Actualizado

Actualizado a las

Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Barcelona

La renovación de Leo Messi costará 250 millones de euros

El turbio contrato de Neymar encarecerá las negociaciones. Este verano, Leo recibió ofertas de rivales directos. Las posiciones entre ambas partes están lejanas.

La séptima renovación de Leo Messi por el Barcelona desde 2005 está cocinándose en el horno, pero el suflé no acaba de subir. El motivo hay que buscarlo en la diferencia entre lo que pretende el jugador y lo que puede ofrecer el club, que de momento, se hace el escandalizado con las cifras que demanda el mejor jugador del mundo. Messi, y especialmente su entorno, tienen la mosca detrás de la oreja desde el verano pasado cuando el Barcelona contrató a Neymar. Sospecharon entonces que mediante pagos que no constaban como sueldo, el brasileño pasaba a ser el jugador mejor pagado de la plantilla. Los hechos posteriores, con la Audiencia Nacional como actor principal de la trama, no hacen más que sostener esas sospechas iniciales.

Entienden desde el entorno de Leo que el Barça, de una manera u otra, le está abonando al brasileño una cifra que oscila entre 18 y 20 millones de euros netos anuales, mientras que ellos defienden 0ff the record, por supuesto, que Messi percibe del Barcelona 16. Quieren que el equilibrio contractual entre el número uno del mundo y un jugador que puede ser muy bueno, pero que no está a su nivel se restablezca. La propuesta de los Messi pasa por un sueldo neto para Leo de 25 millones anuales, lo que supone cerca de 50 brutos al año, lo que a su vez multiplicado por un contrato de cinco años, que es la propuesta de parte del crack, asciende a una operación de 250 millones de euros.

Faus lidera. Para el Barcelona, las pretensiones del argentino están muy lejos, no sólo de la oferta que tenían previsto hacerle, si no de la que le hicieron. Y mucho más, si se tiene en cuenta que este verano se le quiere dar un buen revolcón a la plantilla en forma de fichajes. El Barça, por boca de su vicepresidente económico, Javier Faus, ha dado por buena la cifra de 60 millones de euros para gastar este verano en contrataciones a los que hay que sumarle lo que se pueda obtener en ventas. La operación de la renovación de Messi, más los fichajes, más el futuro Camp Nou ponen en peligro la estabilidad financiera del club.

De momento, ambas partes se han dado tiempo para negociar y no tienen prisa. Primero porque el Barcelona necesita incluir esta operación en el ejercicio contable del próximo curso para no incurrir en pérdidas y luego porque la predisposición de ambas partes es buena. El Barça quiere que Leo siga y el jugador ya dijo que su deseo es el de no moverse de aquí si le quieren. Es decir, si le valoran como le valorarían otros equipos.

Este verano, Messi ya recibió ofertas muy superiores a lo que cobra en el Barcelona de parte de tres grandes equipos europeos. Dos eran ofertas muy serias con firma árabe que querían saber las opciones de contratar al número uno. La otra llegaba de un club muy importante rival del Barcelona que tanteó al argentino, pero lo que buscaba, por encima de todo, era encarecer la siguiente renovación de La Pulga. Fue innecesario, Neymar y su turbio fichaje hicieron el resto.

A pesar de sus polémicas declaraciones sobre Messi, es Javier Faus el que lleva el peso de las negociaciones con el entorno del futbolista. En este sentido, parece que las cosas se han arreglado. Lo que les separa ahora es la gestión de los derechos de imagen, que no es un problema menor.

Estadísticas AS.com