Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Carlos Vela

"Vi por la tele el gol de Zidane en Glasgow y soñé con estar ahí"

Carlos Vela (Cancún 1989) ha encontrado su sitio en la Real. Tras pasar por Arsenal, Salamanca, Osasuna y West Bromwich quiere volver a disfrutar de la Champions.

Mónica Marchante

¿Está disfrutando como nunca en su carrera?

Sí. En el Arsenal también gané, jugué la Champions. Pero aquí la gente espera mucho de mí y eso hace que mi rol sea importante, con peso en el equipo. Pasar de pelear por no bajar cuando llegué, a hacerlo por la Champions, ha sido un proceso bonito del que me siento partícipe y por eso me hace más ilusión que jugar la Champions con un equipo que la juega cada año.

¿Ve el objetivo en el zurrón?

No. Hemos hecho lo más difícil, que es ganarle a los rivales directos, pero si te relajas lo puedes echar a perder.

Aún queda por pasar el Real Madrid por Anoeta...

Lo tengo marcado en el calendario. Es el equipo que más me gusta del mundo, les sigo desde niño. Nunca he podido ganarles, quiero hacerlo. Es el único que nos falta de los grandes. En la ida lo tuvimos, pero al final con diez nos pasaron por encima.

Veo que no tiene problemas en decir que es del Madrid. ¿Hugo Sánchez tuvo algo que ver?

Como mexicano es una referencia, el máximo ídolo. También jugó allí Ronaldo, otra de mis referencias. En la época de los galácticos muchos niños nos hicimos del Madrid por ellos.

¿Y qué recuerda del Real Madrid en su niñez?

Que llegábamos del cole a casa para ver los partidos de Champions. Recuerdo ver el gol de Zidane en Glasgow y pensar que algún día me gustaría poder estar ahí. Es otro nivel lo de ese equipo y se queda como un sueño. Aquí estamos, jugando contra ellos, y es mucho decir.

¿Es más de Cristiano o de Messi?

Messi es el mejor del mundo pero yo me quedo con Cristiano. Por su manera de jugar, que es más espectacular, más completa. Siempre me ha gustado mucho su forma de ser y de jugar. Que Messi es el mejor no se pone en duda, ahí están sus premios, pero a mí me gusta más el estilo de Cristiano.

Contra el Valencia hicieron ustedes goles a la contra al más puro estilo Real Madrid...

Sí, tenemos gente buena para las contras. El equipo sabe tener el balón y también jugar a la contra. Tenemos mucha confianza.

En la final del otro día no les pudo la responsabilidad

No, puede más la ilusión y las ganas de triunfar que cualquier otra cosa. Esto no estaba entre los objetivos y ahora cada día que pasa lo disfrutamos más. Cuando peleas por abajo es cuando sí te puede la presión. Nosotros, en el peor de los casos, jugaríamos Europa League.

Mire que si sus antepasados los mayas hubieran acertado y le hubieran dejado a usted sin vivir esto ¡qué faena!

Ja ja, ja me vieron tan cerca de jugarla que tuvieron compasión del "compatriota" y dejaron seguir Yo disfruto cada día como si fuera el último por si acaso

¿Qué encontró en Donosti que no tuviera en otros lugares?

La tranquilidad, poder hacer mi vida normal. Me encanta jugar al fútbol, pero no me gusta que no puedas salir a tomar algo con tus amigos sin que la gente esté ahí. Aquí la gente es muy respetuosa y entiende que necesitamos tener una vida normal. Esa armonía que tengo me hace disfrutar más en el campo.

Pero en Londres también lo tendría

Sí, pero si no te adaptas a la ciudad lo puedes llegar a pasar muy mal. Yo estaba muy contento en el Arsenal pero en mi vida personal nunca llegué a cuajar ahí, no encajé. Se me hacían muy duros los días. Por eso decidí venir a España, lo más parecido a mi país.

Pero hay una cláusula por la que el Arsenal le puede repescar

Ojalá en verano la Real pueda suprimirla. No quiero volver a un lugar donde no tengo buenos recuerdos. No por el club, sino por la ciudad, quede claro. En el club siempre me trataron muy bien.

Allí jugó con Cesc

Sí, y seguimos en contacto. Siempre me ayudó en Londres. Por él es por lo único que me alegro cuando gana el Barça. Es un jugadorazo al que no se puede poner en duda.

A usted el éxito le llegó muy joven, cuando ganó el Mundial Sub-17. ¿Fue contraproducente?

Hubo un momento que te llega todo tan rápido que no sabes cómo actuar. Sales de ganar y de que todos te quieran a que cuando te empieza a ir mal todos te critican. Ahí ves cómo es este mundo, hay que aprender a distinguir la gente que te quiere de verdad de la que está contigo por lo que eres o por lo que ganas. En las malas hay pocos que estén ahí. Sólo el tiempo te da esa madurez. Tengo 24 años, pero llevo tantos jugando que hasta se ríen de mí

¿Lo peor dónde fue?

En el Arsenal. No jugaba apenas, luego iba con la selección y como no tenías ritmo de partidos me culpaban de todo. Creían que por jugar en el Arsenal tenía que marcar tres goles en cada partido. También tuve mis momentos buenos, claro, jugar la Champions gracias al Arsenal y meter muchos goles y bonitos en la Premier.

¿Quién le tiene encandilado en la Real?

Al llegar conocía a Claudio y a Xabi Prieto, los más conocidos. Pero encontrarme con Griezmann, Illarramendi y ver la progresión que están teniendo te ilusiona. Si ninguno sale, podemos mantener el bloque y fichar algún jugador cada año

¿Teme que les pase lo que en Bilbao el verano pasado?

Siempre hay ese miedo de que vengan los grandes, más sabiendo la juventud que hay aquí. Pero yo creo que ninguno se va a querer ir, y más metiéndonos en Champions. Todos los que están aquí no cambiarían el sueño de jugar esa competición con el equipo de su vida.

Si alguien pudo salir de aquí ese fue Xabi Prieto que no lo hizo ni en las malas

Eso habla del compromiso y del cariño que le tiene al club. Hay que pasar momentos malos para disfrutar más de los buenos. Se valoran y se disfrutan de otra manera.

Si a usted le dijeran que se llevase a uno solo de la Real, ¿a quién ficharía?

A Antoine (Griezmann) Es muy bueno, tiene 22 años, y aún le falta mucho por mejorar. Si sigue con la progresión que lleva será de talla mundial. Y además es mi amigo (risas). Ahí estamos ayudándole para que no haga locuras

¿Es su mejor amigo aquí?

Tengo varios. Elustondo, desde que llegué, me acogió de una manera que no olvidaré. La gente aquí no se abre tanto de entrada con los de fuera, él es de Beasain, tiene sus amigos, su vida hecha y sí lo hizo. También nos juntamos con De la Bella o con Carlos Martínez. Tenemos un buen grupo.

Esta es una tierra de deportistas. ¿Se ha integrado tanto en Euskadi como para asistir a deportes de la tierra?

He ido a ver pelota o cesta punta. Es divertido. Alguna vez incluso lo intenté, ya tiré alguna después de 1.000 intentos ¡es más difícil de lo que parece!

Le gusta más el basket, la NBA, Miami Heat

Sí, soy de Lebrón, por encima de todo. Ahora está en Miami y soy de Miami. En verano fui a ver las finales. Cada verano lo hago. Es el único deporte del que puedo ver un partido. Con los demás me puedo quedar dormido. El fútbol por la tele es el que más me aburre. Me duermo en el minuto cinco, y más si el partido es malo.

Vamos, que usted es un trabajador del fútbol pero cuando se acaba su partido, nada más.

Disfruto mucho jugando al fútbol pero hasta ahí. No veo programas, no sabría decirle ni cinco resultados de la última jornada. Sé que ganamos nosotros y el Real Madrid. Punto. De basket en cambio le diría más.

Que le hubiera gustado más que hubiese venido Antoni Daimiel a entrevistarle

Le manda saludos, ¡le veo!

¿Jugó al baloncesto?

Sí, a la vez que al fútbol. No se me daba mal, jugaba de base claro, pero

¿La estatura decidió por usted?

Con 13 años, antes de fichar por Chivas, compaginaba ambos deportes, jugaba en el mismo día un partido de fútbol y otro de basket, pero llegó un momento que me coincidían, y se me daba un poco mejor el fútbol... Además mis hermanos jugaban al fútbol y yo quería ser como ellos.

Lo de Montanier es curioso

Le odiaban y ahora le aman. Lo malo del fútbol es que hay poca paciencia. El concepto era el mismo, seguimos jugando los mismos que el año pasado, pero ahora tenemos más confianza. La gente eso no lo ve.

Cuesta creer que un mexicano renuncie a jugar con su selección. ¿Me lo explica?

Estoy esperando el momento adecuado para hacerlo. Quiero y defiendo a México a muerte. Tomé la decisión en un momento que creí que era lo mejor para mi futuro, pero no estoy cerrado.

No es irreversible

No va a ser para siempre. Cuando me vea preparado y si ellos creen que debo estar, lo hablaremos. No me arrepiento, fue lo mejor para mí y estoy tranquilo. Pido respeto, no que me entiendan ni que me apoyen. México no va a tener problema para estar en el Mundial.

¿Y lo verá por la tele?

Si toca eso estaré como un fan más. Pero tengo algo muy claro: nunca digas nunca. El seleccionador mexicano estuvo aquí, estuvimos comiendo juntos y no tengo ningún problema con él.

Estadísticas AS.com