Estás leyendo

Incendio en el histórico Castellón

TERCERA

Incendio en el histórico Castellón

Incendio en el histórico Castellón

@CD_Castellon

Plantilla y cuerpo técnico en contra de la directiva, que decidió prescindir de Alberto Ramos, Borja Gómez y Arturo pese a que el entrenador contaba con ellos.

En la actualidad es cada vez más habitual ver clubes históricos del mundo del fútbol en problemas. Algunos, incluso, al borde de la desaparición, si no es que han pasado ya a mejor vida. Y el Castellón no ha escapado de esta particular crisis. Ya son cinco temporadas en el pozo de la Tercera División, donde cayó en verano de 2011 por problemas económicos, después de estar en Primera y Segunda División no hace ni una década.

Tras quedarse las dos últimas temporadas a las puertas del ascenso a Segunda B, el curso pasado ya finalizó con impagos a los empleados de la entidad, incluido la plantilla y el cuerpo técnico. Y en este arranque de campaña ya ha habido retrasos en los pagos de algunos meses. La actual directiva, presidida por David Cruz, lleva cuestionada y repudiada desde hace ya tiempo por la hinchada albinegra y las decisiones tomadas en los últimos días han reavivado el incendio que reside permanentemente en este lado de la capital de La Plana.

El último capítulo de este turbio serial se produjo este miércoles cuando la directiva tomó la decisión de prescindir de tres de los jugadores de la actual plantilla. Una imposición que comunicaron al entrenador, Frank Castelló, ya desde el pasado fin de semana tras el duelo ante el Almazora, a la que éste se negó ya que, no solo los considera válidos si no que son habituales en sus alineaciones. Se trata de Alberto Ramos, Borja Gómez y Arturo, a los cuales se les indicó que este jueves ya no acudieran a entrenar. En el caso de los dos primeros, se les dijo que se buscaría una cesión. Y a Arturo, uno de los cuatro capitanes, que se resolvería su contrato.

Una decisión que sentó como un bloque de hielo en el vestuario ya que ni el cuerpo técnico ni los propios compañeros entendían los motivos planteados por el presidente y la dirección deportiva. Tras una reunión con el director deportivo, Saúl Suay, en la que exigieron también la presencia del presidente que no acudió y que se prolongó más de una hora, la plantilla decidió emitir un comunicado lamentando la decisión tomada y exigiendo una rectificación ya que consideran “los motivos esgrimidos poco convincentes”. Un comunicado que el club intentó frenar, sin éxito, y cuya respuesta fue un rotundo ‘no’ por lo que los tres jugadores siguen fuera del equipo. Ahora la plantilla se muestra intranquila y espera respuestas de la directiva para tratar de reconducir la situación.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar