Estás leyendo

Mou: "Admiro a Luis Enrique y espero que le vaya bien"

Liga BBVA

PERFORM

UEFA

Mou: "Admiro a Luis Enrique y espero que le vaya bien"

"Siempre tuve hacia él un cariño y una admiración especiales", dijo. Aseguró que no ha hablado con Ancelotti y no quiso valorar las salidas de Xabi Alonso y Di María.

El p... amo, como diría Guardiola. Nada mejor que la llegada de Mourinho, un huracán, para amenizar las sobrias jornadas de los entrenadores organizadas por la UEFA. Se esperaba su presencia el miércoles. Pero tanta fricción con la UEFA, sanciones por sus desbarres y apelaciones de por medio le hicieron pensar que sería mejor acudir sólo ayer, para salir en la foto de grupo que estaba programada y recoger de paso su placa conmemorativa por los 100 partidos en Europa. Y cuanto menos contacto, mejor. Pero al notar su ausencia Platini dijo: “¿Por qué, por qué, por qué...?”. Y resolvió hacer la foto de grupo el mismo miércoles por la tarde, cuando no estaba previsto, sin él.

Pero a Mourinho nadie iba a aguarle la fiesta. En un ejercicio de cinismo se plantó delante de Villas Boas (no se llevan precisamente bien) para hablar con entusiasmo con él justo antes de que los medios entraran a la sala donde estaban reunidos los técnicos para hacer un mudo (se permite tomar imágenes un minuto). Luego se sentó entre Ancelotti y Luis Enrique (gran ojo protocolario de la UEFA) y, según ha podido saber AS, mantuvo una intensa charla (más bien encontronazo) con Guardiola discutiendo sobre la obligatoriedad o no de regar el césped antes de los partidos. Guardiola que sí, Mourinho que no. Y la discusión, que empezaba a subir de tono, dejó boquiabiertos e incluso provocó alguna risa a sus colegas. Pero lo mejor estaba por llegar.

Fue el segundo en abandonar el cuartel general de la UEFA (en total, tres horas en territorio enemigo y vuelta a Londres). La tan esperada foto con Guardiola no se había producido. Los medios se abalanzan sobre su presa. Mou se hace el interesante. Anda rápido, busca el coche con la mirada, lo encuentra, se para... Y comienza a disparar. Selecciona las preguntas. Desecha las referentes a Ancelotti y su difícil situación en el Madrid. Explota las que pueden hacer daño a Guardiola. “¿Luis Enrique? Tengo una admiración especial por él. Espero que le vaya bien. No sólo como jugador sino como persona era mi favorito cuando estuve en el Barça. Era lateral derecho, izquierdo, extremo, diez, delantero. Podría haber jugado de portero. Desde que salí del Barça en 2000 es la primera vez que le veo. Le he preguntado si le gusta entrenar. Me ha dicho que sí, y le he deseado que sea feliz”. Luis Enrique, del palo de Guardiola (en lo referente a no decir ni mu a los medios), estuvo rápido antes de montarse en el coche, cuando los periodistas le pedían una reacción a los piropos. Y más aún después del apoyo incondicional (escénico y de palabra) de Pep hacia su proyecto en la jornada anterior: “Pues yo también le deseo toda la suerte del mundo a él y a todos los compañeros que han estado aquí”. Y punto.

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar