Estás leyendo

Apelación desestima el recurso del Adarve y mantiene la sanción

Tercera

Apelación desestima el recurso del Adarve y mantiene la sanción

Álvaro continúa con sus dos años sin jugar después de que el Comité de Apelación desestimase el recurso del Adarve por la agresión a Morales, portero del Atlético B

Madrid

El Comité de Apelación ha desestimado el recurso interpuesto por el Adarve en el caso de la agresión a Carlos Morales, portero del Atlético B, tras el encuentro jugado en el Cerro de Espino contra el conjunto del Barrio del Pilar. Álvaro, el supuesto agresor, fue castigado con dos años de inhabilitación por el Juez de Competición de la FFM el pasado 23 marzo. "Álvaro Manuel Blanco Santamaría, jugador de la AD Unión Adarve, con dos años de suspensión, por agresión a otro, llevando a cabo la acción de forma fría, alevosa y con inequívoco propósito de causar daño al ofendido, originándole lesión de importancia; motivo por el cual hubo de ser hospitalizado y estando pendiente de diagnóstico médico definitivo, ello de conformidad con lo establecido en los artículos 81.1 y concordantes del Código Disciplinario de la RFEF". El Unión Adarve presentó el recurso el pasado 7 de abril y el Comité de Apelación lo a desestimado. 

En la resolución, Apelación asegura que "acreditan la existencia de una agresión cuyo causante es el jugador del club hoy recurrente, don Álvaro Blanco Santamaría, acreditado todo ello no solo con los partes médicos existentes, sino del propio contenido del escrito de recurso. Independientemente de que en la acción se produzca hipotéticamente una provocación previa o no -lo que es humanamente entendible a la hora de argumentar un posible escrito de defensa-, lo cierto es que no puede modificar el resultado final del hecho en cuestión, ya que este de por si es totalmente censurable y perseguible, deportiva y penalmente" y acredita las lesiones por las que el portero rojiblanco tuvo que ser hospitalizado "Las lesiones quedan perfectamente acreditadas mediante los informes médicos existentes en el expediente federativo, así como del informe que obra del médico forense". Asimismo, hace constar que no hay ningún documento que acredite el arrepentimiento del jugador y, además, asegura que se debe aplicar el artículo 69, ya que la agresión se produjo en el párking del recinto deportivo y no sobre el césped.

El Comité, por lo tanto, asegura "Este Comité no desconoce la gravedad de la sanción, pero se ve impelido a hacer una aplicación normativa que únicamente permite la calificación de los hechos como “muy graves” y la sanción que lleva aparejada es la de un mínimo de dos años de suspensión de licencia federativa". Por lo tanto, Álvaro tendrá que cumplir la sanción de dos años, aunque el Adarve cuenta con quince días para presentar otro recurso, en esta ocasión ante el Tribunal Administrativo del Deporte. 

 

.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar