Copa del Rey

Copa del Rey

campo fútbol
jugadores

FINAL DE COPA

La FEF propone que la final se juegue el Jueves o Viernes Santo

La fecha se decidirá el próximo jueves. La sede será Valencia como anunció AS. La FEF incluso se ha planteado adelantar la fecha una semana pero es casi imposible.

La Federación Española de Fútbol (RFEF) ha propuesto al Real Madrid y al Barcelona que la final de la Copa del Rey, que en principio estaba prevista para el sábado 19 de abril, Sábado Santo, se dispute el Jueves Santo o el Viernes Santo. La preferencia de la RFEF es que se dispute el jueves 17 de abril, pero habrá que esperar al próximo jueves para conocer la fecha definitiva.

De lo que no hay dudas es sobre la sede. Será en Valencia. Mestalla albergará la final. Se repetirá el escenario de 2011, cuando se enfrentaron el Real Madrid y el Barcelona con victoria del equipo blanco por uno a cero, gol de Cristiano Ronaldo.

El secretario general de la RFEF, Jorge Pérez Arias, ya había dejado caer la posibilidad de que fuera el Viernes Santo: “El viernes es una buena noche también. Estamos poniendo las finales en sábado y alguna en viernes para que la gente no tenga que regresar apresuradamente a sus lugares de origen”. Ayer precisó que “también el Jueves Santo es una buena opción porque, en caso de que Real Madrid o Barcelona se clasifiquen, que ojalá sea así, para las semifinales de la Champions tendrían un día más de margen”. Este argumento, ganar un día para un posible presencia en la semifinal de la Champions es el que juega a favor de disputar la final de Copa el jueves 17 de abril. Jorge Pérez dijo además que “el Viernes Santo tiene un inconveniente añadido: es un día en el que no se trabaja, tampoco en los periódicos, y al día siguiente podríamos quedarnos sin crónicas de la final. Eso no es bueno para el fútbol ni para sus millones de aficionados”.

El aforo. El reparto de entradas es otro asunto que preocupa al directivo de la Federación. “Reglamentariamente, hay un tercio para cada parte, pero por las numerosas peticiones que tendrán los clubes la Federación les cedería parte de su paquete de entradas, por lo que las aficiones del Real Madrid y el Barcelona dispondrían de unas veinte mil entradas cada una”.

La Federación ha citado el jueves en Las Rozas a ambos finalistas para cerrar definitivamente la fecha. “No podemos esperar más tiempo, porque la final se disputará en Semana Santa y hay que contar con los millones de desplazamientos por las vacaciones. Las aficiones tienen que hacer sus planes y hay que cuadrarlo todo. Disputar la final el Jueves Santo tiene otra ventaja: afectaría en menor medida a las vacaciones de Semana Santa que si se juega al día siguiente”, explicó Jorge Pérez.

Las compañías de transportes, especialmente a RENFE, que ya ha vendido miles de billetes para esas fechas. RENFE ha previsto la contingencia y ya maneja un plan para reforzar el número y la frecuencia de trenes entre Madrid y Barcelona y la ciudad de Valencia. Ya lo hizo con motivo de la final de 2011 y volverá a repetirlo.

La Federación también ha contemplado disputar la final el fin de semana previo a la Semana Santa, pero si el Madrid o el Barcelona disputasen los cuartos de final de la Champions apenas tendrían tiempo de recuperación. Por eso es la opción más remota.

La próxima será la séptima final de la Copa del Rey que disputarán el Real Madrid y el Barcelona en la historia de la competición, que data desde 1903. Será una final de desempate, pues el balance ahora es de empate: tres triunfos para cada equipo en sus duelos directos.

Estadísticas AS.com