Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Real Madrid

El gesto de Ángel Di María enreda todavía más su futuro

El club abre expediente informativo pero al tiempo le ofrece su televisión para que defienda que fue un gesto inocuo. Nadie asegura que no sea vendido este invierno.

El gesto de Ángel Di María enreda todavía más su futuro
POLÉMICA. Di María, al ser sustituido por Jesé en medio de una pitada, se llevó la mano a los genitales.

El grosero gesto de Di María el lunes ante el Celta, llevándose la mano a sus genitales cuando fue sustituido por Jesé en medio de una sonora pitada del Bernabéu, complica su futuro en el Madrid. De hecho, nadie en el club asegura que el argentino, con contrato hasta 2018 (renovó en verano de 2012), no sea vendido en este mercado de invierno si llegara una buena oferta (entre 30 y 35 millones) a pesar de que Ancelotti asegurase tras el amistoso ante el PSG que “no va a salir nadie ni vamos a fichar a nadie”.

Di María está inquieto al verse, en año de Mundial, suplente. El pasado verano, ante la llegada de Bale, el Madrid le quiso vender y él se negó convencido de que acabaría ganándole el pulso al galés y siendo titular (esto provocó la salida de Özil). Pero se ha visto superado por Bale (cuando está bien físicamente), y ahora también por el empuje de Jesé, y está incómodo. Los movimientos de su entorno filtrando una oferta del Mónaco y gestos como el de Xàtiva (fue sustituido en el 56’ yéndose al vestuario casi sin mirar a Ancelotti) y el del lunes lo demuestran.

El Madrid anunció ayer en su web que abría un expediente informativo para aclarar lo sucedido, pero al tiempo le ofrecía al jugador la televisión del club para que defendiera que fue un gesto inocuo, sin intención ni mensaje. Di María, que tuvo la oportunidad de salir a zona mixta tras el partido para explicar su feo gesto y no lo hizo, dijo a las 18:00 horas en Realmadrid Televisión: “Hice un gesto normal cuando estaba saliendo. No quise hacer nada para el público ni tampoco para el míster. Fue un gesto natural que hace cualquier hombre y más cuando estás corriendo. Uno dentro del campo lo hace muchas veces. Si hubo gente que se sintió mal por eso, pido disculpas. En la televisión se ve que es una milésima de segundo. No es nada. No es que me quedé un tiempo largo haciéndolo a propósito. Fue natural. A la gente que se ha sentido mal, le pido disculpas”.

Di María se refirió al expediente informativo: “Me parece correcto. No sólo para ellos, que abren el expediente, sino para mí, para explicarles la situación y lo que fue, como ya lo expliqué en radios argentinas. Creo que es bueno para poder hablar con ellos directamente y explicarles lo que ocurrió”. Por la mañana, se reunió con los capitanes y les juró que su “acomodo” no iba dirigido a la afición ni a nadie.

Este discurso de Di María en los medios oficiales fue menos agresivo y victimista que el que ofreció en la argentina FOX tras el partido, justo cuando su mujer, Jorgelina Cardoso, le defendía en Instagram: “¡Ensuciarte es muy fácil, hacerte bajar los brazos es imposible! ¡A mentes pequeñas y palabras insignificantes oídos bien sordos! Vergonzoso darle más importancia a tu acomodo que a una gran victoria del Madrid. ¡Gente tonta si la hay!”.

Ancelotti, poco amigo de las turbulencias, quiso aplacar la polémica tras el partido: “¿Quién no comete un error?”. El italiano le quiere en la plantilla y le saca siempre que puede. Incluso en Copenhague retiró a Isco y desplazó a Bale a la mediapunta para darle entrada. Así, Di María acumula 1.589’ y es el octavo madridista que más juega...

Estadísticas AS.com