Estás leyendo

EE UU se toma la revancha goleando a Japón en la final

ESTADOS UNIDOS 5 - JAPÓN 2

EE UU se toma la revancha goleando a Japón en la final

EE UU se toma la revancha goleando a Japón en la final

AFP

Las estadounidenses ganaban 4-0 en 16 minutos. Al final vencieron por 5-2. Hat-trick de Lloyd. Logran su tercer Mundial 16 años después.

Se repetía la final de hace cuatro años en Alemania: EE UU-Japón. Las japonesas, que partían como campeonas del mundo, venían a reafirmar su poderío. Las estadounidense querían la revancha, y así fue. Estados Unidos anuló a su rival y goleó 5-2 en la final de Vamcouver. Carli Lloyd, la atacante del Houston Dash, se convirtió en la protagonista tras lograr un hat-trick en los primeros 16 minutos del partido. Estados Unidos suma su tercer Mundial 16 años después y es la selección con más títulos mundiales.

El enfrentamiento comenzó con la solemnidad en el himno japonés frente al jolgorio en el estadounidense. La mayoría de la afición congregada en el BC Place de Vancouver, con aforo para más de 50.000 espectadores, animaba a las chicas de Jill Ellis. Eso potenció que salieran a por todas desde el principio. Su gol no se hizo esperar. Fue en el 3' tras un saque de banda que remató dentro del área pequeña la capitana Lloyd. El partido se le ponía cuesta arriba a Japón. Sin apenas haber digerido el golpe, Estados Unidos volvió a presentarse al ataque. Y llegó el segundo: Lloyd repitió en una jugada a balón parado. Las jugadas de estrategia pusieron pronto por delante a las norteamericanas.

Las Nadeshiko debían reaccionar. La Copa del mundo estaba en juego. Estados Unidos había dado un paso importante hacia delante. El equipo de Norio Sasaki no era capaz de dar dos pases. Los errores de repetían constantemente. En uno de esos llegó el 3-0. Holiday aprovechó un mal despeje de la defensa japonesa para batir a Kaihori.

El estadio estalló de alegría. Esto no había acabado. Otra vez Lloyd, desde el centro de campo, disparó y anotó el cuarto tras pillar a la portera nipona adelantada. Parecía una pesadilla para las asiáticas pero era realidad. Estados Unidos ganaba 4-0 en 16 minutos. La remontada de la vigente campeona del mundo parecía misión imposible.

Con el paso de los minutos las japonesas fueron cogiendo protagonismo y encontraron su estilo. Comenzaron a dominar el choque. El gol de la esperanza nipona llegó. Ogimi batió a Hope Solo tras aprovechar desde la frontal un gran centro por la banda derecha. Y sólo dos minutos después pudo llegar el segundo. Era el momento de Japón, por ello Sasaki decidió sacar al terreno de juego a la experimentada Homare Sawa. Dejó el partido la zaguera Iwashimizu entre lágrimas. El seleccionador japonés no bajó los brazos, había tiempo para lograr el sueño.

Tras el descanso, en un centro de falta, Johnston marcó en propia puerta y le dio vida a las asiáticas. La alegría duró poco. En la siguiente jugada, en un saque de esquina que se paseó por el área japonesa, Heath marcó el 5-2. Japón terminó jugando con dos defensoras y sin perder ni un minuto de esperanza. Estados Unidos como si fuera perdiendo, siempre con la mente puesta en la portería rival. Morgan, Lloyd, Rapinoe...no bajaban la guardia.

Fue un final para enmarcar. Goles no faltaron. Clase hubo de sobra. Brilló el fútbol femenino en Vancouver. Hubo tiempo para ovaciones como la de Alex Morgan y despedidas a dos grandes como Rampone y Wambach. Comienza la cuenta atrás para Francia 2019. Mientras tanto, Estados Unidos iluminará el planeta fútbol.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar