Selección

Selección

campo fútbol
jugadores

Selección

Del Bosque ha rechazado una oferta del Manchester United

Le ofrecieron el cargo en abril, dijo no y contrataron a Van Gaal. En 2011 declinó ir al Inter, que mandó a Figo a ficharle. En 2016 dejará los banquillos pero seguirá en la Federación.

Del Bosque rechazó una oferta para entrenar al Manchester United hace un mes, a finales de abril. No quiso ni siquiera escuchar la propuesta económica, que multiplicaba por diez lo que ahora cobra en la Federación. El equipo inglés le pagaba veinte millones de euros netos por dos temporadas. Hace tres años, el seleccionador también declinó una proposición millonaria del Inter de Milán, que envió a Luis Figo para convencerle. Rechazó ambos ofrecimientos por el mismo motivo: su compromiso con la Selección.

Del Bosque ha firmado su renovación como seleccionador hasta la Eurocopa de Francia, en 2016. Lo hizo ante la insistencia de Ángel Villar, puesto que tras el Mundial de Sudáfrica pensó en dejar el puesto para pasar a ser Director Técnico de la propia Federación, cargo que Jorge Pérez-Arias, secretario general le respetará para cuando Del Bosque deje el banquillo de España.

La oferta del Manchester United era golosa. Ferguson no dudó en proponer el nombre del técnico salmantino cuando el club inglés decidió prescindir de David Moyes a mediados de abril. El primer candidato era Del Bosque, y en la lista también estaban Simeone y el holandés Van Gaal, que finalmente será el nuevo entrenador del United.

Vicente del Bosque ya ha anunciado en varias ocasiones que tras su etapa en la Selección dejará los banquillos, pero los grandes clubes de Europa no parecen haberlo entendido. Al salmantino le tira mucho entrenar, el trabajo diario con un equipo. Pero hace tiempo decidió que no iba a trabajar más en el extranjero (sólo ha tenido una experiencia, en Turquía) y que iba a respetar la edad de jubilación. Ahora tiene 63 años, y piensa dejarlo a los 65. “Puede que a los 67, ya que ahora han ampliado la edad de jubilación”, ha bromeado en alguna ocasión. En todo caso, cuando firmó su renovación con España hasta 2016 le dejó claro a Jorge Pérez-Arias y a María José Claramunt, directora de la Selección, que la ampliación “está sujeta a que nadie cambie de idea tras el Mundial de Brasil”. De modo que tanto la Federación como el propio Del Bosque son libres de hacer buena o no esa renovación según le vaya a España en el Mundial que empieza dentro de dos semanas. “Lo importante es que todos nos sintamos cómodos”, abundó el entrenador al respecto.

Pero para la Federación, Del Bosque es una figura capital más allá de su cargo de seleccionador. Ha implantado una metodología de trabajo, sigue a las selecciones inferiores, lleva el control de los técnicos y jugadores de la casa y toma las decisiones técnicas ayudado por un equipo de colaboradores en los que, además de Toni Grande y Javier Miñano, están Albert Celades, Antolín Gozalo y Ginés Meléndez. Su última decisión ha sido incorporar a su equipo de trabajo al que fuera jugador suyo en el Real Madrid, Albert Celades, quien, además de llevar la Sub-21, irá al Mundial como miembro del cuerpo técnico. Además, en un detalle que ha gustado mucho en la casa, Del Bosque, que el día que deje el cargo tendrá como último encargo nombrar a su propio sucesor, ha invitado a Celades a que le acompañe sobre el campo en los entrenamientos de la Selección Absoluta. Con Del Bosque en la Federación se trabaja con la política de los clubes de cantera, lo que él, pese a ser campeón de todo, mejor conoce y más le gusta.

Estadísticas AS.com