Internacional

Internacional

campo fútbol
jugadores

El nuevo rico del fútbol europeo

El magnate del Mónaco quiere reventar el mercado con Falcao

Dmitry Rybolovlev compite con Abramovich y quiere al colombiano como fichaje estrella. Mourinho era su gran apuesta para el banquillo, pero el portugués le ha dicho no.

Dimitry Rybolovlev. Apunten este nombre. En unos meses será tan popular entre los aficionados al fútbol como lo es su compatriota Roman Abramovich. Rybolovlev compró el 66 por ciento del Mónaco en diciembre de 2011 tras negociar con el Príncipe Alberto. Dieciséis meses después de su inversión, el Mónaco está cerca de sellar su ascenso a la primera división francesa y en cuanto suba, su megamillonario dueño va echar el resto para que su equipo tenga opciones de ganar la Liga de Campeones en tres años.

El primer objetivo de Rybolovlev es Radamel Falcao. El delantero del Atlético de Madrid es muy cotizado en la Premier League, pero ningún equipo termina de animarse a poner los 55 millones de euros que pide el Atlético. El dueño del Mónaco está dispuesto a pagar ese dinero y una ficha al colombiano que multiplicaría por cuatro lo que gana en el Atlético.

Falcao aún no ha dado el sí. El que ha dicho no ya a la chequera de Rybolovlev es Mourinho, según publicó el pasado martes ElConfidencial.com. Mou era la gran apuesta para el banquillo del Mónaco. El millonario ruso le ponía un cheque en blanco, además de darle plenos poderes y todo el dinero para fichar a quien quisiera, pero el entrenador portugués, que también tiene otra gran oferta del PSG e interesa al Chelsea, de momento no quiere ir al Mónaco y quedarse un año sin dirigir en Champions hasta que lo clasifique para la siguiente campaña.

Como su compatriota Abramovich, con quien quiere competir para tener un mejor equipo en Europa, Rybolovlev amasó su inmensa fortuna con la apertura de Rusia al capitalismo en la etapa de Boris Yelstin. Según Forbes, su fortuna es de 9,1 billones de dólares (la de Abramovich 10,2 billones) y la pondrá al servicio del Mónaco para conseguir su objetivo de competir en Champions.

Primero fue Roman Abramovich cuando en 2003 adquirió el Chelsea y empezó a comprar jugadores encareciendo el mercado futbolístico. En 2008 fue un jeque de Abu Dhabi (Mansour Bin Zayed Al Nahyan) quien llegó al Manchester City y el equipo inglés empezó a fichar a golpe de talonario (¡pagó al Real Madrid al contado 42 millones de euros por Robinho!). Y en 2011, otro jeque qatarí apareció en París para que el PSG aspire a ganar la Champions (pagó 40 millones de euros por Pastore y 66 por Ibrahimovic y Thiago Silva).

A finales de 2011, Rybolovlev compró el Mónaco para emular a su compatriota Abramovich y a los jeques del City y el PSG. Y prometió una inversión de 100 millones de euros que empezará a hacer la próxima temporada, con el Mónaco en Primera. Falcao es su gran objetivo, pero al colombiano hay que sumar todas las figuras europeas que se le pongan a tiro. Para seguir los pasos de Abramovich, el multimillonario ruso dueño del Mónaco puede ponerse en manos de Jorge Mendes, considerado uno de los mejores agentes del mundo, y encargarle más operaciones que la de Falcao, a quien precisamente representa Mendes.

Rusia 2018. Por más Fair Play financiero que imponga la UEFA, se antoja complicado que FIFA permita que corten las alas a los millonarios inversores de Rusia (Chelsea y Mónaco) y de Emiratos Arabes Unidos y Qatar (Manchester City y Paris Saint Germain) porque los dos próximos mundiales se celebran curiosamente en Rusia en 2018 y en Qatar en 2022. Como escribió Quevedo: Poderoso caballero es Don Dinero.

Estadísticas AS.com