Estás leyendo

Muere Johan Cruyff, el padre del Barcelona moderno

ADIÓS A UNA LEYENDA

Muere Johan Cruyff, el padre del Barcelona moderno

Falleció a los 68 años en Barcelona víctima de un cáncer. Johan Cruyff marcó época en el campo, pero como técnico creó un estilo. Hasta el último día animó a los médicos. Sigue el partido de la jornada 26 de Liga Santander entre Barcelona - Celta en directo.

Johan Cruff ha muerto, a las 13:32 horas de ayer el mundo supo que había fallecido el 'Flaco', a los 68 años. El ser humano Cruyff moría víctima de un cáncer en su domicilio de Barcelona al tiempo que el gigantesco mito de Johan se hacía más eterno que nunca.

La cuenta oficial de Twitter de Cruyff anunciaba a esa hora lo siguiente: “El día 24 de marzo de 2016 Johan Cruyff (68) ha fallecido en Barcelona rodeado de su familia después de una dura lucha contra el cáncer. Os pedimos con gran tristeza que se respete la privacidad de la familia durante el tiempo de duelo”. El manto de una pena enorme tapaba un mediodía luminoso en Barcelona.

La causa del fallecimiento de Cruyff

Cruyff murió víctima de un cáncer de pulmón que se le diagnosticó el 22 de octubre del año pasado tras una revisión a la que se sometió en el Hospital Clínic de Barcelona. Cinco meses después de ese día, Cruyff era víctima de una metástasis que le afectó órganos vitales del cuerpo a pesar de su lucha y su optimismo para superar a la enfermedad.

Cruyff y su actitud ante la enfermedad

Siempre se mostró Cruyff valiente ante la enfermedad. Desde el primer día en el que le fue diagnosticada. En su primera aparición pública tras el diagnóstico, Cruyff dijo que “ahora tengo un enemigo dentro, pero me están introduciendo en el cuerpo amigos (la quimioterapia) que me ayudarán a vencerlo”. Siempre tuvo Cruyff esa lucidez propia de los genios para explicar los conceptos más difíciles de la forma más simple. El cáncer no iba a ser menos.

Meses después, mientras a su alrededor familia y conocidos veían que la obra iba llegando a su fin de forma irremediable, Cruyff era el que animaba al ‘entorno’. Médicos, amigos, familiares, saludados y conocidos eran reconfortados por la fortaleza de espíritu del enfermo, que como siempre, se erigió como el líder.

“Ahora mismo tengo la sensación de ir ganando 2-0 en la primera parte de un partido que aún no ha terminado, pero que estoy seguro que acabaré ganando”, dijo en un comunicado de Cruyff Management que fue difundido por la Agencia EFE. No sabe la razón que tenía (siempre la tuvo). Johan no pretendía ser inmortal, pero el partido de la inmortalidad, de la aportación al juego y de la revolución de la sonrisa llevada al mundo del fútbol lo ha ganado por goleada. El Johan Cruyff nacido en Amsterdam el 25 de abril de 1947 ha muerto. El Cruyff a secas es inmortal y vivirá para siempre gracias a su obra.

Cruyff, el padre del Barcelona moderno

Cruyff es el inventor del Barcelona moderno en su versión de técnico. Sus mejores años como jugador los tuvo en el Ajax de Amsterdam, equipo con el que ganó tres Copas de Europa y dos Balones de Oro y medio (el otro medio lo recogió siendo jugador del Barça). Vestido de blaugrana iluminó a una generación ganando la primera Liga del conjunto culé en 14 años que se coronó con un 0-5 simbólico en el Bernabéu.

Pero la verdadera influencia que le hace ser considerado el padre del Barcelona moderno es su paso por el banquillo barcelonista, donde instauró un sistema de juego que, con sus pertinentes modificaciones, perdura hasta día de hoy. Cruyff rompió los moldes del pesimismo barcelonismo y le devolvió el orgullo de los años 50 desafiando sin complejos a cualquier rival y montó una estructura basada en la cantera que es el secreto de la corona.

Descanse en paz el maestro.

0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar