Actualizado

Actualizado a las

MUNDIAL DE FÚTBOLBRASIL 2014

12 JUNIO - 13 JULIO

Copa del Mundo
Casillas Copa del Mundo

GRUPO B | España

La Prensa mundial sentenció a España: "El tiqui-taca murió"

Así lo anuncian Bild, De Telegraaf o La Gazzetta. En Brasil hay tanta euforia como en Chile. NYT: “Da pena ver caer a una leyenda del fútbol tan indefensa”.

Juanma Trueba

Madrid

La Prensa mundial sentenció a España: "El tiqui-taca murió" Ampliar
La Prensa da por terminada la gran era del fútbol español. | EFE

El análisis de la reacción periodística mundial ante la eliminación de España tiene el valor de un tratado de sociología deportiva. En cierto modo, recuerda a las votaciones de Eurovisión, por cuanto dibuja un mapa histórico-sentimental de afectos y rencores. Hay países que nos entierran con cariño y otros que bailan sobre nuestra tumba.

En la mayor parte de los casos importan los antecedentes deportivos. El Bild alemán no lo oculta: “Nos ganaron en la final de la Euro 2008. Nos ganaron en las semifinales del Mundial 2010. Ahora vuelan a casa tras la primera ronda. El tiqui-taca ha muerto”. Junto a las fotos de Casillas, Xavi, Alonso, Torres y Villa, Bild incorpora el siguiente titular: “Nunca más nos harán daño”.

El holandés De Telegraaf no es mucho más amable, como si todavía escociera la final de Sudáfrica, como si el 5-1 no hubiera satisfecho sus ansias de venganza. “Los españoles, que pensaban que su equipo había derramado toda su miseria sobre la selección naranja, estaban equivocados. En definitiva, fallecimiento del tiqui-taca con dos humillaciones”.

Italia, derrotada en la final de la Eurocopa 2012 (4-0), nos guarda menos rencor, tal vez porque ha adaptado a su estilo el toque de España. Se lee en La Gazzetta: “Un cielo nublado sirvió de techo para la caída del Príncipe del balón. En Sudáfrica, España encajó dos goles en siete partidos. Esta vez han sido siete en dos. Adiós a la gran España, desde ahora historia del fútbol. Réquiem por el tiqui-taca”. Como se puede observar, la fijación por sepultar el tiqui-taca es recurrente. Según parece, algunos equipos corrieron mucho detrás de nuestras pelotas.

Fiesta. Entretanto, Chile celebra la victoria y la recuperación de su bandera. Así lo describe La Tercera: “Por un día es otra La Roja que domina el fútbol”. En Brasil también hay fiesta; ya no se encontrarán con España en octavos. Lance! festeja el hecho con un “¡Oooolé!” que ocupa su portada. El capote es chileno y la nacionalidad del toro ya la pueden suponer. Globoesporte publica la esquela: “Chile mandó al mejor equipo del planeta de vuelta a casa y le dio capítulo final a su estilo, para unos encantador, para otros aburrido”.

En Inglaterra, tanto el Mail como el Mirror nos despiden en castellano: “Adiós, amigos”. A continuación viene la crítica. El Mail se pregunta si el tiqui-taca existió como filosofía, o si sólo fue el fútbol que destilaron once buenos jugadores. Después, pasa al ataque: “Un chapucero Casillas permitió los goles de Chile”.

The Guardian explota la imagen del Maracanazo: “España terminó en Maracaná, cementerio de grandes expectativas. No era 1950 y Casillas no es Barbosa; Aránguiz tampoco es Ghiggia, pero fue histórico”.

En el afán por usar expresiones más o menos castizas, los argentinos de Olé gritan “¡Joder!” y nos animan luego: “Siempre te recordaremos por tu lindo tiqui-taca, renuévate y vuelve pronto”. The New York Times apuesta por la compasión: “Da pena ver a una leyenda caer tan inesperadamente, tan indefensa”. Ni se lo pueden imaginar los neoyorquinos.

Estadísticas AS.com