Estás leyendo

FIFA ratifica la sanción: el Barça no podrá fichar hasta 2016

ASTV

Barcelona

FIFA ratifica la sanción: el Barça no podrá fichar hasta 2016

La FIFA ha emitido un comunicado en el que ratifica que el Barça no podrá firmar en las dos próximas ventanas del mercado una vez se cierre este plazo.

Barcelona

El Comité de Apelación de la FIFA no tuvo piedad del Barça y tras escuchar el martes los argumentos del equipo blaugrana en una vista oral de cuatro horas mantiene el castigo al equipo catalán, que no podrá fichar durante dos periodos —esto es hasta el mercado de invierno de 2016—y deberá pagar una multa de 450.000 francos suizos. En la misma sentencia se condena a la Real Federación Española de Fútbol a una multa de medio millón de francos suizos por ser la responsable en la tramitación de las fichas de los menores en cuestión.

La FIFA castiga al Barcelona por incumplir reiteradamente el Reglamento y Estatuto de Transferencia de Jugadores menores de edad, no por el modelo de La Masia, que el máximo organismo institucional del fútbol mundial ha alabado reiteradamente. Este dato es clave, pues demuestra cómo el Barça ha equivocado su estrategia defensiva.

Desde el club blaugrana se organizó una defensa a capa y espada del modelo de La Masia cuando lo que estaba en cuestión eran unos procedimientos legales de contratación de futbolistas. Nadie le reprocha al Barcelona la educación que da a sus jóvenes ni las magníficas instalaciones de su fútbol base, la clave está en que el Barcelona fichaba fuera de la ley, fue requerido para que justificara este comportamiento y la FIFA recibió el silencio por respuesta.

Y es que más allá de la infracción contractual que comete el club blaugrana al contratar jugadores menores de edad, la FIFA ha castigado al equipo que preside Bartomeu por la actitud de poca colaboración y ocultamiento de pruebas que ha demostrado la entidad durante un proceso que se remonta a hace años.

Cuando la FIFA tuvo noticia mediante una denuncia anónima referida a la contratación del jugador coreano Lee Seug Woo de que el Barcelona transgredía la norma de contratar a menores de edad, se le pidieron explicaciones que el club ignoró una y otra vez.

Según cuentan en el club algunos directivos que no quieren identificarse, este tema “nos pilló a todos por sorpresa cuando estalló, porque únicamente lo conocían el presidente Rosell y el vicepresidente deportivo Bartomeu”. Nunca el expediente de la FIFA llegó a ser tratado en junta directiva hasta que ya fue demasiado tarde. Ese fallo de cálculo ha resultado fatal y la FIFA se sintió agraviada.

Mal ejemplo. El Comité de Disciplina de la FIFA fue tan duro en sus conclusiones contra el Barcelona que el equipo barcelonista debería de dar gracias al cielo de que le hayan permitido una moratoria en el castigo para poder fichar en este mercado de verano.

Para la FIFA, el comportamiento del Barcelona era un “mal ejemplo”, ya que al ser el Barcelona un club mundialmente conocido, era especialmente grave que transgrediera con “imprudencia y temeridad” el Reglamento de fichajes. Añadía la FIFA que la conducta del Barça es reprensible, porque este es un club con medios suficientes para conocer las normas y el origen de los jugadores que contrata.

Por si fuera poco, en la FIFA no entienden todavía cómo el club blaugrana respondió con información “general y poco específica” a los requerimientos que se les hicieron llegar para conocer el origen y los detalles de los fichajes.

El último clavo que selló la tumba del Barça lo clavó el mismo club, que lejos de hacer autocrítica y arrepentirse, desafío a la FIFA con las palabras de su presidente, “La Masia no se toca”, que tuvieron continuidad en una gigantesca pancarta en el Camp Nou. En círculos especializados en derecho legal vinculados a las más altas instancias internacionales comentan que “ni el peor enemigo del Barcelona hubiera diseñado una estrategia de defensa tan catastrófica”.

Ante el castigo reafirmado, al Barcelona le queda la opción de recurrir al TAS de nuevo (tal y como pasó con poco éxito en el caso Suárez) para tratar de minimizar la sanción.

Veinticinco minutos después de conocerse la sanción de la FIFA, el Barcelona hacía público un comunicado en el que anunciaba su recurso ante el TAS expresando que “no comparte una resolución que atenta contra el espíritu de nuestra Masia”.

Dejando a un lado la vía legal, el Barcelona tiene hasta el día 1 de septiembre para fichar lo que no podrá hacer en un año. El brasileño Douglas será el primero mientras se valora activar nuevas operaciones de cara a un futuro incierto.

El Barcelona confirma que ha rescindido el contrato de cinco jugadores de los equipos inferiores

El Barcelona ha hecho público un comunicado en el que ha confirmado que rescinde el contrato con los cinco jugadores de los equipos inferiores debido a que la FIFA ha prohibido que jueguen, se entrenen o residan en las instalaciones del club.

El texto íntegro es:

"Como consecuencia de la sanción impuesta por la FIFA en 2014, el FC Barcelona ha presentado la solicitud de regularización de la situación, entre otros, de cinco jugadores de los equipos inferiores. La medida se ha adoptado respecto a estos futbolistas debido a la posición de la FIFA en cuanto a éstos, según la cual a su entender estos jugadores no pueden entrenar, jugar y residir en las instalaciones del Club. El FC Barcelona no renovó estas licencias para que no se pudiera interpretar que incumplía la normativa de la FIFA. A estos efectos, el FC Barcelona ha adoptado las medidas que consideró adecuadas respetando al máximo las situaciones personales de cada uno de los afectados. Los jugadores han sido informados, en todo momento, del proceso que ha determinado su desvinculación del club".


Sigue el directo del partido de Copa del Rey Atlético Barça.

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar