Actualizado

Actualizado a las

Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

De nuevo ante los tribunales

Un socio culé denuncia a Sandro Rosell por el fichaje de Neymar

Un socio del Barça ha decidido llevare el caso del fichaje de Neymar a los juzgados después de que el presidente no le respondiera un burofax. Esto es el Barcelona.

Ricky Romero

Barcelona

El Barça, ya es un clásico en estos años, regresa a los juzgados. Esta vez, a la Audiencia Nacional, donde el socio Jordi Cases ha interpuesto contra Sandro Rosell una querella criminal por apropiación indebida a causa de la “distracción de 40 millones de euros correspondientes al fichaje de Neymar jr”. El caso, pendiente de ser admitido a trámite, será instruido por el juez Pablo Ruz, magistrado que está al cargo del Caso Bárcenas.

Jordi Cases, miembro del Grup d’Opinió Barça e impulsor de la Plataforma Consulta Qatar, que defendía un referéndum entre los socios para aceptar o no el patrocinio del emirato al club en vez del de UNICEF, es el firmante de la querella.

El pasado mes de octubre, este grupo de socios presentó una moción de censura contra Rosell basada en diversos puntos. Viendo que no podía prosperar, la retiraron dos días después de presentarla. No obstante, uno de los puntos en los que se fundamentaba la moción siguió adelante en forma de burofax. Era el punto que hacía referencia a la opacidad respecto al fichaje de Neymar. En concreto se le preguntaba a Rosell dónde estaban los 40 millones que separan los 57 que afirmaba haber pagado el Barça de los 17 que aseguraba haber cobrado el Santos.

Los miembros de GO Barça enviaron el pasado 20 de noviembre un burofax al presidente del Barça reclamándole una explicación sobre el montante del fichaje del brasileño. Si no recibían respuesta en quince días, se reservaban el derecho de actuar ante los tribunales. Lo hicieron efectivo el pasado jueves 6 de diciembre cuando se cumplían dos semanas justas del aviso. Otra cosa no tendrán, pero palabra, tienen.

Las cuentas. Los impulsores de la demanda explican que se han visto forzados a ponerla porque Rosell no ha cumplido su palabra de explicar los detalles de la operación en la última asamblea de compromisarios tal y como prometió en una entrevista que concedió a 8 TV en su residencia de verano. “Insisto por enésima vez que no se ha pagado ninguna comisión por el fichaje y que tampoco se ha pagado a ningún intermediario (...) ya se verá en la auditoría cuando la presentemos a la asamblea (..) pagamos 57 millones repartidos en cuatro empresas (...) no tenemos problema en explicar el reparto, pero nos liga un acuerdo de confidencialidad impuesto”, dijo el presidente.

Como que en la asamblea no se dijo ni pío de esta cuestión, los miembros de este grupo decidieron enviar el burofax pidiendo explicaciones. Y además añadieron sus cálculos, según los cuales el fichaje del brasileño ascendería a 74 millones de euros en vez de los 57 que defiende el Barça.

El reparto del fichaje según los querellantes es el siguiente: 17,1 millones reconocidos por el Santos + 2 millones si Neymar queda finalista del Balón de Oro en los próximos cinco años + 7,9 millones por derechos preferenciales sobre tres jugadores del Santos + 9 por dos amistoso (a la friolera de 4,5 cada uno) + los 40 ofrecidos a la empresa N&N. Total: 74 millones (más 2 variables) de los que hay 40 que Hacienda espera tener noticias. Si contabilizaran como sueldo, Montoro tendría la palabra.

Estadísticas AS.com