Estás leyendo

Neymar, reprimenda del club y luz verde para poder entrenarse

Liga BBVA

Barcelona

Neymar, reprimenda del club y luz verde para poder entrenarse

Neymar, reprimenda del club y luz verde para poder entrenarse

Neymar recibió un prudente tirón de orejas del club, que le recomendó que moderara su exposición en las Redes Sociales, especialmente cuando se supone que está de baja.

Neymar pasó ayer una revisión médica bajo la supervisión de los médicos del Barcelona para evaluar el estado de la fractura de vértebra que sufrió en el Mundial. Sin que haya mediado comunicado médico por parte del Barcelona, el jugador está recuperado y dispuesto para iniciar el trabajo con el resto de sus compañeros. No podía ser de otra forma después del verano que se ha pegado el internacional barcelonista, que de un tiempo a esta parte ha repartido su tiempo entre fiestas en Ibiza y actos publicitarios en Japón. Todo un síntoma de que ya tiene luz verde para ejercitarse con el resto de compañeros e incorporarse paulatinamente al ritmo de trabajo de la plantilla. Hoy se le espera en Sant Joan Despí.

Además de la constatación médica de que la espalda está lista para volver al trabajo, Neymar recibió un prudente tirón de orejas por parte del Barcelona, que le recomendó que moderara su exposición en las Redes Sociales, especialmente cuando se supone que está de baja médica. Obviamente, esta recomendación o reprimenda no se le formuló directamente al futbolista, sino a los encargados de gestionar sus relaciones públicas. Y es que algunas fotografías del jugador, teóricamente convaleciente, durante el verano no han sentado nada bien al cuerpo técnico que dirige Luis Enrique.

Ibiza. Al Barcelona ya le sonó muy extraño que uno de sus jugadores estrella se fotografiara en Ibiza un día en la cubierta de un yate llevando una faja correctora y al siguiente se subiera a un avión para viajar a Japón a inaugurar una fábrica de colchones y participar en un programa de televisión. El asombro de los directivos creció cuando a las 48 horas vieron como en las Redes Sociales el jugador convaleciente posaba en un sarao nocturno con Paris Hilton en Ibiza.

El club se felicita de que el jugador esté en el buen camino de su recuperación pero le han hecho legar que al nuevo entrenador estas exhibiciones no le gustan nada de nada.

Una norma difícil de aplicar

Hace tiempo que el Barcelona desea incluir un código de conducta para sus jugadores en las Redes Sociales. Se trataría de una serie de mandamientos que los miembros de la plantilla del Barça deberían cumplir cuando se comuniquen con sus seguidores en las Redes. No obstante, es este un código muy difícil de instaurar. Por una parte, los jugadores tienen unas empresas que les gestionan sus derechos de imagen (también en las Redes) ajenas al club y luego ven como el director deportivo adjunto cuelga fotos haciendo yoga con su pareja.

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar