Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Athletic

El Manchester United deja tirado a Ander Herrera tras darle el OK

A primera hora de la tarde comunicaron al jugador que iban a pagar su cláusula y mandaron tres representantes a la Liga. Finalmente ficharon a Fellaini por 32,4 millones de euros.

El Manchester United deja tirado a Ander Herrera tras darle el OK Ampliar
Los emisarios del club inglés se fueron de la LFP sin abonar la cláusula.

La informalidad del Manchester United dejó ayer a Ander Herrera en una situación complicada en el Athletic. Tras comprometerse a primera hora de la tarde con el futbolista, que llegó a rebajar sus pretensiones iniciales con el club inglés para hacer frente a su cláusula de rescisión de 36 millones, el bilbaíno supo pasadas las diez de la noche que la operación no se concretaría. En definitiva, que el United le dejaba tirado y con la sensación de que había sido un juguete para llevar a cabo otro fichaje. Acabó contratando a Fellaini.

Herrera se acostó la noche del domingo sabiendo que la operación era casi imposible. Y eso que el United había llamado de nuevo a la puerta de Ibaigane con una contraoferta, de 30 millones más seis en objetivos. Pero Josu Urrutia siguió firme: la cláusula o nada.

Sin embargo, el United dio el OK a Herrera a primera hora de la tarde, acordando un contrato de cinco años a una ficha de algo más de tres millones. Le dijo que estuviese preparado para pasar un reconocimiento médico en Bilbao e, incluso, envió a tres representantes a la LFP para abonar el cheque. Sin embargo, salieron sin poner el dinero por un supuesto error burocrático, ya que era el jugador, con un poder, quien debía hacerlo. El United no volvió a dar señales de vida. Un episodio alucinante.

Había elegido hasta dorsal, el 21 de Henríquez

El Athletic estuvo a punto de encontrarse con la misma moneda dos años seguidos. Javi Martínez fichó en agosto de 2012 por el Bayern, también casi sobre la campana por la cláusula, y el Manchester parecía repetir la jugada. Pero el club no perdió la calma porque no le constaba la entrega del cheque y manejaba un plazo de un mes más para fichar. Según constata una circular de 2005, tenía ese plazo extra para realizar incorporaciones. Eso sí, su margen de maniobra se ceñía al ámbito nacional, no valía para jugadores de otras competiciones, tal y como confirmó ayer a AS un directivo de la Liga de Fútbol Profesional. Por lo tanto, Azpilicueta, uno de los que estaba en la órbita rojiblanca, debía ser fichado ayer. Herrera había elegido hasta dorsal, el 21, el mismo que utiliza en el Athletic. Lo ha dejado vacante un futbolista que está en su club de cuna, el Zaragoza, el joven delantero Henríquez. Ander dará hoy explicaciones del asunto en Lezama.

Estadísticas AS.com