Selección

Selección

campo fútbol
jugadores

El café de la Roja | David Villa

David Villa: "Diego Costa se siente español y es valiente"

"Costa es muy humilde, muy querido en el vestuario y tiene unas ganas enormes de seguir creciendo en el fútbol y eso es vital: tener hambre y no conformarse con lo que tienes".

Joaquín Maroto / Javier G. Matallanas

David Villa: "Diego Costa se siente español y es valiente" Ampliar
SONRIENTE. Villa posó ayer para AS en Las Rozas. | Jesús Aguilera

¡Por fin te tomas el Cafelito de La Roja con el AS!

—¡Sí! Contento de estar con vosotros que eso significa estar con la Selección. Y contento de cumplir la promesa de hacer el Café de La Roja.

—Villa va bien en el cásting de nueves, ¿verdad?

—En esta Selección hay un cásting en todas las posiciones y no es un tópico. Es beneficioso para todos aunque individualmente cuesta más venir a la Selección. Esa competencia hace que te tengas que exigir más y hace mejor a la Selección.

—Pero tú de ese cásting del nueve te libras porque Del Bosque te trae como hombre de banda.

—Lo he hablado con él en petit comité y sí, Del Bosque me ve escorado a banda y llegando al área. He jugado de nueve por circunstancias, pero en la Selección soy más de banda. Estoy aquí para cumplir y rendir sea en la posición que sea. Quedan pocos meses para el Mundial y hay que trabajar duro en nuestros clubes para estar en esa lista definitiva.

—De los que estáis aquí, el que mejor conoce a Diego Costa eres tú. Bueno, y Sergio Ramos (Se ríe Villa). ¿Cómo es el chaval?

—Es muy buen chico. Muy humilde, muy querido en el vestuario y tiene unas ganas enormes de seguir creciendo en el fútbol y eso es vital: tener hambre y no conformarse con lo que tienes. Su trayectoria marca las ganas que ha tenido de triunfar, ha ido cuatro veces cedido y no ha parado hasta triunfar en el Atlético. Ahora lo está consiguiendo y disfrutando. Y hemos tenido la suerte de que quiere jugar con España y el que manda lo ve para estar aquí. Nos aporta más soluciones y más potencial para La Roja. Tiene todo deportiva y personalmente para congeniar en esta Selección.

—Si Ramos llega a decir que no le apetecía que viniera, Diego no habría dado el paso.

—Sí, es normal. Estaba preocupado por eso. Pero nosotros tenemos un grupo muy, muy bueno en la Selección desde hace muchos años. No sé si eso es vital para conseguir los títulos, pero sí es muy importantes para llegar a ellos. Y en eso llevamos muchos años, en arropar a los nuevos, ya sean chicos de la Sub-21 o otros que lleguen como Diego Costa.

—Si no rompió el grupo Mourinho en la tormenta de Clásicos, no lo va a romper Costa...

—(Risas) Diego es muy buena gente, hombre.

—Diego Costa le ha echado un par de narices y aún hay gente que no entiende que ha sido un acto de valor decidirse por España.

—Las opiniones están ahí y hay que respetarlas. No ha sido una decisión fácil, sólo hay que ponerse en su lugar y analizar lo que ha hecho. Ha dejado claro que quería jugar como España. Y su situación no era que como mi país no me quiere juego con otro porque a él Brasil le quería. Aunque haya nacido allí y sea brasileño, Diego Costa se siente español deportivamente y ha sido muy valiente.

—¡Y cómo les ha metido la guindilla a todos los nueves! Torres, a tope frenado por lesión, Negredo, marcando, Llorente, asentándose en la Juve, Soldado...

—La competencia siempre es buena. Con la boca pequeña se puede decir eso, pero en esta Selección no se puede ir así. Mira a todos los que has enumerado. Cualquiera de ellos puede rendir durante los siete u ocho meses que quedan al Mundial y pueden ir. Hay una salud muy buena en la Selección.

—El Barça es grande, pero el Atleti ha vuelto.

—Es bueno para el equipo que digan que nos temen en el cruce la Champions. Esos piropos suponen que estamos siendo un ejemplo para mucha gente por lo que estamos haciendo bien. Debemos seguir en la misma línea.

—¿Y la gente del Atleti?

—Antes de ponerme la camiseta del Atleti ya era especial venir a jugar al Calderón, era un partido marcado en el calendario por la forma de animar y vivir el fútbol sus aficionados. Ahora de local y con todo a favor, estamos disfrutando todos.

—En 2014 se cumplen 40 años de la Copa de Europa que perdió el Atlético en la final ante el Bayern Múnich. ¿Tienen los atléticos licencia para soñar con llegar a la final de Lisboa?

—Sí. Soñar siempre es bonito. Los sueños hay que buscarlos y con el trabajo que llevamos creo que lo podemos lograr. No podemos desviarnos. Tenemos potencial. Demostramos en la final de la Supercopa ante el Barça, que para mí fuimos superiores, que podemos competir con un equipo de ese enorme potencial. Ojalá podemos llegar hasta el final en la Champions.

—Guinea es un partido polémico. ¿Tenéis más ganas de volver al Soccer City de Johannesburgo?

—Va a ser un recuerdo muy bonito para todos. Hace poco lo he vivido porque jugué con el Atleti en El Prater de Viena y en el entrenamiento los compañeros te empiezan a preguntar dónde fue el gol de Torres y más detalles de la final de la Eurocopa 2008. Serán sensaciones similares, más cercanas en el tiempo. Tenemos que disfrutar de este partido todos los que vivimos aquel sueño de ganar un Mundial.

—Sed formales en Guinea, que ahí manda uno que no veas...

—Sí. Se ha montado un poco de polémica por ir a jugar a Guinea. Nos han puesto el partido allí y no analizamos quién manda o quién no manda. Hoy en día España es un ejemplo como estilo de juego y la gente quiere disfrutar de vernos jugar en todas partes del mundo.

—Ya nos tomamos otro cafelito en Brasil.

—Ojalá que podamos estar allí, con salud y con buenos disfrutar. Ojalá podamos disfrutar de otro Mundial.

Estadísticas AS.com