Estás leyendo

James Rodríguez: “Falcao es un ganador, ojalá venga al Madrid”

Real Madrid

James Rodríguez: “Falcao es un ganador, ojalá venga al Madrid”

AS y ‘Radio Caracol’ entrevistaron al nuevo ‘10’ blanco. El colombiano recomienda el fichaje del ‘Tigre’, su amigo y compatriota: “Tiene la mentalidad que quiere el Madrid”.

—¿Cuáles son sus sentimientos a pocos días de incorporarse a los entrenamientos del Real Madrid?

—Feliz, porque estar allí es un sueño cumplido. Ojalá todo salga bien, estoy con mucha ilusión y ganas. Deseo ganar títulos en este club tan grande.

—Arranquemos desde sus comienzos. ¿Ya de crío era el amo de la pelota?

—Desde que tengo uso de razón, siempre quise ser el número uno, dar pases, hacer goles… Pese a todo, ahora llego al Madrid con la idea de ser uno más, aunque haya muchas estrellas. Sólo quiero ayudar.

—Hay imágenes suyas de niño hasta marcando goles olímpicos…

—Sí, alguno hacía. Ahora ya no, es mucho más difícil (risas).

—¿Cuándo empieza a conocer al Madrid?

—Cuando estaban Zidane, Beckham, Ronaldo, los Galácticos. Seguía al Madrid desde chico. Y adoraba a Zidane, me provocaba sentimientos especiales.

—¿Como quién quería ser?

—Nunca quise ser como nadie. Admiraba futbolistas, pero no quería ser como ellos. En ese aspecto, me gustaban Zidane, Roberto Carlos, Ronaldo… eran distintos al resto. Ahora también admiro a muchos.

—Eduardo Lara, el seleccionador colombiano que le llevó a la Sub-17 y la Sub-20, dice que le tenía que regañar porque se quedaba después del entrenamiento a seguir practicando aunque el día siguiente hubiese partido…

—(Risas) Es verdad. De toda la vida me he entrenado mucho. Si usted pregunta ahora, le van a decir lo mismo que Eduardo. Cuando acaba un entrenamiento, yo me quedo para entrenarme bien. Si no me entreno bien no estoy a gusto. Cuando juegas, eso marca la diferencia. Desde los 11 años tengo esa costumbre y ahora no lo voy a cambiar.

—Ha ido mejorando su técnica de golpeo…

—Ha sido producto de trabajar fuerte durante mucho tiempo. Tanto lo físico como mental.

—¿Quién fue el primero que le llamó para decirle que el Madrid pretendía contratarle este verano?

—Desde que supe que el Madrid me quería, puse todo de mi parte para ir. De un tiempo atrás se venía hablando del tema, pero no era nada seguro. Hace un mes ya fue oficial que me querían. Es un grande, y eso conlleva que tienes que estar a un nivel muy alto. Me veo preparado, pero llego con mucha humildad.

—¿Es cierto que ya le seguían desde que estaba en el Oporto?

—Obviamente. El Madrid siempre sigue jugadores jóvenes que destacan. Cuando sale uno que destaca, van a por él. Me venían siguiendo y cuando hice un excelente Mundial, ahí fue cuando compraron. Saben cuándo comprar jugadores. Durante el Mundial ya habían hablado de ficharme, pero yo estaba tranquilo. Yo quería ganar y hacerlo bien con Colombia. No me presionó, al revés, me motivó más para ganar.

—Cuando tenía 16 años en Argentina, llegó a pensar en retirarse. En Mónaco también pasó muchas dificultades…

—En Mónaco no jugué mucho en dos meses y medio en los que mi técnico pensaba que me estaban faltando cosas… Ranieri tiene experiencia y si lo pensaba, yo tenía que respetarlo. Cuando jugué, empezaron a irme bien las cosas. Aprendí mucho en Francia, porque es un fútbol extremadamente físico y táctico.

—Le ha entrenado Falcioni, Ranieri, Villas-Boas… ¿De qué técnico ha aprendido más?

—Son entrenadores muy importantes y de cada uno saqué algo. Con el primero tenía sólo 15 años, fue donde más aprendí. Con André también me fue muy bien.

—¿En qué puesto se imagina jugando en el Madrid?

—Donde el míster quiera. Puedo jugar de extremo derecho, izquierdo, de mediapunta… Estaré atento para ganarme un lugar entre esos cracks que tendré a mi lado.

—¿Se ve en el once?

—He de esperar primero. Tengo que ganarme el sitio. Hay jugadores que llevan años allí y he de respetar eso.

—¿Qué le parecen esos elogios de sus nuevos compañeros en las redes sociales?

—Orgullo. Que tantas estrellas vean mi trabajo me hace estar muy agradecido. Estar al lado de tantas estrellas es algo lindo.

—Si se pone a jugar en un videojuego con el Madrid. ¿En qué puesto se pondría?

—Seguro que en el once (risas)...

—¿Ya habló con Ancelotti?

—Aún no. Seguramente cuando llegue allí.

—¿Y de sus compañeros?

—Con Cristiano. Vengo hablando con él desde hace un tiempo. Es una excelente persona y un excelente jugador. La última vez que hablé con él fue antes de que el Madrid jugase con el Bayern. Conversamos un poco. Me dijo que suerte para el Mundial.

—¿Cómo fue el día de su presentación y firma del contrato, con 45.000 aficionados en el Bernabéu?

—Un día especial. Uno no puede vivir algo así todos los días. Entrar en un estadio único y ver tanta gente... Nunca se me olvidará algo así. Quiero hacer historia en el Madrid.

—¿Tuvo la posibilidad de hacer el Tour del Bernabéu antes de fichar por el Madrid?

—No, siempre quise ir, pero nunca tuve tiempo o la oportunidad de hacerlo. Ahora he podido como jugador. Llego a una entidad histórica que tiene presión de ganar… y a mí me gusta ganar.

—Defina al Real Madrid…

—El mejor club que hay en este mundo.

—¿Y al Barça?

—Es un gran club, admiro a muchos de sus jugadores. Obviamente les respeto.

—Antes de decirlo en su presentación con el Madrid, ¿cuántas veces había dicho aquello del ‘Hala Madrid’?

—En mi casa, cuando veía los partidos del equipo por televisión, decía ‘¡Hala Madrid!’. Eso sí, decirlo luego después, delante de 45.000 espectadores... Estaba con muchos nervios, pero salió bien.

—¿Sabe lo que significa llevar el ‘10’ en el Madrid?

—Es algo grande. Es una entidad que conlleva presión, espero poder portar ese número con responsabilidad.

—¿Cómo sueña su primer gol con el Madrid?

—Como Dios quiera, pero obviamente ganando.

—Se habla ahora de Falcao. ¿Lo ve en el Madrid?

—Estoy seguro de que puede jugar allí. Pero yo no soy quien lo decide, si va o no. Es decisión del presidente. Puede estar porque tiene calidad y actitud ganadora.

—¿Sería bonito para Colombia, un país que tantas alegrías necesita, juntar a dos ídolos como James y Falcao en el Real Madrid?

—Ya va para cuatro años que lo conozco jugando a su lado. Sólo nos separamos cuando él se fue al Atlético. Tiene mentalidad ganadora, y eso es lo que quiere el Madrid. Ojalá pueda venir.

—¿Cuándo cree que estará disponible para debutar?

—Viajo mañana y el sábado estaré entrenándome con ellos. Estaré a punto cuando haga una buena pretemporada. Nueve, diez, doce días… Cuando Ancelotti lo diga, jugaré.

—Acaba de venir de un viaje en Punta Cana y antes vio a su familia en Colombia. ¿Cómo lo ha vivido su familia?

—Ellos son una parte importante, y ahora que me voy a ausentar por unos días, pues quiero aprovechar para estar el mayor tiempo posible con ellos. Ahora tengo muchos amigos y muchas personas alrededor, pero cuando las cosas van mal, es la familia quien siempre está ahí.

—¿Qué representa en su carrera su madre, Pilar?

—Mucho. Desde que juego siempre me apoyó.

—¿Y su esposa, Daniela?

—Desde que la conozco hace siete años, siempre estuvo conmigo. Cuando juego mal, ella me habla. Mi hija también es un plus más para mí.

—¿Quién de las dos le regaña más cuando no le salen bien las cosas en el campo?

—Daniela. Porque ella sabe más cuando juego bien o juego mal. Eso es bueno.

—¿Ya le enseñó el Ras Tas Tas a su hija Salomé?

—Tiene 14 meses y ya sabe hacerlo bien (risas).

—¿Dónde aprendió a bailar tan bien?

—Al lado de Armero o Cuadrado es fácil aprender, hay muchos bailarines.

—Su padrastro fue una figura clave en su carrera…

—Sí. Fue quien me hizo jugar desde los seis años. El que me metió en una escuela de fútbol. Mucha gente no sabe que fue el que me animó a jugar al fútbol. Me decía que tenía cosas que los otros chicos no tenían. Todavía me sigue dando consejos porque sabe mucho de fútbol.

—¿Cómo es un día en la vida de James?

—Cuando no me entreno, me levanto a las nueve. Si puedo como comida colombiana, porque si estás lejos se extraña. Y compartir todo el tiempo que pueda con los míos.

—¿Cómo lleva la presión de ser un icono mediático?

—No me gusta nada. El salir de casa y tener cámaras encima tuya… No hay nada mejor que salir y estar tranquilo. Pero estoy en un momento en que no puedo hacer eso. Debo entenderlo y saberlo manejar. Estoy en un club mediático, que mueve mucho.

—¿Ya sabe dónde va a vivir en Madrid?

—Aún no. Cuando vaya ahora me pondré con ese arduo trabajo. Me gustaría vivir en una casa amplia, con prado, si puede ser piscina y también para hacer asados. Para poder estar tranquilo.

—¿Cómo ve la posible llegada de Cuadrado al Barça?

—Ojalá, porque es un gran amigo mío. Si va, abrirá las puertas a otros colombianos, porque ya seríamos varios en clubes grandes.

—¿Y el fichaje de su cuñado, David Ospina, por el Arsenal?

—Me alegra, es un gran portero y una buena persona. Espero que tenga éxito en ese gran club. Considero que tiene calidad para ser titular en el Arsenal.

—¿Cómo ve que siga o no Pékerman al frente de Colombia?

—Todos tenemos que hacer fuerza para que José se quede. Él cambió todo en nuestra selección y para bien. Hizo muchas transformaciones buenas. Si no sigue será triste y dejará un listón muy alto al sucesor que llegue después.

—Cerremos con dos preguntas más del Madrid. ¿Está preparado para la posibilidad de no empezar la temporada como titular?

—Obviamente que sí. Primero tengo que entrenarme bien parara poder estar entre los once. Casi todos los demás llevan tres o cuatro años juntos. He de respetarlo y entrar poco a poco. Y cuando tenga oportunidades, mostrar un nivel alto.

—Mándele un mensaje al madridismo…

—Que tengan claro que siempre lo voy a dar todo. Que nos apoyen mucho para conseguir muchos títulos.

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar