Estás leyendo

La fiscalía acusa a Messi de defraudar 4 millones de euros

BARCELONA

La fiscalía acusa a Messi de defraudar 4 millones de euros

La fiscalía acusa a Messi de defraudar 4 millones de euros

A última hora de la mañana de ayer se conocía que la fiscal Raquel Amado interponía una querella contra Messi y su padre Jorge. Les acusa de defraudar a Hacienda.

Barcelona

La fiscal Raquel Amado interpuso ayer por la mañana una querella contra Leo Messi y su padre Jorge en el juzgado de instrucción en funciones de guardia de Gavà (Barcelona). Se les acusa de tres delitos contra la hacienda pública y por haber defraudado presuntamente más de cuatro millones de euros en sus declaraciones del IRPF de 2007, 2008 y 2009, según desveló ayer la Agencia Efe.

 "Con la finalidad de burlar la tributación se simuló la cesión de sus derechos de imagen a sociedades puramente instrumentales radicadas en paraísos fiscales (Belice, Uruguay) y se formalizaron contratos de licencia, agencia o prestación de servicios entre aquellas sociedades y otras también instrumentales domiciliadas en jurisdicciones de conveniencia (Reino Unido, Suiza)", relató la Fiscalía.

Para el ministerio público, quedó constatado durante la investigación que "la iniciativa para defraudar partió de Jorge Messi", el padre y representante, ya que fue éste quien en 2005 (cuando el delantero del Barça era aún menor de edad) encargó a un tercero la creación de una primera sociedad instrumental, que luego sería sustituida por otra, para evadir impuestos.

Con ello se buscaba "que los ingresos transitaran desde los países donde radicaban las empresas o entidades pagadoras hasta las sociedades instrumentales domiciliadas en los paraísos fiscales sin someterse prácticamente a tributación y, además, con total opacidad frente a la Hacienda Pública de la titularidad del real destinatario y beneficiario de los ingresos, que no fue otro que Leo Messi". Por otro lado, añade la querella, "se omitieron determinados datos relevantes en otras declaraciones tributarias con la finalidad de impedir que la Administración tuviera conocimiento de la cesión de los derechos a sociedades residentes en el extranjero".

Cantidades. La Fiscalía detalla las cuotas supuestamente defraudadas: 1.059.398,71 euros en 2007, 1.572.183,38 en 2008 y 1.533.092,87 euros en 2009. Total: más de cuatro kilos. La ley contempla una pena de prisión de dos a seis años y una multa del doble al séxtuplo de la cuota defraudada cuando la cuantía de dicha defraudación exceda de 600.000 euros, como sería el caso.

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar