Estás leyendo

El Celta, contra la historia

atlas

CELTA - SEVILLA

El Celta, contra la historia

Nadie ha remontado un 4-0 en una eliminatoria de Copa, algo que intentará hacer en el partido de esta noche (20:30 tve1) el Celta ante un Sevilla que no quiere relajarse.

El Celta necesitará que Tom Cruise se disfrace de Iago Aspas, de Guidetti o de Orellana para llevar a cabo una verdadera misión imposible. Nadie ha conseguido remontar un 4-0 en la historia de la Copa, pero en Vigo no se rinden. Berizzo tiene claro el plan: marcar, recoger rápido el balón de la red y volver a empezar. Dicho parece hasta fácil. Conseguirlo se antoja un milagro. Balaídos apela a sus grandes noches, como el 4-0 a la Juve o el 7-0 al Benfica. Incluso les sirve de referencia un partido de este mismo curso, el 4-1 al Barça. Es evidente que no pueden repetir ese marcador porque se quedarían fuera, pero el concepto de goleada está ahí. “Si le metimos cuatro al mejor equipo del mundo, ¿por qué no al Sevilla?”, es la lógica reflexión que hace alguno en Vigo. La vida secreta de las palabras les empuja, pero van a necesitar una noche de película para ver el final soñado.

A un paso. Sevilla está ahora mismo a noventa minutos de Madrid, donde se prevé que se dispute la final. Emery, siempre tan perfeccionista, se empeña en evitar la relajación que suele fluir en este tipo de partidos. Sólo una catástrofe evitará que los hispalenses le disputen la Copa del Rey al Barcelona. Son conocedores de que, en caso de urgencia, un gol eliminaría cualquier amago de incendio. Por eso, aunque en público se empeñe en resaltar el poderío céltico para evitar el descalabro, Emery también está pensando en la final del 21 de mayo. Por ello reservará a los tres apercibidos; Rami, Kolo y N’Zonzi. Berizzo no tiene nada que perder y saldrá con todo. El escenario de Balaídos está preparado. Veremos si hay película de acción o documental.

La afición olívica prepara un gran recibimiento

La fe mueve montañas. Y es por eso que la afición celeste no tardó ni unos minutos en movilizarse tras el pitido final de hace siete días. Con la herida todavía abierta por el duro golpe recibido en el Pizjuán, los aficionados vigueses comenzaron a citarse en las redes sociales para organizar un gran recibimiento al equipo a su llegada al estadio. Habrá numeroso público a partir de las 19:00 horas en las inmediaciones de Balaídos, con la intención de acompañar el último recorrido del autobús céltico hacia el estadio con bengalas y gritos de ánimo a los jugadores.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar