Estás leyendo

Asier Illarramendi se entrenó ayer en Zubieta y fue ovacionado

REAL MADRID

Asier Illarramendi se entrenó ayer en Zubieta y fue ovacionado

Asier Illarramendi se entrenó ayer en Zubieta y fue ovacionado

Paulino Oribe

DIario AS

El mediocentro de la Real Sociedad fue recibido con gritos y pancartas pidiéndole que se quede en el equipo. Madrid y Real siguen negociando, pero ayer no avanzaron en exceso.

El caso Illarra sigue sin cerrarse y ayer vivió el capítulo que el jugador no deseaba desde que llegó a un acuerdo con el Madrid: tener que incorporarse a la pretemporada de la Real Sociedad.

El de Mutriku regresó ayer a Zubieta tras terminar sus vacaciones y se entrenó, a la espera de que los clubes lleguen a un acuerdo. Las negociaciones no avanzaron en exceso. Madrid y Real siguen hablando, pero ahora ya por encima de las cantidades que marcaría la cláusula. El club donostiarra sigue inflexible. Las fuentes consultadas por AS hablan de que ambas entidades están condenadas a entenderse, que eso no parece que vaya a tardar mucho y que la operación se cerraría entre 35 y 40 millones.

Ayer Illarra no quiso utilizar su ausencia como un arma negociadora. De hecho, madrugó más de lo habitual (llegó a las instalaciones a las 9:20h.) y ya había aficionados esperándole. El mutrikuarra recibió desde el principio el calor de la gente. En el párking coincidió en la distancia con Xabi Alonso, que sigue acudiendo a Zubieta para acelerar su recuperación. Aunque después no se vieron.

A las 10:30h., apareció Illarra por el túnel de vestuarios. El millar de aficionados presentes en Zubieta (normalmente no llegan al centenar) rugió con una ovación al verle: "Illarra, quédate, no te vayas". Apenas estuvo 45 minutos sobre el césped, pero le dio tiempo a ver la pancarta que lanzaba un recadito con mucha sorna a Florentino Pérez: "Flo, tonterías las justas".

A las 11:15h., dejó el césped y se dirigió al túnel de vestuarios. Una nube de niños se acercó a él, le pidieron autógrafos y, mientras firmaba, le rogaban: "Illarra, ésta es tu casa, nosotros, tu afición, no nos merecemos esto, no te mereces esto". Cuando empezaron a cantar "Illarra, quédate", el mediocentro se derrumbó y tuvo que meterse algo afectado al vestuario.

Plan. Illarramendi pasó todo el día en Zubieta en la habitual jornada de convivencia de las dobles sesiones. Allí estuvo con sus compañeros, que bromearon con él con el jaleo de los últimos días y tuvo tiempo de hablar con el director deportivo, Loren, con el que también conversó del caso. Illarra volverá a entrenarse hoy a las 11:00h. y seguirá haciéndolo mientras la Real y el Madrid no lleguen a un acuerdo...

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar