Actualizado

Actualizado a las

Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

ADIÓS A LUIS ARAGONÉS

Falleció Luis Aragonés, padre de la España del tiqui-taca

El mítico exjugador y extrenador murió en Madrid a los 75 años de edad a causa de una leucemia. Cambió el estilo de la Selección, la que hizo campeona de Europa en 2008 y a la que bautizó como la Roja. Fue el técnico más influyente en la historia del Atlético.

As.com

Falleció Luis Aragonés, padre de la España del tiqui-taca Ampliar
Luis Aragonés, manteado en el campo por los jugadores de la Selección en Viena tras ganar la Eurocopa de 2008. | HELMUT FOHRINGER

Luis Aragonés (Hortaleza, Madrid, 28 de julio de 1938) falleció en la madrugada de este sábado en Madrid a los 75 años de edad. El Sabio de Hortaleza, cuya figura quedará ligada para siempre al Atlético de Madrid y a la Selección española, a la que llevó desde el banquillo a conquistar la Eurocopa de 2008, padecía una grave enfermedad. Según el parte médico, falleció a las 6:15 horas en la clínica Cemtro "debido a una enfermedad hematológica por la que fue ingresado la noche del 31 de enero".

"Ha sido el cáncer, la leucemia, el que se lo ha llevado. Ha tenido recaídas y ha ingresado en los últimos dos meses varias veces debilitándose. Esa complicación se lo ha llevado tranquilo. Ha sufrido poco porque no ha sido muy largo, pero ha sufrido", dijo el doctor Guillén a la cadena COPE sobre el fallecimiento de Luis Aragonés, quien quiso llevar el proceso de su enfermedad en silencio.

Los restos mortales de Luis Aragonés han sido trasladados al tanatorio de la Paz en Tres Cantos, hasta donde se están acercando excompañeros y amigos como Armando Ufarte, Carlos Aguilera, Miguel Bastón, Juanjo Rubio, Luis Pereira, Abel Resino o Toñi Muñoz. En torno a la 13:00 llegó la comitiva de la Federación con Vicente del Bosque, Toni Grande, Jorge Pérez y Jorge Carretero. Miguel Cardenal, secretario de Estado para el Deporte, y el ministro Wert tampoco faltaron. Así como Emilio Butragueño, en representación del Real Madrid. Se espera que esta tarde se acerquen Simeone y Gabi al tanatorio.

Tanto la Federación como el Atlético se han ofrecido a la familia para preparar la capilla ardiente. La familia ha agradecido el gesto pero ha preferido homenajear a Luis Aragonés de manera privada.

Un mito

Luis Aragonés es un mito del fútbol español y del Atlético de Madrid, la que siempre consideró su casa aunque se iniciara en el Getafe y en las categorías inferiores del Real Madrid.

Al Atlético llegó en 1964 y se convirtió en el mejor centrocampista goleador del conjunto rojiblanco en toda su historia, lo que le llevaría a la Selección nacional, en la que disputó 13 encuentros. Profundo admirador de Di Stéfano, en el Atlético conquistaría tres Ligas (1966, 1070 y 1973) y dos Copas (1965 y 1972). También disputó la final de la Copa de Europa de 1974 y anotó, en la prórroga, el tanto que parecía que le daría el título al Atlético frente al Bayern, pero finalmente empataría Schwarzenbeck y en el encuentro de desempate se impondrían los alemanes (4-0).

En la temporada siguiente aún disputaría seis encuentros de Liga antes de que Vicente Calderón, entonces presidente del Atlético acabara proponiéndole el cargo de entrenador, papel en el que alcanzaría aún mayor relevancia que como futbolista.

Su estreno no pudo ser mejor. Llevó al Atlético a la conquista de la Copa Intercontinental, a cuya participación había renunciado el Bayern, frente al Independiente. En 1976 conquistaría la Copa y en 1977, su única Liga. Después dirigiría al conjunto rojiblanco en tres épocas diferentes más y recorrería los banquillos de Betis (dos veces), Barcelona, Espanyol, Sevilla, Valencia, Oviedo y Mallorca (dos veces), antes de ser elegido, en 2004, seleccionador nacional. También estuvo muy cerca de entrenar al Real Madrid de Ramón Mendoza, pero el Espanyol no le permitió salir.

En la Selección sustituyó a Iñaki Sáez y la llevó al Mundial de Alemania 2006, donde, tras un inicio prometedor, La Roja (así quedó bautizada por él y el término ha llegado hasta ahora) cayó en octavos de final ante una Francia decadente. La fase de clasificación para la Eurocopa de Austria y Suiza 2008 se complicaría. Luis, que estuvo al borde de la destitución meses antes, prescindiría definitivamente de un mito, Raúl, y conseguiría meter a España en la fase final del torneo. Allí se daría el pistoletazo de salida al tiqui-taca, un estilo de juego combinativo que fue la gran aportación de Luis al fútbol español y que cambió definitivamente nuestra historia, tradicionalmente entregada a la furia. España conquistó con él la segunda Eurocopa de su historia. Acabado el torneo, la relación con la Federación se había visto muy deteriorada y el técnico no renovó. Se marchó a Turquía para dirigir al Fenerbahçe, donde no triunfó. Declinó después algunas ofertas y en 2013 anunció su retirada, en declaraciones que matizó después.

Además, de la Eurocopa, como técnico ganaría una Liga (1977) con el Atlético, cuatro Copas (tres con el Atlético y una con el Barcelona), una Supercopa de España (con el Atlético) y una Copa Intercontinental (con el Atlético).

Estadísticas AS.com