Estás leyendo

1x1: Koke y Saúl capitanean a un incansable Atlético

BARCELONA 1 - ATLÉTICO 1

1x1: Koke y Saúl capitanean a un incansable Atlético

Los dos mediocentros del Atleti se apoderaron del medio del campo durante todo el partido. Carrasco frenó al equipo con sus precipitaciones y con su segunda tarjeta.

Moyá

Sin culpa en el gol, tuvo un partido correcto. Quizá Messi le pilló a paso cambiado en el zapatazo que el argentino estrelló en el larguero. No tuvo intervenciones de mérito, pero gestionó más o menos bien todo el trabajo que tuvo.

Juanfran

Se quedó colgado en el gol de Suárez deshaciendo la posibilidad del fuera de juego. Tuvo llegadas en el segundo tiempo en las que se echó en falta que acertara con el centro final

Savic

Algo inseguro, sobre todo cada vez que le toca volver sobre su espalda y recular con campo por detrás. Con el juego de cara supo contener a Suárez y no se vio atosigado, pero cuando Messi cargaba le costaba medir el espacio o recular para ahogar la contra. Con la pelota tampoco estuvo fino, pero sin errores graves.

Godín

Bien plantado y dominando el espacio aéreo en ambas áreas. Nada más comenzar la segunda parte sintió un pinchazo en la zona inguinal derecha. Intentó continuar pero no estaba en condiciones y pidió el cambio. Estaba realizando un buen partido.

Filipe

Completísimo su partido, jugando con mucha jerarquía. Dejó un buen número de centros con mucha intención en los primeros minutos y después se entendió muy bien con Gaitán. Muy sereno toda la noche.

Carrasco

En el 5’ tuvo un balón que pudo haber cambiado el signo del partido y quizá de la eliminatoria. Corrió bien el contragolpe pero centró demasiado su remate. Le faltó clarividencia en alguna de sus acciones, eligiendo mal varias veces. Curiosamente sí tocó de primeras con muy bien criterio para asistir a Griezmann en el gol que inexplicablemente anuló Gil Manzano. Después se volvió a acelerar sobre Arda y vio la segunda tarjeta cuando el Atlético volvía a la carga.

Saúl

Se hizo infranqueable en la primera parte, dominando la pelota dividida y capitaneando la recuperación rápida tras pérdida. Asentado en campo barcelonista para equilibrar la presión hizo lo que se pedía de él: ejercer de Gabi. El gol de Suárez no le amilanó y fue creciendo aún más en la segunda parte yéndose cada vez más arriba. Sólido en una gran plaza.

Koke

Cuajó un extraordinario partido, dirigiendo muy bien las operaciones. Distribuyendo con afilado criterio, moviendo con pausa para construir y acelerando para sorprender. Montó un contragolpe mortal que terminó Carrasco de forma errática y después puso en problemas a Cillessen con un disparo de media distancia. En la segunda parte primero le filtró un pase maravilloso a Gameiro, que terminó en el penalti que mandó a la grada y, después, hizo lo mismo sobre Griezmann para el gol de Gameiro. Líder en un partido grande.

Gaitán

Sergi Roberto pidió tarjeta para él en el 32’ para ver si así el argentino cesaba en su empeño de aguarle la noche. El ex del Benfica frenó la salida por la derecha del Barça con una presión bien interpretada y después, con balón, se desempeñó muy bien en los espacios jugando con mucha calidad e inteligencia el dos contra dos, siempre creando peligro. Solidario y acertado.

Griezmann

Le faltó el gol. En realidad lo consiguió, pero el asistente le jugó una mala pasada a Gil Manzano. Quizá se expresó mejor viniendo a recibir que moviéndose por el frontal del ataque. Cuando Simeone le ubicó en la mediapunta, por detrás de Gameiro y Correa, el francés campó a sus anchas acelerando mucho el ataque para poner en problemas hasta el final al Barcelona. Asistió a Gameiro en el empate.

Fernando Torres

Casi marca nada más empezar en una maniobra dentro del área, pero estrelló su remate en la defensa. Fue un incordio en los mejores minutos del Atlético buscándole las vueltas a Piqué y a Umtiti. Supo también dar pausa aguantando el balón para la llegada de la segunda línea. Reclamó penalti por empujón de Sergi Roberto. Sus prestaciones fueron a menos con el paso de los minutos y fue sustituido.

Correa

Simeone le dio entrada por Gaitán, quizá buscando el gol que el escurridizo atacante ha exhibido en la Copa. Agitó el partido como el pedía el Cholo y en los últimos minutos hacía que el Barcelona jugara en el alambre encarando al borde del área. Le faltó muy poco para conseguirlo.

Lucas

Le tocó entrar por la lesión de Godín. Empezó algo frío, pero se fue rehaciendo hasta dar la versión que suele ofrecer. No desentonó y templó los nervios pese a que el Camp Nou le pitó cada vez que la pelota pasaba por él.

Gameiro

Marcó, pero en su debe está que tuvo en sus botas la eliminatoria. Piqué le derribó y, rápidamente, cogió el balón para lanzar el penalti, pero no arregló la nefasta racha del equipo desde los once metros. No termina de encarrilar su temporada después de ya varias semanas flojo.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar