Estás leyendo

Japón, actual campeona, derriba con sudor el muro australiano

MUNDIAL DE CANADÁ | AUSTRALIA 0 - JAPÓN 1

Japón, actual campeona, derriba con sudor el muro australiano

Japón, actual campeona, derriba con sudor el muro australiano

AFP

La actual campeona del mundo logró el gol que decidió el pase en el minuto 87, obra de la recién incorporada Iwabuchi. Japón fue superior a Australia.

Japón llegaba como favorita al choque de cuartos de final ante Australia. Y cumplió con los pronósticos. La actual campeona del mundo venció a las Matildas gracias a un gol de Iwabuchi a falta de tres minutos para el final. Australia no demostró garra y se despide del sueño canadiense.

El estadio Commonwealth de Edmonton, para 50.000 espectadores, sólo registró media entrada. Desde el comienzo la iniciativa la llevó la selección nipona. La primera ocasión vino a los siete minutos, un disparo elevado de Ohno que se fue por encima del arco de Williams. Australia tenía problemas para salir jugando el balón. Las asiáticas, siempre activas, presionaban desde campo contrario. La capitana Lisa de Vanna era la única que robaba un poco de protagonismo a Japón.

Las nadeshiko dominaban con su fiel estilo tiqui taca. Ohno, de nuevo tras un centro por la banda derecha, dio el segundo aviso. Las Matildas esperaban aprovechar un contragolpe. Así vino su única ocasión, de una falta lejana botada por Kennedy. La capitana Miyama, la líder sobre el terreno de juego, sabía que el objetivo era la portería. Había que tirar para lograr el pase. Y tiró desde lejos y puso en apuros a la guardameta australiana. A continuación fue Iwashimizu la que probó suerte de cabeza. Japón rozaba el gol. Con la superioridad del equipo de Sasaki se llegó al descanso.

Las chicas de Alen Stajcic se quitaron el miedo del cuerpo y empezaron a robar parte de la posesión a Japón. Samantha Kerr, la jovencísima jugadora del Sky Blue de New Jersey, estuvo a punto de sorprender a la meta asiática Kaihori. En la siguiente jugada, Miyama y Kawasumi fabricaron una jugada mágica en el área australiana. La actual campeona se vino arriba. De Arisyoshi fue la siguiente ocasión. Las Matildas habían perdido de nuevo el control, y la causa fue la desaparición de la capitana Lisa de Vanna, quién tuvo que ser sustituida. Australia se quedó sin su pilar, mala cosa. Cuando parecía que se decidiría en la prórroga el semifinalista, llegó el gol. El merecido tanto de Japón. Iwabuchi, recién ingresada en el campo, aprovechó un triple rechace tras un córner a sólo tres minutos para el final. Las campeonas del mundo, invictas en Canadá, siguen luchando por estar en la final de Vancouver el próximo cinco de julio.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar