Selección

Selección

campo fútbol
jugadores

Partidos de adaptación

El calor y la alta humedad preocupan mucho a la Selección

En Brasil, durante la disputa de la próxima Copa Confederaciones, se prevee que haya una humedad del 90% y la temperatura no bajará de los 25 grados.

Joaquín Maroto

Nueva York

El calor y la alta humedad preocupan mucho a la Selección Ampliar
Monreal, Javi Martínez, Torres, Cazorla y Mata se refrescan en un parón del partido contra Haití. | Juan Flor

España corrió poco y sudó mucho en el amistoso ante Haiti en Miami. Dio la impresión de jugar andando, pero a la vez de hacer un esfuerzo. Y eso fue, más o menos lo que pasó. "La humedad y el calor te impiden hacer mucho más. Apenas comienza el partido y ya tienes que beber, porque la deshidratación te amenaza". El que lo explica es Cazorla, que coincide en sus sensaciones con las de otros compañeros. Navas fue más escueto: "No hacía falta empezar a calentar para romper a sudar. Con el paseo desde el vestuario hasta el campo ya ibas empapado".

Pero esto es lo que se va a encontrar La Roja en Brasil, esta misma semana en la Copa Confederaciones y el año que viene en la defensa del título Mundial. "Me preocupa que todos los jugadores tuvieras idéntica sensación: todos se cansaron más de lo esperado, y todos acusaron el calor y, sobre todo, la humedad, más de lo previsto. Pero las condiciones son las que son y tenemos que adaptarnos", explicó el preparador físico de la Selección, Javier Miñano.

Los médicos de la Selección, los doctores Cota y Celada, tienen preparado un plan de hidratación para los jugadores, que tanto en los entrenamientos como en los partidos están obligados a beber litros de agua y la FIFA permitirá en el campeonato que los jugadores se acerquen a la banda a beber cuando se pare el juego.

Porque jugar en las condiciones que esperan en Brasil (una temperatura que no bajará de los 25 grados y una humedad que rondará el 90 por ciento) supone pérdida de líquidos galopante, y posibilidad de caer en la deshidratación. "Correr con tanta humedad es como hacerlo con una mochila llena de piedras a la espalda", dicen los doctores. Por eso para ganar partidos en Brasil es tan importante jugar bien como adaptarse a las condiciones climáticas del país. Cuando dicen que los brasileños ganan caminando puede no ser sólo una frase hecha, sino algo lleno de sentido.

La expedición española, por otra parte, se desplazó ayer desde Miami rumbo a Nueva York, donde continuará con la fase de preparación de la Copa Confederaciones y disputará un amistoso el miércoles (02:00 h. en España) ante Irlanda.

Durante su estancia, en Nueva York La Roja se alojará en el hotel Ritz Carlton situado junto al popular Central Park y realizará sus entrenamientos en el Yankee Stadium, donde disputará además el citado amistoso ante Irlanda.

España dejará Manhattan el jueves para viajar a Recife (Brasil), donde el domingo (24:00 h.) se enfrentará a Uruguay en el Arena Pernambuco de esta ciudad, en su primer partido de la Copa Confederaciones, que se inaugurará la jornada anterior.

Estadísticas AS.com