Estás leyendo

Caso Neymar: la Junta aplaza al lunes su decisión sobre el pacto

BARCELONA

Caso Neymar: la Junta aplaza al lunes su decisión sobre el pacto

En el acuerdo entre Barça, Fiscalía y Abogacía del Estado, Bartomeu y Rosell quedarán exoneradas y el club, como persona jurídica, harí frente a la multa: entre cuatro y seis millones de euros.

La Junta Directiva del Barça, en convocatoria extraordinaria, ha aplazado al lunes su decisión sobre el acuerdo con la Fiscalía y la Abogacía del Estado en el caso Neymar. Será el próximo 13 de junio cuando el equipo directivo estudie en profundidad el contenido del citado acuerdo para después valorar si es aceptado. Según este pacto, el presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, quedaría exculpado del caso (el fiscal Perals pidió dos años y tres meses y medio de prisión). También quedaría exonerado el expresidente Sandro Rosell, para el que se pedían siete años y medio de prisión. Todo antes de juicio. 

Ante esta situación sería el Barça como persona jurídica la única de las partes acusadas que recibiría condena después del pacto: la multa podría oscilar en torno a los cuatro y seis millones de euros cuando inicialmente se pedían 63 millones por las cantidades defraudadas y las multas correspondientes. Los abogados que han participado en el proceso por parte del Barcelona han Romà Gómez Ponti, jefe de los servicios jurídicos del FC Barcelona, el abogado penalista José Ángel González Franco (que lleva particularmente la causa de Bartomeu). Edmundo Bal y Pedro Ariche han sido los interlocutores de la abogacía del estado y la fiscalía respectivamente.

El 23 de marzo de 2015, el fiscal de la Audiencia Nacional José Perals solicitó dos años y tres meses de prisión y 3,83 millones de euros de multa para el actual presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, y más de siete años de cárcel y 25,15 millones de sanción para Sandro Rosell por delitos fiscales y societarios en la contratación del jugador Neymar. También solicitó una una multa de 22,2 millones de euros para la entidad blaugrana, imputada como persona jurídica. Además, como responsabilidad civil, el ministerio público reclamó 9,55 millones de euros para Rosell y el club solidariamente y 1,9 para Bartomeu y la entidad conjuntamente, según el escrito de acusación. Entre multas e indemnizaciones, los dirigentes y el club azulgrana se enfrentaban a tener que abonar un total de 62,66 millones de euros. El coste del futbolista según el fiscal, impuestos incluidos, fue de 94,8 millones. El fiscal relató en su escrito los mismos hechos que expuso el juez Pablo Ruz en su auto del pasado 13 de marzo. Entonces describió y desgrana el entramado de contratos que ambos directivos construyeron para fichar a Neymar y presentarlo ante los socios en 2013 por un coste por debajo del real. El auto de Ruz cerraba la investigación abierta en diciembre de 2013 tras la denuncia del socio Jordi Cases. El fichaje se empezó a investigar el 18 de diciembre de 2013 y el 13 de marzo Rosell y Bartomeu quedaron procesados.

En marzo de 2016, sin embargo, la Audiencia Provincial de Barcelona aceptó los recursos que presentaron los abogados del Barcelona, de su presidente, Josep Maria Bartomeu, y el expresidente, Sandro Rosell, y anuló el auto de apertura de juicio oral dictada por el juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, en el ‘caso Neymar'. La decisión provocó que el proceso judicial retrocediese al momento en que se dio por finalizada la investigación. Es decir, la fiscalía y la Abogacía del Estado debían presentar de nuevo sus escritos de acusación, pero esta vez ante el juzgado de Barcelona que se encargaba del caso. Lo normal en todo caso debía ser que mantuvieran sus peticiones. Bartomeu y Rosell mantenían su condición de investigados pero ahí es cuando puso el Barcelona la maquinaria de la negociación a funcionar hasta el punto donde estamos hoy según el cual si la Junta Directiva ratifica el acuerdo con la Fiscalía y la Abogacía del Estado, tanto presidente como ex presidente quedarán exonerados.

La denuncia de DIS, distinta

Este caso no tiene nada que ver con el caso de DIS, en el que la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido llevar a juicio a Neymar y a su padre por un delito de corrupción entre particulares en relación a una presunta estafa al fondo brasileño que gestionaba sus derechos federativos. El Fiscal José Perals solicitó el pasado lunes para ello al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que dicte auto de procesamiento para ambos en la causa en la que se investiga la querella del fondo DIS, que tenía un 40 % de los derechos federativos de Neymar y se considera estafado por no haber cobrado el dinero que le correspondía. El ministerio público pide que la actuación se extienda al Barça y al Santos –club de procedencia de Neymar- como personas jurídicas. La acusación pública solicita que se juzgue también al expresidente culé Sandro Rosell. Sin embargo, retira su acusación contra el actual mandatario blaugrana, Josep Maria Bartomeu.El pasado mes de febrero el juez de la Mata tomó declaración al jugador Neymar da Silva, a sus padres —Neymar Da Silva Santos y Nadine Gonçalves Da Silva—, al presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu y su antecesor en el cargo, Sandro Rosell, por delitos de estafa en relación con el fichaje del brasileño por el club blaugrana. Según los querellantes, a DIS le correspondía un 40 % del dinero que pagara el Barcelona al Santos por los derechos federativos del jugador cuando lo fichó. Sin embargo, afirman que el fondo de inversión solo percibió ese porcentaje de los 17,1 millones que el club dijo haber abonado por el brasileño, cuando el fichaje le costó, según se desprende de las investigaciones de la Audiencia Nacional en otra causa, un total de 83,3 millones.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar