mercado" y "beneficiosa" para la entidad. Su homólogo del Getafe aseguró que "fue una ruina para su club".

El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, ha asegurado que el contrato de derechos para retransmitir partidos de fútbol en Telemadrid en 2007 era una "idea genial" porque trataba de incluir a todos los equipos madrileños, y ha especificado que el precio fijado era "normal, de mercado" y "beneficiosa" para la entidad porque supuso ingresos de 39 millones en los presupuestos.

Sobre el rendimiento en audiencias para la cadena autonómica a través de este contrato, el presidente del club colchonero ha asegurado que el mundo de la televisión "es un negocio de riesgo" pero que en los años que duró el contrato Telemadrid tuvo unos "audiencias fantásticas". "Madrid Deporte Audiovisual (MDA) a lo mejor ha perdido dinero", ha terminado.

No obstante, ha señalado que la operación tenía riesgo "mínimo" para Telemadrid porque tener los derechos de equipos madrileños le reportaba "beneficios" para luego acudir y negociar con los operadores.

"Nosotros no hemos buscado a Telemadrid, Telemadrid nos buscó a nosotros", ha especificado Cerezo en relación al contrato firmado por MDA, sociedad creada por Telemadrid y Caja Madrid para adquirir los derechos de transmisión del Atlético de Madrid y el Getafe para las temporadas 2009-2013 por 300 millones de euros.

El presidente del Atlético de Madrid ha relatado que el precio fijado le pareció "justo" de cara a los socios de la entidad y que el contrato no era una "tabla de salvación" para la entidad, ha comentado durante su comparecencia en la comisión de corrupción política de la Asamblea de Madrid. En declaraciones posteriores a los medios de comunicación y preguntado sobre si creía que había corrupción en este asunto, el presidente del Atlético de Madrid ha dicho que "ni se lo imagina".

En este sentido, ha señalado que en esa época eran las televisiones autonómicas las que dominaban el panorama audiovisual en relación al fútbol y que el planteamiento era incluir al Real Madrid (el equipo que lidera la audiencia), el Atlético de Madrid (tercero en seguimiento
audiovisual y segundo en algunas zonas de España) y el Getafe. Pero en el "último momento", Cerezo ha explicado que no entró en ese contrato.

Además, ha asegurado que no ha hablado sobre los derechos del fútbol con los expresidentes de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre e Ignacio González, ironizando al respecto que son seguidores del Real Madrid y que él solo habló con un representante de Caja Madrid y con el entonces presidente de Telemadrid, Angel Martín Vizcaíno.

Sobre su valoración del montante del contrato, el presidente del Atlético de Madrid ha señalado que "la gente no es tonta" y plantea un precio que espera luego recuperar. "Era precio de mercado", ha aseverado para subrayar que las cantidades pagadas a su juicio no eran excesivas y que ello permitió ingresar unos 39 millones al año al club en sus presupuestos.

Telemadrid buscó al Atlético 

Cerezo ha afirmado que la idea de un contrato que ligara los derechos de los equipos madrileños con Telemadrid era una buena idea, que permitía al ente poder tener acceso a la cobertura de la Liga y que se tuvo "la mala suerte" de que el Real Madrid se saliera el final. También ha recalcado que sin ese contrato no hubiera habido fútbol en abierto y que fue Telemadrid el que se puso en contacto con el club para rubricar el contrato.

Sobre la resolución contra este contrato de la Comisión Nacional de la Competencia, que limitaba el contrato a tres años (frente a los cinco firmados por MDA), Cerezo ha indicado que ellos siguieron el dictamen emitido por el organismo y que luego firmaron otro contrato en el que ganaron 17 millones más de los 39 que se estipulaban con MDA.

Además, y preguntado por el hecho de tener una pequeña participación en MDA, el presidente del Atlético de Madrid ha dicho que ese planteamiento seguramente fue para tratar de dar continuidad a la relación para la retransmisión de los derechos.

En relación a si el club recibió anticipos por este contrato, Cerezo ha indicado que es un asunto que está judicializado y que serán los tribunales los que tengan que pronunciarse.

A su vez en relación a la afirmación de la diputada del PSOE Isaura Leal, que calificaba aspectos del contrato como un ejercicio de "ingeniería financiera", Cerezo ha aseverado que él no es financiero y que ingeniería financiera es un concepto que él no maneja.

Durante su comparecencia, Cerezo ha mantenido un encontronazo dialéctico con el diputado de Podemos Miguel Ongil. "Qué cortito anda usted", le ha espetado a Ongil cuando este ha aludido a aspectos relacionados con su gestión empresarial.

Ángel Torres: "El contrato de Telemadrid fue una ruina"

El presidente del Getafe Club de Fútbol, Ángel Torres, ha dicho hoy que el contrato que firmó en 2007 con Telemadrid para venderle sus derechos audiovisuales fue "una ruina" para su club y "probablemente" también para el ente público y para Caja Madrid y ha reprochado a la televisión el "mal trato" recibido. 

Así lo ha señalado en su comparecencia en la comisión de investigación de corrupción de la Asamblea de Madrid, que ha analizado la compra de los derechos audiovisuales del Atlético de Madrid y el Getafe en las temporadas 2009-2013 por 300 millones de euros.

Para ejecutar esta compra, se creó en 2007 la sociedad MDA (Madrid Deporte Audiovisual), participada por Telemadrid en un 49 % junto con Caja Madrid (47,5 %), el Atlético de Madrid (2,5 %) y el Getafe (1 %).

"Para mí, fue una ruina el contrato con Telemadrid", ha manifestado Torres, que ha añadido que "probablemente" también lo fue para el ente público y para Caja Madrid.

Para el presidente del Getafe, MDA se creó para "contrarrestar" al socio fundador de Mediapro, Jaume Roures, y fue "un gran negocio" que acabó siendo un "desastre".

Considera que el Getafe fue el "mas perjudicado" del proyecto y ha reprochado a Telemadrid el "mal trato" que recibió su club.

"No pintábamos mucho", ha lamentado, ya que asegura que el Getafe "pagaba y no televisaban" ni siquiera los partidos amistosos.

En un principio, el acuerdo contemplaba unos ingresos para el Getafe de 72 millones por cinco años de contrato y, según Torres, se redujo la pretensión a 67 millones a cinco años.

Blesa se niega a declarar sobre la venta de derechos de Telemadrid

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa se ha negado a declarar en la comisión de investigación de corrupción
sobre la compra de los derechos de fútbol por parte de Telemadrid en 2007.

Ambos han comparecido hoy en la tercera sesión de la comisión de investigación de corrupción de la Asamblea de Madrid dedicada a analizar la compra de los derechos audiovisuales del Atlético de Madrid y el Getafe en las temporadas 2009-2013 por 300 millones de euros.

Para ejecutar esta compra, se creó en 2007 la sociedad MDA (Madrid Deporte Audiovisual), participada por Telemadrid en un 49 % junto con Caja Madrid (47,5 %), el Atlético de Madrid (2,5 %) y el Getafe (1 %).

Finalmente, el periodo de tiempo que cubría esta operación se redujo por una resolución de la Comisión Nacional de Competencia de 2010 que estableció un límite de tres temporadas en los contratos de cesión de derechos audiovisuales de los equipos de fútbol.

Blesa sólo ha intervenido al comienzo de su comparecencia para dejar claro a los diputados regionales que se acogía a su derecho a no declarar "por recomendación legal".

"Confío en que sus señorías sepan comprender que del ejercicio de un derecho por definición no se puede derivar perjuicio alguno para una causa pública", ha manifestado.

Según ha recordado, en la actualidad está inmerso en "diversos procedimientos penales", como el caso de las tarjetas opacas, en el que también está siendo investigado otro de los comparecientes, José Antonio Moral Santín.

El que fuera miembro de los consejos de administración de Caja Madrid y de Telemadrid en el momento de la compraventa, ha dicho que esta operación no fue beneficiosa "para nadie".

Moral Santín ha sostenido que el "montaje" para adquirir estos derechos partió de Telemadrid para "evitar que cayera más la audiencia", por lo que cree que fue "una medida asociada al mantenimiento" del ente público.

Por otro lado, ha señalado que la entrada de Caja Madrid en la operación se debió a una petición expresa de Telemadrid, ya que "no tenía capacidad económica".

"De derechos de televisión y fútbol ni con (Esperanza) Aguirre ni con (Ignacio) González he hablado, entre otras cosas por la rivalidad deportiva. No sabes lo que es oír a estas dos personas hablar del Real Madrid", le ha dicho en tono de broma al portavoz de Ciudadanos en la comisión, César Zafra, cuando le ha preguntado directamente por los dos
expresidentes madrileños.


0 Comentarios

Mostrar