Actualizado

Actualizado a las

Copa del Rey

Copa del Rey

campo fútbol
jugadores

COPA DEL REY

La final de Copa, el miércoles 16 de abril a las 21:30 en Mestalla

La fecha conviene a los dos equipos ante una hipotética semifinal de Champions. Los precios de las entradas oscilarán de 45 a 240 euros. Cada club tendrá 19.350 localidades.

La final de Copa, el miércoles 16 de abril a las 21:30 en Mestalla Ampliar
Imagen de la reunión entre los representantes del Real Madrid y del Barcelona, entre la Federación.

La final de la Copa se disputará el miércoles 16 de abril, Miércoles Santo, en Mestalla a las 21:30 horas, según decidió ayer la Federación Española de Fútbol tras reunirse con representantes de los dos finalistas, Real Madrid y Barcelona. El encuentro se alargó durante tres horas (de 14:10h. a 17:10h.) y eso que el único problema que tenían los clubes era la fecha, tal y como reconoció Javier Bordás, directivo portavoz de los azulgrana: “La sede estaba clara y escogimos la fecha que convenía a los dos equipos”.

En un principio, la final estaba prevista para el sábado 19 del mismo mes, pero ambos clubes decidieron adelantarla tres días. Según fuentes del club blanco, el Madrid era partidario de que se jugase cuanto antes. La idea era dejar un mayor espacio para preparar una hipotética semifinal de Champions que se disputaría el 22 o 23 de abril. Al Barcelona, que en un principio no tenía problema con jugar viernes o sábado, le convenció esta idea. Butragueño explicó las causas del adelantamiento de la fecha: “Es por la posibilidad de que uno o los dos finalistas estemos en las semifinales de la Champions. Hay que recordar que hace dos años nos tocó jugar contra el Barça en mitad de las semifinales de Champions y los dos lo acusamos” (el Barcelona cayó con el Chelsea y el Madrid con el Bayern Múnich).

Poniendo en miércoles la final, los dos equipos se garantizarían siete días para preparar unas presumibles semifinales de Champions. Y es que, pese a que han adelantado la final al miércoles, se mantiene el retraso de la jornada 34 de Liga al 7 de mayo, fecha que estaba prevista si la final se hubise disputado el sábado 19 de abril (como se fijó al crear el calendario). Por tanto, el Barcelona-Athletic y el Valladolid-Madrid se jugarán entre las jornadas 36 y 37, antepenúltima y penúltima jornada de Liga respectivamente.

A la RFEF, por su parte, le pareció bien la fecha porque no disminuye la capacidad de explotación de los derechos televisivos internacionales del partido, que ahora poseen ellos y no Santa Mónica. Además, en la reunión no se trató sólo el tema deportivo para la elección de la fecha. También se tuvo en cuenta a la Prensa escrita. El viernes 18 no hay periódicos en Cataluña, mientras que el sábado 19 no los hay en el resto de España. Todas las partes fueron sensibles con este tema y desecharon fijar la final el jueves o el viernes.

Durante las tres horas de reunión también se fijaron los precios de las localidades y el reparto de las mismas. Butragueño y Bordás explicaron que habían querido ser “sensibles con la crisis y con los aficionados” y que habían decidido bajar la entrada más barata “un 20% respecto a la final de 2011”. Así, las entradas oscilan entre 45 y 240 euros, mientras que en la de 2011 (mismos equipos y mismo escenario) estaban entre 60 y 250 euros. La temporada pasada, el Madrid-Atlético de la final de Copa también fue más caro: de 50 a 275 euros.

Reparto. No hubo problemas para fijar el reparto de entradas entre clubes y RFEF. Se utilizó el mismo sistema que en 2011, aproximadamente un 40% de las localidades para cada equipo y el 20% restante para la Federación. Mestalla tiene un aforo de 55.000 espectadores y tanto Butragueño como Bordás aseguraron que cada equipo tenía 19.350 entradas. La RFEF se quedaría con 10.000 y el resto del aforo se completaría con el palco, los medios de comunicación (hay para 300 y la demanda será más grande) y la zona de seguridad que se reseva para estos eventos.

Cada club decidirá cómo vender las entradas entre sus aficionados. En principio las dos entidades harán como en 2011. Se fijará un cupo para las peñas y se sortearán el resto entre los socios que se inscriban para acudir a Valencia. Si no se agotasen (cosa imposible) las venderían entre el resto de aficionados. Todavía habrá que esperar a que los clubes pongan en marcha el procedimiento para sortear las localidades.

Por último, y como es habitual, el equipo más antiguo hará las veces de local, en este caso, el Barcelona. Además, será La1 la televisión encargada de retransmitir la séptima final que disputan Madrid y Barcelona, la décima que se juega en Mestalla...

Estadísticas AS.com