Estás leyendo

Gay de Liébana: "De crecer la deuda, el Real Madrid pasaría a ser una Sociedad Anónima"

Real Madrid

Gay de Liébana: "De crecer la deuda, el Real Madrid pasaría a ser una Sociedad Anónima"

Gay de Liébana: "De crecer la deuda, el Real Madrid pasaría a ser una Sociedad Anónima"

FERNANDO ZUERAS

DIARIO AS

El economista Gay de Liébana es una eminencia. Antes de opinar de las cuentas del Madrid nos pidió que se las mandásemos por correo para estudiarlas...

¿Qué sensación le deja el examen de las cuentas?

"El Madrid tiene unas inversiones brutales y unos resultados deportivos muy pobres. La deuda de 541 millones es bastante elevada, representa el 64% del total de su pasivo"

—Que el Madrid está muy sobredimensionado. Tiene unas inversiones brutales y los resultados, desde un punto de vista práctico y deportivo, son muy pobres. No sé si vale la pena invertir tanto para obtener esos resultados.

"El mercado pide títulos, los ingresos del Madrid se han detenido y los del Barça han aumentado por márketing"

—¿De qué equipo es usted?

"400 millones para el nuevo estadio me dejan patidifuso. Es una inversión arriesgada. Özil fue vendido porque el Madrid necesitaba dinero para pagar el fichaje de Bale"

—¡Yo soy del Espanyol! Esto conviene aclararlo… Mire, si el Madrid ha ganado en estos últimos años una Liga y una Copa hay que decir que es pobre, sobre todo si lo comparamos con el Bayern, el United, el Borussia o el Barça. Se invierte en jugadores muy caros, se habla de un Bernabéu fantástico, pero los resultados...

"La inversión bruta de jugadores era de 588 millones a 30 de junio. La del Elche es de 50.000 euros. El Madrid debería arrasar"

—¿Cómo se refleja en las cuentas ese gasto?

—Las cuentas parecen un poco encriptadas. Hay que echar un vistazo a las del Arsenal u Olympique para darse cuenta de lo que es un ejercicio de transparencia.

—Vayamos al hecho...

—La deuda que tiene el Madrid es, efectivamente, de 541 millones de euros. Representa el 64% del total de su pasivo. Es una deuda bastante elevada.

—¿Elevada?

—Y tiene un problema, el de la deuda a corto plazo, que es de 338 millones de euros, superior al activo corriente o circulante, que suma 239 millones. Son 100 millones de euros de fondo de maniobra negativo.

—¿Es un problema?

—Es cierto que el Madrid tiene un efectivo importante, 156 millones al acabar la temporada. Eso lo tiene en tesorería. Supongo que habrá cobrado alguna venta a 30 de junio… Pero no se puede abusar del fondo de maniobra negativo. Si te vas al Arsenal o al Bayern, dos referencias en cuanto a la gestión, el fondo de maniobra es positivo. El Madrid tiene deberes por hacer.

—¿De dónde puede venir una deuda tan elevada?

—Los 541 millones vienen de haber hecho inversiones excesivas. No hay que subrayar que una empresa tenga mucha deuda. Lo que hay que preguntarse es por qué la tiene. Y es por la inversión tan fuerte en jugadores. En concreto, al acabar esta temporada, eran 267 millones de euros de inversión neta de jugadores en plantilla. Este dato es una vez descontada la amortización, y por tanto la depreciación de los jugadores. Hablamos de que la inversión en jugadores bruta de la plantilla del Madrid hasta el pasado 30 de junio es de 588 millones de euros antes de descontar la amortización. Creo que con ese dinero, cuando la inversión del Elche es de 50.000 euros, que no lo sé seguro, el Madrid tendría que arrasar.

—Y eso sin contar con Bale, Illarramendi, Isco…

—Habrá que sumar estos jugadores a los 588 millones. Hablamos de 700 millones de inversión. Es una cantidad mastodóntica que en definitiva te obliga a ganarlo todo. No puede ser que un club que invierte tanto dinero no gane la Champions. Tú tienes que ganar la Liga y la Champions, y la Copa del Rey dejarla para el Espanyol (risas).

—¿Si la deuda sigue creciendo puede peligrar que el Madrid siga siendo de sus socios?

—Totalmente. Totalmente. Totalmente… Llegaría una situación en la que tendría que pasar a ser una Sociedad Anónima, y cambiaría por completo el statu quo del Real Madrid.

—No es un tema baladí...

—No, no, no… El hecho de que el Madrid se esté endeudando tanto, de que tenga un gran proyecto para el estadio, puede situarlo en un endeudamiento monumental, y en el hecho de que tenga que convertirse en Sociedad Anónima y haya que aportar capital. Lo que habría que ver es si el socio del Madrid está en condiciones de aportar dinerito, y si no, lo aportará un benefactor. Hay otra Espada de Damocles que pende sobre Madrid, Barça, Athletic y Osasuna que es la Comisión Europea que dice: “Oiga, estos clubes se benefician de unas condiciones tributarias más favorables”. También está un poco inquieta la Comisión Europea por el tema del reparto de los derechos de televisión. Las dos cuestiones son temas de competencia. Podrían decir: “Oiga, esto no está funcionando muy bien y no pasa en las otras grandes Ligas”.

—Una duda. El Madrid reconoce en su informe económico que tiene pignorados los ingresos de las cuotas de los abonos y los socios y el patrocinio deportivo. ¿Qué le dice esto?

—Que aquí hay un endeudamiento… Espere un momento (y rebusca entre sus papeles). Que aquí al Madrid le han dado un dinero con una serie de garantías exigidas, así que tiene una dependencia fuerte de ese dinero. Otro tema es que el Madrid genera dinero suficiente. Cada año genera del orden de 130 millones en cash flow, lo que le sobra al final de temporada. Pero en cualquier caso ha recurrido a un endeudamiento bancario de 89 millones a largo plazo y de 26 millones a corto plazo (con vencimiento a menos de un año). Debe 116 millones sólo a los bancos.

—¿Cuándo empieza a ser la deuda peligrosa?

—Ahora la deuda es incómoda. Para mi gusto, para guardar una prudencia financiera, la deuda tendría que ser de unos 426 millones de euros, no de 541.

—¿Ha crecido ésta en los últimos años?

—La ha reducido un poquito con respecto al último año, en el que tenía 590 millones. Esto es positivo. Pero el problema es que ahora hay que computar el efecto Bale y de los otros, y otra vez se te tuercen los números. El próximo 30 de junio, a la deuda de 541 millones habrá que sumarle los futbolistas que ha comprado y no ha pagado al contado y restarle lo que ya haya cobrado por venta de futbolistas.

—¿La venta de un titular indiscutible como Özil fue para cuadrar las cuentas?

—Puede ser. Es un jugadorazo impresionante que fue barato de comprar. Además, creo que Özil jugaba todos los partidos y que Bale ha jugado un par de ratitos, ¿no?

—Me refería a que el Madrid haya tenido que desprenderse de un jugador así.

—Hay que tener en cuenta que Bale ha costado 100 millones aunque las cifras no están claras. El Madrid necesitaba dinero para hacer caja y así pagar su fichaje. Yo no vendería a un jugador que dé rendimiento (por Özil), porque un jugador, no se olvide, es un activo. Y si funciona bien no hay que desprenderse de él.

—¿Aprueba los 100 millones pagados por Bale?

—Es una bofetada a la ciudadanía en el momento actual que vivimos. Invertir 100 millones en un futbolista me pareció una osadía. Está fuera de órbita. El precio está inflado. El por qué se han encaprichado de ese futbolista sólo lo explicaría una posible estrategia de márketing para perforar mercado. Al Madrid le cuesta entrar en un mercado en el que el Barça está muy presente, que es el asiático y el norteamericano, donde la Premier, que es muy seria y competitiva porque hay un cierto baile en los equipos que la ganan, funciona muy bien. E interesaba penetrar en esos mercados que son un coto privado de la Premier.

—¿Corre el riesgo el Madrid con ese tipo de inversiones como la de Bale de aumentar rápido su deuda?

—Para explicarlo he de hablar de ingresos y gastos. El Madrid ha generado unos ingresos totales de explotación de 519 millones el último curso. Es una cifra importante. Y ha tenido unos gastos de explotación de 484 millones. Mientras que genere esos ingresos no hay ningún problema. Pero el problema es que pinche en los ingresos. Y como el volumen de gasto es grande, podría entrar en una situación de pérdida.

—Entiendo.

—El Madrid lleva varios años siendo número uno de ingresos. Al margen de esto, al final, los mercados le van a pedir que gane algo. ¿Por qué están Manchester, Barça o Bayern donde están? Porque han ganado varias Champions. Hay un momento en el que en los ingresos de la vía internacional que genera el Madrid, donde goza de un posicionamiento fantástico, los mercados le van a pedir que gane. La urgencia es apremiante. La que tenía el Barça unos años atrás.

—¿Eso explica que los ingresos sólo crecieran este año un 1% cuando venían haciéndolo un 12% en la última década?

—¡Claro! Se han detenido. De 512 millones a 518. En la 2008-09 ingresó 400 millones. En la 2009-10, 430. En la 2010-11, 475. Y en el 2011-12, 512 millones. Ahora 518. El ritmo se desacelera, primero por la situación económica mundial, pero también porque el Madrid ya no puede ingresar más.

—¿Por qué?

—Porque está ingresando por encima de sus posibilidades. ¿En qué sentido? Un club que no gana la Champions no puede ingresar tanto dinero.

—¿Si lo que percibe el Madrid por derechos de televisión fallara o disminuyera, qué le pasaría?

—Pincharía, pero de una manera tremenda. Madrid y Barça  son los clubes que más dinero ingresan por televisión. El Madrid se mueve ahora en un nivel de 160 millones. Así que por ahí poco va a crecer. Pero mire un detalle interesante…

—¿Cuál?

—Los ingresos de comercialización. Esta temporada el Madrid ingresó 160 millones y la anterior más, 162.

—No es posible que se detenga este ingreso si no paran de venir galácticos…

—¡Oh! Pues no es que le quiera amargar, pero creo que el Barça esta temporada ingresó más por márketing. Es que para vender mucho y mucho, tienes que ganarlo todo. Si no estás en la final de la Champions o no la ganas, al final vas a quedar marginado…

—Ya…

—Otro tema es que ha bajado en cinco millones la explotación del estadio. Es por la crisis y porque ya sabe: si el equipo juega bien la gente va al campo, si no...

—Y por las entradas tan caras.

—Fíjese que el Bayern cobra nueve euros por una entrada, en el gallinero, pero una entrada. No recauda tanto en este concepto, pero luego tiene unos ingresos comerciales, de merchandising, que son en definitiva una mina… Es un modelo pensado para que la gente lo viva apasionadamente.

—Bueno, Florentino quiere remodelar el Bernabéu por 400 millones de euros para que la gente lo viva...

—¡Patidifuso! ¡Patidifuso! Es una inversión descomunal y la hace sobre unos terrenos que son los de la discordia.

—¿Qué sabe de eso?

—Pues que propició la obtención de un resultado magnífico la temporada pasada de 20 millones de euros gracias al Ayuntamiento de Madrid. Que fue la contabilización de una permuta de lo que era una parcelita en Las Tablas por otra parcelita en Concha Espina y la Castellana. Esto al Madrid le dio casi 30 millones de beneficio neto en sus cuentas. Ese tema no está cicatrizado. Es fantástico que se proyecte, pero oiga, 400 millones en una época en la que nadie está en condiciones de invertir y en la que las empresas no pueden comprarse ni una grapadora… Evidentemente eso habría que financiarlo con deuda bancaria. Me parece un poco arriesgado.

—¿No será que Florentino quiere cambiar de conversación porque no llegan los títulos?

—¡Aaaah! Se está hablando todo el día de la grandeza del Madrid, que yo no lo pongo en duda, pero no se está hablando del aspecto futbolístico, de un Madrid que con el presupuesto y los activos que tiene, debería arrasar en la Liga y en Europa. Es una asignatura pendiente. Si el estadio que va a ser la repera es lo que le gusta al socio... A mí como socio del Espanyol, lo que me gusta y le pido a mi presidente es que ganemos la Copa del Rey cada año. Porque la Liga sé que no la podemos ganar. Quiero ser un club de fútbol, estar saneado y ganar títulos, que es lo que tiene el Bayern, una referencia. Yo hice un estudio de los cuatro semifinalistas de la pasada Champions. El Borussia tenía una inversión neta en jugadores de 25,7 millones de euros, descontando la amortización. En el Madrid era de 283,7 millones. La proporción era de 11 a 1, y que ganen los del uno quiere decir que la cosa no va bien.

—¿Qué consejo le daría a Florentino?

—Que no hace falta invertir tanto en futbolistas, que apostara más por la cantera, que tuviera un Madrid castizo, que es del que todo el mundo se enamoraba, y yo también, un Madrid que era de pura cepa. Así pues, si no invertimos tanto en fichajes, no habrá tanta deuda y los rendimientos siempre van a ser mucho mejores y más rentables.

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar