Estás leyendo

Messi y Neymar pueden dejar en riesgo económico al Barcelona

Liga BBVA

BARCELONA

Messi y Neymar pueden dejar en riesgo económico al Barcelona

El aumento de sueldos amenaza la continuidad de la directiva. Leo pasará de cobrar 22,8 a percibir 39,4 millones. A Neymar le prometieron un aumento y aspira a la ficha de Messi.

Los términos de la mejora automática de contrato de Messi que desveló el pasado martes el diario ARA por el que el astro argentino pasa a cobrar a partir del 30 de junio de este año 39,4 millones de euros netos (85 brutos) de manera automática supone un directo al hígado de las cuentas del club barcelonista. Tener en nómina a los mejores jugadores del mundo tiene un coste económico que obligará al Barcelona a mejorar en mucho sus ingresos si no quiere incumplir la norma del Fair Play financiero de la UEFA por un lado y la que se autoimpuso la propia directiva blaugrana de Rosell por otro.

Esta norma obliga a la junta a dimitir si durante dos ejercicios consecutivos el ratio que compara la deuda con el EBITDA (ingresos obtenidos antes de impuestos y amortizaciones) no cumple unos objetivos preestablecidos. Este último año, ese ratio tenía que ser de 2,5 y acabó siendo de 3,2. Por lo que es obligado de cara al próximo curso que se sitúe en 2,25 o la junta de Bartomeu deberá abandonar el palco.

Esta mejora económica de Messi, sumada a la renovación de Neymar, tentado por todos los grandes equipos de Europa, y al salario que perciben otras grandes estrellas del equipo como Suárez, Iniesta, Busquets (otro con renovación pendiente) dejan al Barça en una delicada situación si no mejora en mucho sus ingresos. De hecho, uno de los objetivos del Plan Estratégico del club es que antes de 2021 el Barça facture 1.000 millones de euros por campaña. Es conseguir ese objetivo o caer en la ilegalidad europea y el incumplimiento de los propios estatutos.

El Barcelona vive a día de hoy en el límite del tope salarial que marca LaLiga que en el caso blaugrana se cifra en 421 millones de euros. Actualmente, el Barcelona está en 419, lo que supone que un 73% de su presupuesto está dedicado a cubrir la masa salarial. No toda esa cantidad se refiere a la primera plantilla, pues aquí se incluyen también las secciones del club.

Si damos por hecho que Messi pasará a cobrar 80 millones brutos a mitad de este año, que la renovación de Neymar no se irá nunca por debajo de los 50 (22,8 netos) y que Suárez cobra 20 brutos, se deduce mediante una simple operación aritmética que únicamente el tridente de ataque del Barcelona cobra 155 de esos 421 millones de euros que tiene el Barça como tope salarial.

¿Y Neymar?. Si el caso de Messi está claro porque el contrato firmado el 19 de mayo de 2014 especificaba un aumento gradual de la ficha que pasará este 30 de junio de los 22,8 a los 39,4, queda por cuantificar a cuánto ascenderá el coste de la renovación de Neymar, que acaba contrato el 30 de junio de 2018 y que Luis Enrique dio “por segura”.

Neymar cobra de salario esta temporada 9,1 millones netos, a los que se le deben de sumar la famosa parte de los 40 millones que el Barcelona adelantó en su día que pueden tener muchas interpretaciones fiscales (prima de fichaje, sueldo encubierto...) pero que acaban repercutiendo en el salario del brasileño. Este curso, Neymar cobrará 17,6 millones. Neymar cuando llegó al Barcelona pactó con Sandro Rosell una mejora de contrato a los dos años de su primera firma. Esta es la que se negocia, con el brasileño en mejora exponencial y ya en el podio del Balón de Oro. El Barça necesita dinero para pagar a los mejores

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar