Internacional

Internacional

campo fútbol
jugadores

PORTUGAL

Jorge Jesús será investigado por un forcejeo con la policia

El técnico del Benfica asegura que "no pasó nada" tras el partido ante el Vitória de Guimaraes, mientras que la PSP mandará próximamente un auto a los tribunales.

EFE / As.com

La Justicia portuguesa analizará el enfrentamiento que mantuvieron en el campo del Vitória de Guimaraes el entrenador del Benfica, Jorge Jesús, y la policía desplazada al estadio, con la que forcejeó al término del partido.

En una imagen poco habitual, el técnico de los lisboetas discutió visiblemente alterado con varios agentes cuando éstos detuvieron a aficionados del equipo visitante que acababan de invadir el terreno de juego.

Las imágenes de televisión muestran cómo Jesús llega a agarrar y empujar a los policías, motivo por el que las fuerzas de seguridad lusas incluyeron en su informe lo sucedido con el técnico del Benfica.

Un portavoz de la Policía de Seguridad Pública (PSP) portuguesa confirmó hoy de forma oficial que el auto será enviado próximamente a los tribunales, que deberán pronunciarse sobre las responsabilidades del entrenador.

De esta forma, Jesús se encuentra bajo investigación judicial y está obligado a no ausentarse de su residencia habitual por un período superior a cinco días, a menos que indique otro lugar donde pueda ser encontrado.

En declaraciones a los periodistas instantes después de su enfrentamiento con la policía, el técnico luso se limitó a restarle importancia a lo ocurrido.

"No pasó nada, los jugadores iban a dar sus camisetas a los hinchas para agradecer su apoyo e intenté pedir a los agentes de seguridad que dejaran a ese joven volver a la grada. Seré siempre el primero en defender a los futbolistas del Benfica y sus aficionados", subrayó Jesús, de 59 años y con más de veinte de experiencia en los banquillos.

Fue el propio entrenador de las "águilas" el que instó a sus jugadores a acercarse al graderío para dar las gracias a la afición después de una sufrida victoria por 0-1 en el siempre difícil campo del Vitória de Guimaraes.

Los tropiezos de Oporto y Sporting de Lisboa este fin de semana han apretado la cabeza de la Liga en Portugal, con los cuatro "grandes" en apenas cuatro puntos.

Según José Manuel Meirim, especializado en derecho deportivo, "si se demuestra que el entrenador del Benfica agredió a un agente de seguridad, la pena es de tres meses a tres años de suspensión. Si se entiende sólo como intento de asalto, la condena se reduce a un tercio, es decir, un mes y un año de suspensión ", explica José Manuel Meirim.

Estadísticas AS.com