Estás leyendo

El Sporting toma Butarque, respira y hunde al Leganés

LEGANÉS 0-SPORTING 2

El Sporting toma Butarque, respira y hunde al Leganés

La entrada de Burgui fue clave en la victoria sportinguista: revolucionó, y marcó el segundo. Canella hizo el primero. Palo para los de Garitano.

- Sigue la narración del partido Barcelona-Leganés en directo

Butarque obra milagros. No obstante el estadio del Leganés se llama así por la patrona de la ciudad. Aunque los milagros sean para resucitar al rival de los pepineros. No importa. Son milagros, al fin y al cabo. El Sporting aterrizó en Madrid muerto. Aferrado apenas a un hilo de esperanza. A falta de 17 jornadas para terminar la temporada, el descenso parecía ineludible. Pero en Butarque el hilo se transformó en cuerda de rápel. Sólida. Segura. Firme. El mejor recurso para iniciar la escalada. Y todo por un triunfo que vale oro. Un triunfo que vale la vida y se la arrebata a un Leganés hundido por las formas de la derrota.

Un fallo de Herrerín, al que se le escapó la pelota tras un suave tiro de Canella, el primero del partido para los asturianos, acabó en el 0-1 y enterró en la desesperación  a su equipo. La última palada la puso un Burgui que revolucionó el duelo desde el banquillo. Suyo fue el 0-2 de este choque gris que se llevó un Sporting que pone fin a una racha de siete partidos sin ganar y que le gana el golaveraje a los madrileños. El Lega acumula sólo cinco puntos de los últimos 30 posibles y ya está a sólo dos puntos del descenso. A dos puntos de los asturianos.

Los comienzos fueron tormentosos. Y no por la cortina de agua que jarreó sobre Butarque (que también), sino por el juego impotente que ambas escuadran desplegaron. El Leganés abusó del balón aéreo. El Sporting amagó con un fútbol elaborado que se enredaba en sus propias limitaciones. Apenas un par de chispazos animaron el primer tiempo. Y casi todos nacieron de Alberto Bueno.

El mediapunta madrileño brilló como un bailarín con zapatos de claqué que trata de hacer sonar su danza en medio del lodazal. Y la sinfonía sonó. Pocas veces, pero con nitidez. Suyo fue el único disparo de la primera parte. Un cabezazo que lamió el palo izquierdo de Cuéllar en el 40’. Los otros dos amagos de peligro acabaron invalidados por fuera de juego. El primero, un posible penalti de Bustinza a Amorebieta en el 7’. El segundo, un testarazo de Guerrero tras asistencia de Samu García en el 16’.

El resto no fue fútbol. Era otro deporte. De brega y casta. Y ahí Traoré y sus dos metros dieron espectáculo pegado a sus parejas de baile. Insua y Mantovani supieron tenerlo a raya. La tendencia se invirtió en el arranque de las segunda mitad. El Leganés quiso poner el juego frente a un Sporting atenazado. Los nervios agarrotaban sus piernas. El fuego del infierno les pesaba más de la cuenta. Pero los pepineros no supieron hacer de su peligro, ocasiones. Apenas un disparo de Samu García quiso buscar el primero.

El tedio volvió a dominar. Un panorama perfecto para las pifias. Caldo de cultivo para los errores gruesos. Herrerín se ocupó de rubricar ese run run  que recorría las gradas. En un córner sacado por Burgui, la bola se paseó por la frontal del área. Canella trató de meterla entre palos. Era el primer tiro a puerta del Sporting. Herrerín recogió el balón entre sus brazos. Parada sencilla. Eso creía él. No lo fue. Inyectada de agua, la bola se le escurrió de los brazos. Se metió dentro. Gol del Sporting. Milagro del Sporting.

Desde entonces el partido fue rojiblanco. Los asturianos dominaron los tiempos y el miedo frente a un Leganés atribulado que trató de poner toda la artillería para buscar el mal menor. El empate. Fue imposible más allá de algún acercamiento aislado de Guerrero. El Lega no tiró si quiera a puerta.  Ataque de impotencia que concluyó con el segundo de Burgui tras una contra fulgurante. El gol de la esperanza para los suyos y del pésame para los pepineros.

Rubi: "El vestuario estaba feliz, había mucha música..."

Sensaciones del equipo

Hemos respondido. Hemos hecho un partido ordenado. Dimos pocas opciones a un rival que jugaba en casa y que salió ofensivo. Con el balón no fue un partido vistoso. Pero desde el orden hemos ganado.

Inyección de moral.

Imaginaros. Podemos reprochar al equipo que contra el Alavés salimos mal, pero no en los otros tres partidos. Estoy contento con respecto al orden. Quería ordenar al equipo desde atrás. La inyeción de moral es grande. No hemos hecho nada, pero estamos a un partido de salir de ahí abajo.

Necesidad de ganar para quitar sufrimiento.

Sin lugar a dudas, nos saldrán mejor o peor las cosas, pero están los jugadores muy implicados. Saben el escudo que están defendiendo. Es complicado aguantar todo este estrés. Esto es bonito. Forma parte del deporte. Si sacamos esto es para estar orgullosos. Me gusta también ver a los suplentes implicados.

Clave los espacios que dejó el Leganés.

Era normal que buscaran la portería rival. Hubo un momento en el que sufrimos. Rondaron el gol. Superamos esa situación y logramos el gol, que lo cambió todo. A nosotros nos ha dado ánimos. Ha dejado más espacios para buscar la contra.

Ánimo de la afición en Butarque y la portería a cero.

Primero hay que felicitar a la afición. La afición del Leganés se ha portado de chapó, como la nuestra. Y eso lo notamos. Con respecto a la portería a cero, es complicado en primera dejarla a cero. Transmitimos seguridad, excepto el día del Alavés.

Situación del vestuario.

Alegría, estaban muy contentos, con el vestuario lleno de música. Son momentos que hay que disfrutar. Somos conscientes de que esto es sólo una piedra. Pero dejaremos a los jugadores que disfruten.

Titularidad de Traoré.

Nos puede ayudar mucho en la descarga de balones aéreos. Es un jugador que tiene argumentos, con recursos. Creo que tenemos tres 9 muy buenos. Cada uno con sus virtudes. En función de cada partido los usaremos.

Situación de Burgui y buen partido.

Pienso que tenemos que entender cómo es Burgui. Tiene mucha facilidad en el uno contra uno y un gran gol. Quizá no defiende tanto, pero estamos contentos con él. Puede ayudar mucho. Es diferente a lo que tenemos. Hay que cuidarlo.

¿Esto es un gran paso?

Lo que está claro es que no hemos dado el paso atrás. Eso habría sido casi definitivo. Pero nos queda mucho. Somos un grupito de equipos ahí abajo. El margen de error es mínimo. Es un paso pequeño.

Garitano: "Hay que arrimar el hombro, trabajar..."

Crítica al equipo.

El partido de hoy como se esperaba, ha sido en el inicio con mucho juego directo. La presencia de Traoré lo condicionaba. No era sencillo. Ellos lo jugaban todo muy directo. Hemos defendido bien esas situaciones. Apenas hemos recibido situaciones de peligro. Hemos tenido la ocasión de Bueno que se ha ido. Cuando más cómodos estábamos, cuando parecía que podía llegar el 1-0, pues en estos partidos, el primer gol de ellos nos ha hecho cambiar su estado de ánimo y a nosotros nos ha mucho daño. Nos ha costado. Ha sido un querer y no poder.

Qué tiene que mejorar el Leganés

Además de integrar los fichajes, hay que ver que todo nos va en contra. Hay bastantes errores. Los rivales se ponen por delante con poco. Hay que tener algo más de acierto. No es sencillo. Hay que tener suerte. Hoy hemos tenido la de Alberto Bueno. Pero no la hemos metido. Hay que seguir trabajando y mejorando.

El estado anímico

Lo habíamos hablado durante la semana. Era importante más por el rival. Era una ocasión de dejarlos muy tocados. Quedaban 16 jornadas y con ese estado de ánimo habríamos encarado de manera distinta esto. Pero hay que seguir. Seguir confiando en la gente.

Respuesta de la afición.

Yo no tengo ninguna queja. Y no la tendremos. Somos conscientes de la importancia. Seguro que la gente va a estar con el equipo hasta el final. No es sencillo. Seguro que estos dos meses y medio. Aquí la gente del Leganés va a responder.

Problemas de cara a puerta.

Intentaremos solucionarlo con trabajo. Los jugadores que han venido les va a costar. No es sencillo competir en Primera División. Poco a poco supongo que irán mejorando. Para que vayan cogiendo la forma no hay otra que hacerles participar en partidos que van a un ritmo alto. Yo estoy contento con el rendimiento de Samu, de Bueno, de El Zhar... sencillo no va a ser. Hay que seguir trabajando cada día más.

Mensaje dentro del vestuario.

Ya habíamos hablado de cómo iría el partido. Que iba a ser de juego directo y complicado hasta que se fuera abriendo. Cuando más cómodos nos sentíamos hemos recibido el gol. Queda seguir trabajando y mejorando. Mañana este equipo seguirá fuera de los puestos de descenso. Hay que arrimar el hombro. Trabajar.

Estado de césped y despertar del equipo

No quiero hablar mucho del césped. Parece una excusa. Ya está. Es lo que hay. Vamos a tener que jugar y adaptarnos para jugar mejor. Lo de despertarse... todo lo conseguimos a base de esfuerzos. Más en Primera División. Con todos estos equipos nos va a costar.

Mensaje a los jugadores.

Ellos ya estaban prevenidos. Al Sporting lo mejor que le podía pasar después de los cuatro goles del Alavés lo mejor que podían hacer era jugar contra un equipo que les podía haber quitado puntos. Si hubiéramos ganado y sacado ocho puntos, habríamos dejado sin opción de creer al equipo. Con la derrota, la diferencia está en el estado de ánimo. Debemos ganar partidos para poder salvarnos. Ahora es complicado, pero seguro que cuando pasen unos cuantos días... seguiremos peleando y creyendo. Que la gente de Leganés esté con el equipo. Con todo lo que nos ha costado llegar aquí, no vamos a bajar los brazos y regalar esta posición que muchos quisieran.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar