Estás leyendo

Irlanda del Norte entra en la historia por la puerta grande

GRUPO C | UCRANIA 0 - IRLANDA DEL NORTE 2

Irlanda del Norte entra en la historia por la puerta grande

Logró ante una decepcionante Ucrania, que se queda al borde del KO, sus primeros goles en una Euro y su primera victoria.

No será recordado el Ucrania-Irlanda del Norte por el fútbol que ambas selecciones desplegaron en Lyon. Todo lo contrario. Pero sí por el tanto de cabeza de McAuley, primero de la selección británica en una Eurocopa y que abrió la victoria frente a los de Fomenko, primera también en una cita continental para los verdes. McGinn sentenció en el tramo final en un partido histórico para los norirlandeses.

Llegaban ambos conjuntos a la cita con la necesidad de ganar. Ucrania había caído ante Alemania e Irlanda del Norte frente a Polonia. Pero lejos de irse a por el partido, las dos selecciones saltaron al campo adormilados, grises, como el tiempo en Lyon. Ni la lluvia despertaba a los protagonistas. Ucrania intentaba tener la pelota, aunque sin demasiado sentido. Irlanda del Norte buscaba el fútbol directo y los balones colgados, especialidad de la casa. Todo esto con un ritmo de juego cansino, aburrido. Las ocasiones no llegaban y durante la primera nos tuvimos que conformar con la polémica. Ucrania pidió penalti por mano dentro del área e Irlanda del Norte hizo lo propio por una falta sobre Washington. El colegiado Kralovec no señaló nada. Así pasaban los minutos, hasta que el aplauso generalizado en el minuto 24 (con más hincapié de los norirlandeses) para despedir al aficionado fallecido el lunes, hizo despertar de su letargo a los verdes. Sin embargo, las oportunidades seguían brillando por su ausencia excepto un aviso de lo que llegaría en la segunda mitad: el central Cathcart cabeceó desviado un córner. Fue la más clara de los primeros 45 minutos.

Tras el paso por vestuarios el choque cambió radicalmente. Fue el otro central norirlandés, McAuley, el que se convirtió en protagonista. Falta lateral que el alto zaguero remató en el segundo palo sin prácticamente oposición. Saltaba la sorpresa en Lyon y los aficionados verdes se arrancaban con el hit de la Eurocopa. El Will Grigg's on Fire versionando a la cantante italiana Gala atronó en el estadio mientras que los ucranianos se temían lo peor. Porque Ucrania tampoco reaccionó tras encajar el tanto y vio como una espectacular granizada les cortaba el poco ritmo que tenían. Apenas duró dos minutos, pero tras la reanudación nada cambió. Los Konoplyanka y Yarmolenko, llamados a hacer grandes cosas, desaparecieron del encuentro. La intensidad norirlandesa pudo con ellos. Y tampoco reaccionó Fomenko, que tardó un mundo en mover el banquillo buscando una solución que no llegaba. Lo intentaban los ucranianos con balones colgados, grave error ante una defensa de Irlanda del Norte, y parecía estar más cerca la sentencia verde que el empate amarillo. Y así fue. Cuando el choque agonizaba apareció McGinn para aprovechar un rechace del meta Pyatov y matar el partido. Acto seguido pitó el final Kravolec. Irlanda del Norte hacía historia: primeros dos goles en una Eurocopa y primera victoria. Ahora puede soñar con el pase a los octavos de final, algo utópico, aunque no imposible todavía, para Ucrania...

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar